Sony A8 OLED TV, análisis: la imagen más precisa de Sony convierte a este televisor en firme candidato a mejor OLED para ver cine

Sony A8 OLED TV, análisis: la imagen más precisa de Sony convierte a este televisor en firme candidato a mejor OLED para ver cine

El OLED ha alcanzado un punto de madurez excelente. La tecnología de panel orgánico ha ido mejorando año tras año y hoy en día tenemos televisores sobresalientes. Uno de los mejores ejemplos es este Sony A8 OLED TV, un televisor que recupera gran parte de las características del modelo AG9 Master Series del año pasado y nos las ofrece en un diseño renovado y a un precio mucho más ajustado.

Sony nos tiene acostumbrados a una calidad de imagen referente en su gama alta, pero este 2020 también puede significar un serio paso al frente a la hora de competir en precio con el resto de la gama alta. Este es nuestro análisis del Sony A8 OLED TV, un televisor con muchos argumentos para convertirse en uno de los modelos más fáciles de recomendar para quien busque un OLED premium de última generación.


Sony A8 OLED TV: especificaciones técnicas

La Sony A8 está disponible en 55 y 65 pulgadas. El panel OLED que incorpora este televisor, proveniente como suele ser habitual de LG Display, viene acompañado del procesador de imágenes más sofisticado que tiene Sony: el X1 Ultimate.

Se trata del chip que encontrábamos en su buque insignia Master Series, aunque este modelo pierde ese apellido. No así el alto nivel en calidad de imagen, pues ya os anticipamos que los resultados son tan excepcionales como nos dejó la AG9, considerada como uno de los mejores televisores del año pasado. Estamos sin duda ante un televisor significativamente superior al modelo AG8. Para quienes busquen un OLED más pequeño, Sony ha anunciado la disponibilidad del modelo A9S en 48 pulgadas, a partir de la segunda mitad de año.

Televisor Sony Oled A8

Tenemos un panel OLED de 10 bits y 120 Hz con resolución 4K UHD de 3.840 x 2.160 puntos. En el interior, junto al procesador X1 Ultimate nos encontramos con distintas tecnologías de mejora de imagen, entre las que destacan como novedad Pixel Contrast Booster y X-Motion Clarity, para intentar mejorar el contraste y la fluidez sin penalizar el brillo.

Sony nos ofrece lo mejor de la casa en su OLED A8: el procesador X1 Ultimate, soporte para Dolby Vision y tecnologías de mejora de imagen como Pixel Contrast o el nuevo X-Motion Clarity para OLED. Llega también con Android TV 9 de fábrica y el sistema de sonido Acoustic Surface junto a dos subwoofers.

Como todo televisor de gama alta que se precie, tenemos compatibilidad con los formatos HDR más populares como HDR10, HLG y Dolby Vision, pese a que como es habitual en la compañía, no tenemos soporte para HDR10+.

A nivel de conexiones tenemos cuatro puertos HDMI 2.0, siendo uno de ellos eARC. Para el software, Sony sigue incorporando el sistema operativo de Google, que en esta ocasión está actualizado a la versión Android TV 9 Pie, compatible con Google Assistant, Chromecast, AirPlay 2 y HomeKit.

Para el sonido la Sony OLED A8 viene con el sistema Acoustic Surface Audio que produce el sonido a través de vibraciones en la pantalla y una configuración trasera con dos accionadores y doble subwoofer.

