‘Robocop 2’: las ideas de Frank Miller que no pudieron llegar a la gran pantalla

'Robocop 2': las ideas de Frank Miller que no pudieron llegar a la gran pantalla

En 1987, Ed Neumier y Michael Miner escribieron una historia imposible de imaginar dentro de la industria actual. La historia giraba en torno a un súper policía cibernético llamado ‘Robocop‘. Al bueno de Paul Verhoeven ese manuscrito no le hizo ninguna gracia y tiró el guión a la basura: no se veía debutando en Hollywood con un proyecto así tras la increíble y mucho más europea ‘Los señores del acero‘. Entonces su esposa le aconsejó que lo pensara dos veces, rescató el libreto de la papelera y el resto es historia. Pero el personaje llegó para quedarse.

La historia más grande jamás contada

Verhoeven logró una película increíble sobre la resurrección (cómo no, para algo es un gran aficionado a la teología) y los peligros de las grandes corporaciones y de los medios de comunicación, entre muchas otras cosas. No era una película de superhéroes: era una súper película de héroes. ‘Robocop’ fue un éxito que recaudó cuatro veces su presupuesto, por lo que el estudio se lanzó rápidamente a tramar una franquicia. Pero el proceso de escribir un guión para la segunda película no fue fácil, principalmente porque la huelga de escritores de 1988 retrasó los planes. La producción entendió que, a lo mejor, sí tenían una franquicia superheróica entre manos y contrató al popular Frank Miller para escribir la secuela junto a Walon Green.

Miller era una leyenda del cómic que venía de rehacer a ‘Daredevil‘ con ‘Born Again’, pero lo que seguramente llamó la atención de Orion Pictures fue su éxito con ‘Batman: El Regreso del Caballero Oscuro’, que recibió una cobertura mediática sin precedentes y lo llevó directo hasta los despachos de los estudios de Hollywood. Frank Miller tenía la esperanza de dirigir ‘RoboCop 2‘, opción que se esfumó pronto. El guionista analizó una primera versión del guión que resultaba «impracticable» según la productora. Más tarde escribiría un primer borrador del guión, que finalmente se utilizó en el episodio piloto de la serie de televisión ‘RoboCop’ en 1994.

Robocop 2

El mundo de ‘RoboCop’, como el mejor fantástico de los 50, llevaba implícito todo el pavor de su época. El poder corporativo, el aumento de la delincuencia, la Guerra Fría, la de la droga y todo lo que se pusiera por delante, aunque ya entonces Miller tenía bien claro que la mayor amenaza para la cultura era la corrección política. El guionista ve esa corrección como un blanqueo de cara a la sociedad tras la que poder esconder un nuevo fascismo.

Del papel a la pantalla

La policía de Detroit está en huelga, y las bandas de gente de la peor calaña dominan el territorio de la ilustre ciudad del automóvil. La contaminación hace mella y el Nuke, una poderosa y nueva droga, es la nueva realidad de las calles. La OCP -Omni Consumer Products- pretende apoderarse de la ciudad y para ello solicita la reprogramación de RoboCop, dejándolo incapaz de luchar contra la delincuencia que lidera el peligroso Cain. En los cómics, se revela que el candidato ideal para el proyecto de OCP para ‘RoboCop 2’ no es un policía independiente, sino un sociópata que acatará cualquier orden

brains

En el guión cinematográfico de Miller, Cain responde al nombre de «Kong». Y el villano es incluso más inteligente y cruel que el excesivo personaje con el que Tom Noonan se lo pasa en grande. Por lo demás, en ambas versiones es igual de misterioso y fanático, un loco que ve a todos los que se enfrentan a él como los enviados del diablo. En una secuencia delirante y aterradora, la doctora Amanda Love (Fax en la película) intentaba quebrar la voluntad de Murphy a través de situaciones tan crudas como una fiesta sorpresa de cumpleaños o una reunión con su esposa, mientras sobrecarga sus directrices con miles de indicaciones esquizofrénicas.

Caín quiere matar a Murphy  porque ve su estado inmortal como una violación de Dios. Sin embargo, en el guión ese detalle no se desarrolla del todo, y es una imagen interesante que no se ha explotado en ninguna aventura del personaje. De todos modos, si no se ha llegado a esa conclusión en esta secuela, con un duelo de dioses servido en bandeja al final, no creo que se vaya a recuperar jamás.

Robocop 2 Comic

En la visión de Miller, que se puede leer en formato cómic, hay una violencia demencial que lo aproxima más al mundo de su colega ‘Dredd‘ y que en la película se camufla detrás de un cachondeo que salva la función. Lejos de ser el naíf espectáculo que supuso la tercera entrega, por la que el pobre Fred Dekker no volvió a dirigir ni una sola película tras el robocataclismo que terminó de hundir Orion Pictures, ‘Robocop 2’ es un espectáculo más que digno, en la misma onda que la película original pero a mil millas de distancia de la maestría de aquella.

Robocop 2 cerebros

El fin de una era

En realidad ‘Robocop 2’ es como ‘Robocop 2’ y ‘Robocop 3’ al mismo tiempo. Es lo que debería haber sido. Lo que Miller imaginaba, antes de que la productora lo convirtiese en algo factible, era tan irrealizable que nos conformamos con esta desmesurada gamberrada (la primera también lo era, pero de otra manera) llena de peleas entre colosos en glorioso stop motion, algún gag espectacular, comedia tradicional y robots yonquis.

Con el agua al cuello y los ejecutivos prostituyendo una saga en busca de familias numerosas con las que llenar la sala, la franquicia se echó a perder desde el primer día. Porque en ‘Robocop 3’ no pasa nada interesante, no sale gente interesante y no hay ni rastro de la violencia característica del personaje. El mundo había visto ‘Parque Jurásico‘ o ‘Terminator 2‘, y que ‘Robocop3’ luciera como un trabajo menor de la Cannon no le sentó bien.

Que una niña hacker fuera el personaje principal de la peli tampoco funcionó, por supuesto. Pero la culpa no fue del pobre Dekker, no olvidemos que ‘Una Pandilla Alucinante‘ o ‘El terror llama a su puerta’ son dos películas magníficas, y que también estuvo detrás de las historias de las dos primeras ‘House’, de ‘Ricochet’ o ‘Agente Juvenil’, películas más que dignas e irrepetibles. Ahí había talento. Ojalá pueda sacarse esa espinita algún día. Ojalá algún día hablemos de Dekker como merece. Pero eso será otra historia. Por cierto, el remake de José Padilha no estaba nada mal.


La noticia

‘Robocop 2’: las ideas de Frank Miller que no pudieron llegar a la gran pantalla

fue publicada originalmente en

Espinof

por
Kiko Vega

.