Texto informativo: Definición, características y ejemplos

Un texto informativo es una pieza escrita en la cual se transmite información de manera objetiva.

Cada día necesitamos más información, bien sea para adquirir mayor cultura sobre un tema en general, informarnos sobre las noticias o conocer algunos datos, entre otros, y ésta, precisamente, es la finalidad de los textos informativos.

El texto informativo nos permite conocer una parcela de la realidad, así como también nos proporciona conocimientos.

Un texto informativo lo podemos reconocer frente a otros, ya que la investigación se ofrece al lector, libre de argumentos, elementos subjetivos u opiniones, puesto que se pretende dar a conocer la información de forma puntual y lo más próxima a la realidad.

Así, podemos ver que estamos rodeados de textos informativos en la cotidianidad, solo vale conocer sus características y algunos ejemplos para comenzar a distinguirlos.

Características de los textos informativos

El texto informativo cuenta entre sus características las siguientes:

  1. Trasmiten información: especialmente datos, descripciones o hechos.
  2. Evita las argumentaciones: o cualquier discurso con el que se intente persuadir o convencer a los lectores sobre algún asunto, ya que el objetivo principal es simplemente informar y no cambiar la posición del receptor del mensaje.
  3. El lenguaje es técnico: y no coloquial, dado que los fines del texto informativo son divulgativos, por lo que se pretende transmitir formalidad y que el lector conozca sobre la temática de forma clara.
  4. Uso del lenguaje ordenado: es decir, de ideas bien conectadas y coherentes, porque este tipo de texto se enfoca en el hecho de que el receptor pueda comprender el mensaje.
  5. Exposición clara de ideas: también con el fin de que el lector capte el contenido claramente.

Además de estas características del texto informativo, también vale acotar que existen varios tipos.

Tipos de texto informativo

Entre los diversos tipos de textos informativos se encuentran los siguientes:

1. Texto divulgativo

El lenguaje que se emplea en este tipo de texto informativo está pensado para el público en general, es decir, que todos puedan comprender el mensaje, incluso si no cuenta con estudios especializados. Algunos de estos pueden ser los reportes de los diarios, descripciones de películas, sinopsis, entre otros.

2. Textos especializados

Este texto informativo no va orientado al público general, debido a que su lenguaje presenta mayor complejidad, pues, va dirigido específicamente a un lector que ya posee ciertos conocimientos previos sobre un área. Por lo tanto, el lenguaje es técnico. Un ejemplo pueden ser las tesis de grado o los artículos científicos, entre otros.

3. Reportaje de los diarios

En estos textos se da a conocer una información de la forma más veraz posible, con objetividad y claridad.  El objetivo es que el contenido llegue también a un gran número de personas y sea comprendido fácilmente.

4. Las instrucciones de uso

Estas suelen venir con algunos productos y nos indican los pasos que debemos seguir para el funcionamiento del mismo.

5. Las notas biográficas

Ofrecen información objetiva sobre la vida de algunos personajes, bien sea del pasado, o actuales, pero, siempre con la mayor objetividad posible, es decir, la redacción se encuentra libre de prejuicios, pues, solo se enfoca en dar a conocer los eventos biográficos de manera puntual, sin emitir opiniones sobre estos.

6. Artículos médicos

Tal como los artículos especializados, este tipo de texto informativo también va dirigido a un público en específico, en este caso, los especialistas en medicina, quienes ya posee nociones previas sobre el área.

Estructura del texto informativo

Los textos informativos suelen contener:

  • Introducción: en la que se proporciona cierta información para que el lector pueda contextualizarse y conocer de qué trata el tema que se desarrollará.
  • Desarrollo: cuerpo del texto informativo en el que se esboza el contenido, de forma clara y concisa, por medio de la unión de ideas.
  • Conclusión: en esta se ofrece al lector un resumen de los puntos más destacables, además de los resultados de la investigación.

Ejemplos de texto informativo

Algunos ejemplos de texto informativo son los siguientes:

  • Reportaje de un diario: “Se ha confirmado que el día lunes se reiniciarán las actividades académicas para el sector universitario”.
  • Instrucciones de uso: “Siga los pasos que se muestran a continuación para colocar la batidora en funcionamiento”.
  • Biografía: “Frida Kahlo nació en México en el año 1907. Dedicó gran parte de su vida a la pintura como expresión artística”.
  • Artículo de enciclopedia: “La Salud es definida por la Organización Mundial de la Salud como un estado completo de bienestar físico, mental y social”.
  • Artículo de medicina: “La función de las plaquetas, conocidas también como trombocitos, son células sanguíneas que…”.

También existen otros ejemplos de texto informativo, pero estos son los más notorios, o los que podemos encontrar con mayor frecuencia.

Otros tipos de textos

Otros tipos de textos, además de los informativos, son los siguientes:

  • Los textos argumentativos: cuyo propósito sí es el de persuadir al lector para hacer que este se incline o tome posición respecto a un asunto. En esta categoría se engloban los textos de publicidad u otros catálogos.
  • Textos narrativos: para relatar o narrar algún tipo de hecho, que puede ser ficticio o inspirado en la realidad. En estos textos aparece un narrador que puede dar cuenta de lo sucedido, en primera, segunda o tercera persona. Tienen como finalidad el entretenimiento. Pueden ser los cuentos, crónicas, chistes, entre otros.
  • Textos expositivos: estos también son textos informativos, solo que algunas veces se les denomina de esta forma.

Cabe recordar que en los textos informativos los sentimientos y emociones del escritor quedan al margen, pues, el fin último de estos textos es el de comunicar o dar a conocer un hecho, por lo que no cabe la posibilidad de persuadir a los lectores, ni convencerles de nada, solo informarles.

A modo de resumen, podemos destacar entre los textos informativos los diccionarios, periódicos, revistas, enciclopedias, reportajes, comunicados institucionales, memorándums, entre otros.

Los seres humanos siempre precisamos de la información sobre los hechos que acontecen a nuestro alrededor; algunas veces no deseamos conocer la posición del redactor, sino solo los eventos en sí, y para esto está el texto informativo.