Sony KD-55A8

CARACTERÍSTICAS

Panel

OLED 4K UHD de 10 bits y 120 Hz con relación de aspecto 16:9

Tamaño

55 pulgadas

Resolución

3.840 x 2.160 puntos

HDR

Dolby Vision, HDR10 y HLG

Procesador de imagen

X1 Ultimate

Mejora de imagen

4K X-Reality PRO, Dual database processing y Object-based Super Resolution

TRILUMINOS, Super Bit Mapping HDR y tecnología Live Colour
Pixel Contrast Booster
X-Motion Clarity

Procesador interno

MediaTek

Almacenamiento interno

16 GB

SINTONIZADORES

2 (digitales)/1 (analógico)

Conectividad

802.11a/b/g/n/ac, Bluetooth 4.2, HOGP, SPP, A2DP, 2/AVRCP, Chromecast integrado, Apple AirPlay, Homekit

Puertos

4 x HDMI 2.0, HDCP2.3, eARC, 1 x vídeo compuesto, 1 x Ethernet, 1 x RF, 2 x IF, 1 x salida audio digital óptica, 1 x minijack para auriculares y 3 x USB

Sonido

Tecnología Acoustic Surface Audio. S-Force Front Surround
Entrega de potencia: 10 W + 10 W + 5 W + 5 W

Dolby Atmos, Dolby Audio y DTS Digital Surround

Sistema operativo

Android TV 9.0

Dimensiones y peso

122,7 x 73,3 x 32,6 cm (con soporte)

18,6 kg

Precio

2.199 euros (55″)
3.199 euros (65″)

TV OLED 139,7 cm (55") Sony KD-55A8 Android TV 4K HDR X1 Ultimate, Triluminos Display con Acoustic Surface Audio

TV OLED 139,7 cm (55″) Sony KD-55A8 Android TV 4K HDR X1 Ultimate, Triluminos Display con Acoustic Surface Audio

Un diseño cuidado, robusto y sin distracciones

Sony A8 Review

Sony apuesta por un diseño sobrio, con bordes muy finos y un sistema de doble soporte que al contrario que en otros modelos, están colocados en los laterales y no en el centro. Los materiales elegidos por la compañía están a la altura de lo que esperamos para un modelo OLED de alta gama como esta Sony A8. Tenemos un marco metálico muy estrecho e impecablemente terminado junto a una trasera de policarbonato bastante sencilla. No se trata de un diseño pretencioso ni vanguardista, sino que se opta por materiales de calidad y un aspecto que probablemente encaje en la mayoría de salones.

Desde delante el aspecto de la Sony A8 se centra totalmente en la imagen. Aquí la marca sigue sin filosofía de «diseño sin distracciones» y creemos que esa sensación se mantiene. Únicamente tenemos un pequeño borde inferior con el logo de Sony en la esquina inferior izquierda.

Sony ha modificado el diseño de su OLED para apostar por un sistema de dos soportes en los laterales, con un acabado muy perfilado y dos posiciones para colocar el televisor a diferente altura.
Sony Logo A8

El soporte es de aluminio y pese a su delgadez da suficiente seguridad y estabilidad. Se trata de una curiosa solución, pues por un lado no tiene tornillos sino que encaja directamente en hueco interior del televisor. Por otro lado, el soporte admite dos posiciones. Una de ellas más elevada para poder encajar si queremos una barra de sonido delante. No hemos tenido ningún tipo de problema con este soporte y nos ha permitido mover el televisor con facilidad, pero quizás si nos dan a elegir nos quedaríamos con el soporte central. Aquí es un poco cuestión de gustos; aunque sea como sea Sony nos ofrece una construcción de buena calidad, como uno puede esperar para un televisor de gama alta.

Diseno Oled A8

La Sony OLED A8 se olvida por completo de la inclinación de generaciones previas pero sigue cuidando muy bien los acabados.

En años anteriores Sony había apostado porque sus OLED tuvieran una inclinación hacia atrás. Pero poco a poco la marca ha ido desprendiéndose de esa idea y esta Sony A8 es, en la práctica, totalmente vertical.

La parte trasera del televisor también está cuidada. Aquí tenemos una franja de policarbonato con numerosas franjas y un borde superior con el logo de Bravia. Dentro de este recuadro se esconden los dos activadores y subwoofers para su sistema de sonido. Al no disponer de altavoces propiamente dichos, ya que el sonido emerge directamente de la pantalla, Sony puede ofrecer un diseño bastante compacto.

