‘The Flight Attendant’: la nueva serie de Kaley Cuoco en HBO es un desmelenado relato de suspense al que le cuesta coger altura

Basada en al novela homónima de Chris Bohjalian, HBO España estrena hoy los tres primeros episodios (de ocho) de ‘The Flight Attendant’ un drama criminal teñido de humor negro que viene con el sello Max Original y el atractivo de ser la nueva serie de la coprotagonista de ‘The Big Bang Theory‘, Kaley Cuoco.

Tras flashes de desenfreno, conocemos a Cassie (Cuoco) despertándose en un vagón del metro. Vestida de fiesta y con el tiempo justo para llegar a casa, cambiarse rápidamente y emprender la ristra de vuelos en la compañía aérea en la que trabaja. Lo que no sospecha es que las cosas se van a torcer mucho en uno de los destinos cuando se encuentra a su ligue asesinado en la cama del hotel tras una loca noche.

Lejos de contactar con las autoridades y por temor a su detención, decide huir de la escena del crimen y seguir como si nada. De no ser porque el fantasma del muerto le persigue, lo que causa que la fiestera Cassie decida ponerse con su investigación paralela.

Asesinato y enredo

Steve Yockey, a quien hemos tenido hasta hace nada en ‘Sobrenatural‘, es el encargado de adaptar esta novela de enredo internacional cuyo reparto se completa con Michiel Huisman, Rosie Perez, Zosia Mamet, Michelle Gomez, T.R. Knight, Colin Woodell, Merle Dandridge, Griffin Matthews y Nolan Gerard Funk. En la dirección de los dos primeros episodios tenemos a Susanne Fogel que solo este año ha dirigido ‘Utopia‘ y la próxima ‘The Wilds‘.

Es precisamente la dirección de Fogel lo que menos funciona de este comienzo de ‘The Flight Attendant’. Una realización poco ambiciosa, muy de televisión convencional, con el agregado del uso de montajes de pantalla dividida que no parece adecuarse a una necesidad narrativa real.

Por otro lado, al guion le falta un poco de lubricante. El comienzo es, por lo general, torpe y uno no sabe exactamente qué tipo de serie está viendo. Tampoco ayuda que el personaje principal no caiga demasiado bien ni al espectador ni a la mayoría de compañeros de aerolínea. 

Cuoco tiene ante sí un personaje difícil y creo que a ella también le cuesta cogerle el punto al viaje psicológico que sufre. Esa transformación de ser «esa amiga para pasárselo bien» a otra cosa de golpe y porrazo. Un trauma que puede con la protagonista.

Una serie desajustada

Flight Attendant

Sí que es verdad que según avanza la serie parece que los elementos se engranan mejor y lo que a simplemente parece una aparatosa ficción se desvela como una dramedia noir bastante desmelenada y atontada en el buen sentido. Es incluso hitchcockniano por cómo entiende el suspense y sus mecanismos.

Sin embargo ‘The Flight Attendant’ sale perjudicada por culpa de una multitud grande de pequeños, y no tan pequeños, desajustes por aquí y por ahí. Es un poco la diferencia entre que la habitación esté recogida y que esté realmente ordenada. La serie parece recogida, es ligera y entretenida, pero a poco que te acerques no logra pasar un examen de limpieza.


La noticia

‘The Flight Attendant’: la nueva serie de Kaley Cuoco en HBO es un desmelenado relato de suspense al que le cuesta coger altura

fue publicada originalmente en

Espinof

por
Albertini

.