Un 40,3% de la población española no estaría dispuesta a vacunarse inmediatamente cuando se tenga la vacuna del COVID-19, según el CIS

Un 40,3% de la población española no está dispuesta a vacunarse inmediatamente cuando se tenga la vacuna, frente a ellos hasta un 47,5% (dependiendo del origen de la vacuna o de la información disponible) que sí lo estaría. Esas son las conclusiones del avance de resultados del barómetro de septiembre de 2020 que el Centro de Investigaciones Sociológicas acaba de publicar. En Estados Unidos, según las últimas encuestas disponibles, el número de ciudadanos que no querrían vacunarse rondaba el 35%.

Tras meses de promesas injustificadas y dudas sobre el proceso de desarrollo de la vacuna, las cifras parecen peores que las de otros países de nuestro entorno. El problema de fondo es que, incluso con los cálculos más optimistas, se necesitaría que un 50% de la población estuviera inmunizada para conseguir la inmunidad de grupo.


La vacuna, la «solución» y la pandemia

Con estas cifras de aceptación y teniendo en mente los problemas endémicos de nuestro sistema de salud para vacunar eficazmente a todos los colectivos de riesgo de otras enfermedades como la gripe, esa imagen de la vacuna como elemento «salvífico» para volver a la normalidad es difícil de mantener. Aunque, sobre el papel, se podría alcanzar (más aún si sumamos los inmunizados por contagio a los vacunados), lo cierto es que las dudas sobre que esto pueda materializarse realmente.

Sobre todo, porque es importante tener en cuenta que el Barómetro se realizó entre el 1 y el 7 de septiembre. Un día después la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca copaban todos los titulares por su decisión de suspender provisionalmente los ensayos clínicos de su vacuna, una de las más prometedoras del mundo, por una «enfermedad potencialmente inexplicable». Finalmente, los ensayos se retomaron seis días después, pero está por evaluar el impacto que esta noticia sobre los posibles efectos secundarios en la aceptación de la vacuna por parte de la sociedad civil. Con otros fármacos, la evidencia disponible nos dice que el impacto puede ser significativo.

Imagen | Hospital Clínic


La noticia

Un 40,3% de la población española no estaría dispuesta a vacunarse inmediatamente cuando se tenga la vacuna del COVID-19, según el CIS

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Jiménez

.