Bravia

El puerto HDMI 3 es el único eARC y está colocado en la zona trasera mirando hacia abajo.

En la Sony A8 la mayoría de puertos se encuentran en la zona trasera, quedando únicamente unos pocos en el lateral. Aquí la compañía opta por una solución intermedia que creemos que es bastante práctica. Por un lado nos ofrece dos puertos USB, un HDMI, el jack para auriculares y el puerto AV en el lateral para acceder a ellos rápidamente y por otro lado la mayoría de cables que suelen quedar más fijos están en la zona de atrás. Es el caso de los tres puertos HDMI restantes y las entradas de antena.

El puerto HDMI 3 es el único eARC, que permite extraer del televisor los formatos de audio Dolby Atmos y DTS:X. Es uno de los grandes añadidos de HDMI 2.1, sin embargo no se trata de un puerto HDMI 2.1 total, pues carece de envío a 4K@120Hz y tecnologías como VRR y ALLM.

Diseno Trasero Sony A8

Para la gestión de cables, la Sony A8 permite ocultarlos a través de cada uno de los soportes. Tenemos una pequeña tapa, aunque se nos antoja algo corto. Hubiéramos deseado encontrar un sistema de gestión de cables más avanzado.

Otro de los elementos más importantes a nivel de diseño es el mando. Tenemos un mando a distancia estilizado y muy ligero. La colocación de las teclas es acertada y pese a su altura es fácil pulsar en los botones. En general nos parece bastante intuitivo, si bien es cierto que algunos menús del televisor están algo ocultos. No tanto un problema del propio mando, sino de cómo está organizado Android TV y los menús de Sony.

Mando Tv Sony A8

Nos gusta especialmente la colocación del botón de voz para activar Google Assistant. Es una función que durante esta prueba de la Sony A8 hemos redescubierto y hemos acabado utilizándolo más que en ocasiones anteriores.

El micrófono del mando, además de la función de voz, también es utilizado para configurar el sistema ambiente del televisor, que adapta la imagen y el sonido en función del salón. Lamentablemente, pese a que inicialmente se nos había informado que sí tendría teclas retroiluminadas, el mando de la Sony A8 no se ilumina cuando estamos a oscuras. Para futuros modelos de gama alta, Sony ya cuenta con un mando igual de estilizado pero con un acabado metálico que creemos que le habría sentado bien a esta OLED.

El mando de Sony ha sido estilizado, con un acabado rugoso trasero muy agradable. La colocación de las teclas es acertada, pero su diseño sigue sin ser tan moderno como el de otras marcas y seguimos sin contar con teclas retroiluminadas.
Mando Sony A8

Experiencia de uso: Android TV, o lo amas o lo odias

Android Tv Menu

Android TV es un sistema operativo que tiene grandes defensores y detractores. Entre los primeros están principalmente aquellos acostumbrados a utilizarlo en el móvil, que valoran la enorme cantidad de aplicaciones disponible (más de 5.000 en la Play Store) y que confían en el entorno de Google. En el lado contrario, tenemos un sistema con una estética quizás no tan llamativa como el sistema Tizen utilizado por Samsung y no tiene un rendimiento tan fluido como webOS, de LG.

En mi caso me encuentro entre los primeros y creo que, pese a reconocer sus limitaciones, la experiencia es bastante satisfactoria. El ritmo de actualizaciones de Sony quizás no es el deseado, pero la Sony A8 viene de fábrica con Android TV 9 Pie preinstalado. No tenemos grandes novedades respecto a la versión anterior, pero sí se ha rediseñado la estética de los menús, en parte para dar más importancia al descubrimiento de contenido.

