‘Truth Seekers’: Nick Frost y Simon Pegg cazan fantasmas en una inquietante y divertida serie para Amazon

Siendo sincero, no daba un euro por una nueva colaboración de los dos grandes colaboradores históricos de Edgar Wright alejados del talento visual del director de la trilogía Cornetto. Por fortuna, ‘Truth Seekers‘, la serie que llega ahora a Amazon Prime, es una divertida y escalofriante comedia de terror con un inteligente y novedoso uso de lo espectral.

Ghostwatchers

A medio camino entre ‘Cazafantasmas‘ y la mítica y ‘Ghostwatch’, la serie creada por las dos estrellas junto a James Serafinowicz y Nat Saunders cuenta en apenas cuatro horas (8 episodios de entre 25 y 30 minutos) la historia de Gus Roberts, empleado de una compañía de internet e investigador paranormal a tiempo parcial. Tras una serie de escalofriantes acontecimientos, montará un pequeño equipo para intentar aclarar una situación que podría llevar a la destrucción de toda la raza humana.

Dirigida por Jim Field Smith, veterano de la tele británica y responsable de la notable producción internacional de Netflix, ‘Criminal‘, ‘Truth Seekers’ realiza un ejercicio de equilibrio perfecto entre los géneros más mutables de la narrativa audiovisual: la comedia y el terror. De hecho, es difícil saber si estamos ante una historia de terror divertida o si esto es una comedia aterradora. Y eso es muy difícil de lograr, aunque pueda inclinarme más hacia el lado cómico.

‘Truth Seekers’ es una fuente inagotable de sorpresas. Para empezar, el tratamiento de las entidades paranormales que se asoman por la historia es realmente original. Como no voy a hacer spoilers (nunca lo hago) os tocará comprobar por vuestra cuenta el origen de los mismos, pero podríamos decir que han dado un paso que solo se le ocurriría a una serie animada. La valentía de su propuesta, conjugando la tecnología punta, el clasicismo y el ocultismo dan como resultado una de las propuestas más frescas y sorprendentes de la temporada.

Miedo y risas

Otro detalle con el que la serie juega con gracia es el de vivir en el terreno del serial del «monstruo de la semana», algo que puede ser peligroso si no se maneja con firmeza y decisión, como ha sucedido recientemente con ‘Territorio Lovecraft‘, otro proyecto catódico que al igual que puede suceder con estos ‘Truth Seekers’ no ha venido a ponérselo fácil a nadie. En este caso el monstruo pasa a ser un fantasma como pocas veces hemos visto últimamente.

truth seekers ghost

La capacidad imaginativa de sus creadores hace que todo en ‘Truth Seekers’ resulte novedoso y gratificante. Los orígenes de los entes, el juego que dan sus personajes (empezando por el nombre de Elton John) y la enorme presencia del gran Malcolm McDowell, una leyenda viva que disfruta de cada segundo en pantalla hasta convertirse en el robaescenas oficial de la serie.

Frost lleva el peso de la trama con un personaje hecho a medida mientras Pegg, tal y como se intuía en el tráiler, hace acto de presencia breve en los episodios para aportar la clásica aparición ridícula que tanto disfruta de vez en cuando. Como digo más arriba, a pesar de que la serie puede inclinarse más hacia lo cómico (la convención de cómics), ‘Truth Seekers’ es una apuesta perfecta para confinarnos un ratito en el sofá durante la noche de Halloween. Su equilibrio entre géneros a base de flema británica es tan efectivo que nunca sabes qué aguardará detrás de la siguiente puerta.


La noticia

‘Truth Seekers’: Nick Frost y Simon Pegg cazan fantasmas en una inquietante y divertida serie para Amazon

fue publicada originalmente en

Espinof

por
Kiko Vega

.