Clone Wars Oled A8

Android TV tiene un rendimiento algo irregular a la hora de moverse entre menús o pasar de los canales a otra aplicación, pero en lo que es la gestión del segundo plano sí funciona bastante bien. En el caso de aplicaciones tan populares como Netflix o Disney+, la experiencia es excelente. No hay fallos, los menús están en alta calidad y el inicio de estas apps es muy rápido.

La Sony A8 llega con la versión Android TV 9 Pie de fábrica. No tenemos grandes cambios, pero sí un estilo de menús muy centrado en descubrir nuevos contenidos. A nivel de rendimiento, el chipset MediaTek sigue quedándose corto si lo comparamos con el excelente nivel del televisor.

El chipset MediaTek utilizado ofrece un rendimiento similar al del modelo AG9, que sigue sin ser lo más rápido posible. La experiencia es correcta, pero sigue llamando la atención que un dispositivo como una Nvidia Shield de hace años ofrezca un Android TV mucho más rápido que televisores de este rango de precios.

Contamos con 16 GB de almacenamiento y un Android TV prácticamente limpio. Sony sí incorpora una pequeña opción de software propia como es Sony Select, con recomendaciones propias. También contamos con una reproductor nativo de vídeo, pero la experiencia con este es muy limitada y engorrosa. Nuestra recomendación es optar directamente por aplicaciones como VLC.

Hdmi Sony

La reproducción de Dolby Atmos a través del puerto HDMI eARC funciona a las mil maravillas.

La sincronización entre el móvil y el televisor es muy cómoda. Además de la aplicación para utilizar el móvil como mando a distancia contamos con la clásica conexión con Chromecast y Google Home. No se limitan a los servicios de Google, pues también tenemos compatibilidad con Alexa y Apple HomeKit, por lo que el televisor puede quedar integrado en la domótica de casa. Adicionalmente contamos con soporte para Apple AirPlay 2.

Al contar con HDMI eARC tenemos la posibilidad de enviar sonido Dolby Atmos y Dolby TrueHD a un dispositivo externo. En nuestro caso lo pudimos comprobar durante el análisis de la barra Sonos Arc y comentar que la Sony A8 es un televisor totalmente preparado para disfrutar de Dolby Atmos en su esplendor.

Android Tv

El uso del asistente de Google es muy cómodo y funciona realmente bien. La tecnología de reconocimiento de voz de Android TV ha mejorado enormemente y cada vez resulta más natural. Creemos que Sony debería dar un giro a su estrategia respecto a la CPU incorporada en su televisor, pero pese a que la crítica está ahí, la experiencia de uso de Android TV es muy satisfactoria.

Calidad de imagen: la veteranía de Sony queda patente en todos los apartados

Color 4k Sony

Esta Sony A8 no tiene el apellido Master Series, pero porque la compañía ha decidido reservarlo para futuros modelos. Lo cierto es que la calidad de imagen es sobresaliente. A un nivel que pocos televisores hoy en día pueden alcanzar. El objetivo es reproducir las imágenes de la forma más fidedigna posible y lo cierto es que la naturalidad que ofrece es excelente.

Para aquellos que quieran extraer el máximo potencial del televisor, la Sony A8 es compatible con el software de calibrado CaIMAN, pero estamos ante un televisor muy disfrutable sin tocar nada. El calibrado de serie de esta A8 nos ha resultado muy acertado.

La calibración de fábrica de Sony está entre las mejores del mercado. La Sony A8 entra por los ojos por la calidad y contraste del OLED, una colorimetría muy acertada y un nivel de detalle en sombra excelente.
Calibracion Temperatura

Hemos estado probando el televisor Sony A8 durante varias semanas, durante las cuales hemos visionado todo tipo de series en servicios de streaming, reproducido canales de televisión, contenido en HD y contenido en 4K UHD nativo. También hemos aprovechado para jugar con la clásica Xbox One.

Cuando la calidad de la fuente es buena, el resultado es sensacional. El ruido es apenas imperceptible, las texturas son realistas y en todo momento prevalece la naturalidad de los tonos. Porque este es seguramente uno de los aspectos más destacables de las OLED de Sony. Aprovecha la intensidad de color de los OLED, pero ofrece tonos precisos y no tan saturados como en otros modelos.

Desde el menú de ajustes de imagen podremos configurar, para cada fuente, los distintos parámetros. También elegir entre distintos modos de imagen. Tenemos disponibles los modos Foto, Personal, Gráficos, Juego, Cine, Estándar y Vivo. Adicionalmente también contamos con un modo de calibrado para Netflix.

En el rediseñado menú de imagen tenemos múltiples opciones para adaptar la imagen, pero no podemos establecerlo a nivel global. Deberemos configurar cada fuente; sea Netflix, por HDMI o los canales de televisión.

El modo que más nos convence es el modo Cine y es el que hemos dejado por defecto la mayoría del tiempo. Pero Sony permite configurar y calibrar cada detalle, desde un menú de ajustes que ha sido rediseñado para incorporar pequeñas imágenes explicativas de cada opción. Son muy vistosos, aunque la organización quizás podría mejorarse.

Nivel De Negros Oled

Del modo cine, únicamente hubiéramos cambiado a tonos ligeramente más cálidos. Nos parece el modo de imagen más realista, pero en escenas con mucho blanco, como la nieve, quizás tenemos una tendencia al azul. Dicho esto, nada que ver con las imágenes que ilustran este análisis, que quedan muy lejos de hacer justicia a la calidad de imagen del televisor.

Además de los modos nombrados, la Sony A8 cuenta con Dolby Vision Brillo y Oscuro. Se trata de dos modos específicos para el contenido que admite este formato de HDR. En nuestro caso hemos disfrutado más del modo Brillo, pues como comentaremos a continuación, la entrega de brillo máximo no está entre sus mayores virtudes. Algo habitual en los televisores OLED y bastante presente en este modelo. Teóricamente el modo Dolby Vision oscuro está pensado para cuando vemos el televisor a oscuras, pero incluso en estas condiciones nos parece más apropiado el primero.

Sony opta por olvidarse, de manera premeditada, de HDR10+. En su lugar tenemos Dolby Vision en dos versiones, ‘Brillo’ y ‘Oscuro’. Preferimos la versión más luminosa, para compensar en parte la limitación en la entrega de brillo.
Dolby Vision

El formato que no está presente es HDR10+. Particularmente creemos que el formato propietario de Dolby Vision se ha impuesto y ofrece una mayor disponibilidad de contenido. Aquí cada fabricante tiene su particular apuesta y estrategia. En el caso de Sony creen que con Dolby Vision ya cubren esta necesidad y no parece que vayan a apostar por HDR10+ en el corto plazo.

Sí nos extraña no haber encontrado los nuevos modos Filmmaker o Dolby Vision IQ. En palabras de los responsables de Sony, su «imagen ya se modela siguiendo lo que ven los directores cuando crean su contenido».

Dimming

No vamos a sorprender a nadie si hablamos de la profundidad del negro. Estamos ante un panel OLED y el contraste es excelente. También la uniformidad. Con videoclips como Entertain You de Within Temptation podemos disfrutar del poder del OLED. Hemos probado este vídeo en televisores Full Array LED y pese a que la retroiluminación de estas hace un buen trabajo, la sensación del OLED y sus negros es única.

La dificultad en vídeos como este no está en lograr los picos de oscuridad y luz. La complejidad se encuentra en los grises, en las zonas de sombra. Y aquí la Sony A8 destaca especialmente. La capacidad de recuperar detalle en las zonas más complicadas es excelente. Y lo hace sin provocar enormes macrobloques o incrementar en exceso el ruido.

Incluso en fuentes que no son 4K nativo, el degradado es muy bueno. El ruido está presente en algunas escenas, pero en general el procesador X1 Ultimate se luce. Ya lo vimos el año pasado con la AG9 y esta A8 repite resultado.

El nivel de detalle, la poca presencia de macrobloques, degradados acertados y un movimiento muy fino y natural, mejorado este año por el ‘Black Frame Insertion’ (BFI) a 120 Hz. Sony repite, e incluso perfila, la experiencia de su AG9.

Otro punto donde Sony destaca especialmente es en su motor de movimiento. El ‘Motionflow’ interesa apagarlo para cine, pero es interesante por ejemplo cuando estamos viendo un partido de fútbol. Este año la OLED de Sony incorpora X-Motion Clarity para OLED. Se trata del nombre que da la compañía al Black Frame Insertion (BFI) a 120 Hz, disponible en los últimos paneles OLED.

Motionflow

Al aumentar la claridad de este movimiento (a partir del segundo o tercer nivel) aparecen algunos artefactos y se reduce el nivel de luminosidad, pero este año hemos notado que en general el nivel de brillo de la imagen no se reduce tanto. Algo similar ocurre con el ‘auto dimming’, que por lo que hemos notado no parece tan problemático. Aún así, el brillo sigue siendo precisamente uno de los elementos que condiciona en parte la experiencia del televisor.

Si tiene una debilidad esta Sony A8 en calidad de imagen está en el nivel de brillo máximo que es capaz de ofrecer. Es importante señalar que no se trata que la imagen total sea más oscura, sino que en los puntos más brillantes, como una escena del Sol, el televisor no alcanza tanto y lo que hace es reducir el detalle en esa zona para no deslucir el brillo en general.

Es habitual que los televisores OLED tengan un nivel de brillo máximo inferior a los televisores LCD, pero el caso es que este Sony A8 queda ligeramente por debajo de algunos de sus rivales.

El punto más flojo de esta Sony A8 en calidad de imagen está en el pico máximo de nits. El nivel de brillo habitual en modos como Dolby Vision es correcto, pero si nos fijamos en los puntos más luminosos la capacidad de entrega de brillo se queda algo corta.

Según las mediciones de FlatpanelsHD, el máximo alcanzado es de 670 nits, unos 100 nits más bajo que el modelo HZ1000 de Panasonic, según la misma comprobación. En nuestra experiencia lo que hemos detectado es que sí, el brillo se nos antoja algo corto aunque el HDR sigue luciendo espectacular. Es una lástima no contar con ese impulso extra de nits, pues con la precisión en el color que ofrece la Sony A8 estaríamos sin duda ante una imagen de referencia.

Hdr Sony

Los ángulos de visión de la Sony A8 son muy buenos. El color de frente es excelente, pero cuando miramos la imagen de lado no sufre especialmente. Las OLED destacan por poderse bien muy bien aunque tengamos cierta inclinación pero en ocasiones se notan demasiado los degradados. No sería este caso.

Los ángulos de visión de la Sony A8 son muy buenos, casi sin degradación en el color. Aunque con buena luz en el salón, los reflejos en el cristal son algo molestos.

Donde sí que hemos tenido algún problema es con los reflejos. El cristal es bastante reflectivo y de día, con luz directa, la experiencia no es tan ideal.

Sony Oled Angulos

Por su movimiento, su espectacular rendimiento con contenidos HDR, su colorimetría y el siempre convincente contraste del OLED. La Sony A8 está por derecho propio entre los televisores con mejor calidad de imagen. Sony no destaca en resolución, queda por debajo en brillo y no ofrece tecnología de última generación, pero el buen hacer se nota en cada escena. Una fiabilidad que sin resultar quizás tan espectacular, sí es muy apreciada después de estar horas y horas viendo la tele.

Sony mejora la latencia del modo juegos, pero se olvida de la ‘next-gen’

Juegos Sony A8

El modo gaming reduce notablemente la latencia, pero no es posible combinarlo con otros modos de imagen del televisor.

A la hora de jugar, la experiencia en calidad de imagen de la OLED A8 nos permite disfrutar de los juegos a un altísimo nivel. Lamentablemente los distintos modos de imagen (cine, foto, etc..) no pueden combinarse con el modo Juegos. Es decir, no podemos tener el modo que reduce la latencia junto con el modo cine.

Durante estos días hemos probado principalmente con títulos en 1080p con nuestra Xbox One y en nuestra experiencia, la latencia ha mejorado considerablemente respecto a la Sony AF8 que también pudimos probar. Si nos fijamos de nuevo en los parámetros obtenidos por FlatspanelsHD, esta Sony A8 obtiene unos 18 ms en el modo juego, una cifra considerablemente más baja que los 26,6 ms del año pasado y más cerca de los 12 ms que ofrecen compañías como LG.

Nos movemos en un nivel donde la diferencia ya empieza a ser difícil de apreciar. Mientras en el modelo de hace dos generaciones a la hora de jugar sí notábamos algo de lag, ahora los movimientos son muy fluidos y el tiempo entre pulsar el botón y recibir respuesta es mínimo. Si a esto lo combinamos con una imagen llamativa, tenemos una experiencia para jugar excelente.

Esta Sony OLED A8 se coloca como uno de los mejores televisores para disfrutar de la actual generación de consolas, pero no incluye algunas características de cara a la futura PS5, entendiendo que es algo que se reservará para futuros modelos. Hablamos del puerto HDMI 2.1.

Sony ha mejorado la latencia este año y los juegos lucen espectacular. Si bien, una de las grandes ausencias es la falta de un puerto HDMI 2.1, con capacidad para la futura reproducción de juegos en 4K@120 y 8K@60.

Sony sí incluye eARC, que es una de las características de este tipo de puertos, pero no ofrece la frecuencia de actualización variable, el modo ALLM (Auto Low Latency Mode) ni soporte para señal 4K a 120 hz. La futura consola seguirá funcionando en modo 4K@60 y es posible que sea la forma más común de jugar, pero para aquellos que quieran exprimir los juegos al máximo en el futuro, esta A8 pierde un punto que con el tiempo podría ser relevante.

Calidad de sonido: Acoustic Surface puede dar más de sí

Sony Oled A8 Sonido

Para el sistema de sonido Sony opta una vez más por su tecnología Acoustic Surface Audio, donde a través de unos actuadores instalados en el panel se consigue una vibración que genera el sonido. Sony lleva varios años utilizando este sistema y desde aquí les animamos a que sigan haciéndolo, pues el resultado es muy bueno, con una claridad excelente y nulo impacto en la imagen.

Mientras las frecuencias medias y agudas se producen por este sistema, para los tonos graves disponemos de dos subwoofers alojados en la parte trasera del panel. El resultado es un sonido muy equilibrado y detallado, con voces cristalinas y donde es muy fácil apreciar muchos matices. Los graves se nos antojan algo débiles, pero la experiencia en general es muy satisfactoria y permite disfrutar del cine y la música a un gran nivel.

El nivel de claridad logrado en los tonos medios y agudos es difícil de encontrar. La tecnología Acoustic Surface no logra tanto impacto como una buena barra de sonido, pero su fidelidad es excepcional a la hora de escuchar música, voces o los sutiles sonidos de fondo de la película.
Sonido Personalizacion

En el modelo A8 tenemos una entrega de potencia inferior a la AG9, con un total de 30W (10 W + 10 W + 5 W + 5 W). Esto se aprecia en que el volumen máximo no es tan elevado y quizás no tiene tanto ‘punch’ como sí tienen otros dispositivos. El sistema S-Force Front Surround crea una experiencia inmersiva correcta, pero pese a ser compatible con Dolby Atmos no estamos realmente ante un televisor con un sistema de altavoces así.

Tenemos un sonido de dos canales y nuestro consejo es que si queremos obtener la mejor experiencia envolvente optemos por una barra de sonido. Una con la que podremos extraer el máximo rendimiento, pues la Sony OLED A8 posee HDMI eARC y permite enviar la señal Dolby Atmos. Extrañamente, por el momento no permite utilizarse como altavoz central.

Sony A8 Series: la opinión y nota de Xataka

Sony Tv

Esta Sony OLED A8 es televisor muy convincente. Y es que estamos ante una gama alta que recorta en algunos detalles para ofrecerse a un precio más competitivo. Sony siempre se ha caracterizado por un diseño cuidado y una calidad de imagen excepcional, pero con esta Sony A8 también se nota un trabajo de fondo en intentar recortar diferencias en precio con sus rivales.

El precio oficial de la Sony A8 en 55 pulgadas es de 2.199 euros, un precio de partida significativamente inferior a los 2.499 euros de la AG8 o los 2.999 euros de la AG9. Porque sí, es probable que su buque insignia haya bajado de precio, pero es que esta Sony A8 nos ofrece una experiencia a nivel de calidad de imagen prácticamente idéntica, incluso mejorada gracias a la inclusión del BFI. ¿Por qué decimos entonces que recorta? Principalmente por un sistema de sonido menos ambicioso, por un diseño menos vanguardista y por la decisión de prescindir de elementos de nueva generación como el HDMI 2.1. Todos ellos aspectos que no condicionan la excelente experiencia que ofrece a nivel general.

La Sony OLED A8 es una compra muy inteligente. Ofrece una de las mejores experiencias a nivel de calidad de imagen del mercado en un precio más competitivo que años anteriores. Sony apuesta por no añadir elementos de nueva generación como el HDMI 2.1, pero domina totalmente lo actual.

Nos habría gustado encontrar un punto más en la capacidad de entrega de brillo y un panel menos reflectivo, pero cuando nos ponemos a reproducir películas esos detalles pasan desapercibidos. La experiencia con el contenido 4K HDR es sublime, probablemente de lo mejor del mercado. La colorimetría nos parece muy acertada, el movimiento es referente y el detalle en sombra es muy elevado, logrando un equilibrio muy interesante entre la profundidad del OLED y el nivel de información en las escenas complicadas.

Si estamos buscando un OLED de última generación pero no queremos pagar un coste excesivo por la novedad, esta Sony A8 es una de las compras más inteligentes a la que encontremos una buena oferta. Una apuesta segura y un televisor cuya experiencia global es notable en todos los aspectos. No dispondrá del apellido Master Series, pero destaca en todo lo que un usuario puede pedirle a un OLED de su categoría.

Sony A8 Color

9.1

Diseño9.25
Calidad de imagen9.5
Sonido8.75
Interfaz y software9.0

A favor

  • Una calidad de imagen sobresaliente: colorimetría, contraste, reescalado, fluidez del movimiento y ángulos de visión.
  • Su sistema de sonido reproduce tonos medios y agudos con una alta fidelidad.
  • Diseño muy cuidado y con buenos acabados.

En contra

  • Pese a disponer de HDMI eARC, no cuenta con la versión 2.1 que implementa características para jugadores como 4K/120 Hz, VRR o ALLM.
  • El nivel máximo de brillo no es tan elevado como sería interesante tener en esta gama.
  • La fluidez en los menús sigue teniendo margen de mejora.

TV OLED 139,7 cm (55") Sony KD-55A8 Android TV 4K HDR X1 Ultimate, Triluminos Display con Acoustic Surface Audio

TV OLED 139,7 cm (55″) Sony KD-55A8 Android TV 4K HDR X1 Ultimate, Triluminos Display con Acoustic Surface Audio

Este producto ha sido cedido para la prueba por parte de Sony. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.


La noticia

Sony A8 OLED TV, análisis: la imagen más precisa de Sony convierte a este televisor en firme candidato a mejor OLED para ver cine

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Enrique Pérez

.