‘Returnal’: Filosofía indie y estética de superproducción se fusionan en el primer imprescindible de Playstation 5

Tanto si te gusta como si no, pero sobre todo si es que sí, a tus (dolorosas, a menudo frustrantes) partidas a ‘Returnal’ les espera un inconveniente añadido. Con ellas serás dolorosamente consciente de que este juego, el primer título imprescindible de Playstation 5, va a pasar por debajo del radar de la mayoría de usuarios y prensa.

La machacona imagen que vende Sony de ser una compañía centrada en los Triple A y las grandes franquicias hace daño a juegos como éste, no exactamente un indie, pero más cerca de las joyas de serie media que convirtieron a las tres primeras Playstation en consolas con un catálogo inmenso e inmejorable que de ser un nuevo ‘God of War. Le hace daño porque la sensación es de que todos los juegos del catálogo de Playstation 5  serán superproducciones, aventuras técnicamente sublimes, variadas, narrativas y espectaculares. Y sí, ‘Returnal’ es todo eso, pero a su manera.

Para empezar, no da pistas al jugador acerca de los intríngulis de su mecánica, y permitirá que éste pase horas desesperantes barruntando acerca de cómo avanzar. No hay un selector de dificultad (solo se puede activar una pequeña ayuda en el apuntado), porque la de ‘Returnal’ es una, única y elevadísima. Y ésta no nace de que, como en los ‘Souls’ (con los que ya se le está comparando, de forma no del todo acertada), la acción sea muy exigente y cualquier movimiento erróneo implique la muerte instantánea. Aquí, de hecho, la exigencia de destreza es asumible por un jugador medio.

La dificultad de ‘Returnal’ reside en el propio concepto del juego. Acercándose a propuestas recientes como ‘Hades’, la protagonista es una astronauta cuya nave se ha accidentado en un planeta y que se ve atrapada en un bucle: cada vez que muera en su exploración, reaparecerá junto a la nave, las «salas» en las que se distribuye el mapa se reorganizarán y tendrá que explorar de nuevo en busca de casi todo su inventario. La dificultad está en desentrañar cómo hacer que ese eterno retorno no se convierta en una actividad repetitiva y frustrante.

Regreso infinito a las ruinas de una civilización

Ese proceso no consiste simplemente en repetir el bucle y explorar sin descanso: hay que entender (de forma intuitiva: el juego no tiene tutoriales) cómo funciona el sistema de mejora de armas y cómo están estructurados los perks. Solo así las primeras hordas de enemigos serán cada vez más sencillas y tendrá sentido enfrentarse a los jefes. Y en el proceso, muertes y más muertes, y repetir, pero aprendiendo no solo de los rincones descubiertos en cada vuelta, sino del uso de las armas. La repetición no es un castigo, sino parte del aprendizaje, y solo mediante ensayo y error se descubre el potencial, por ejemplo, de la ideaza de los parásitos, con beneficios y castigos simultáneos. 

Acostumbrados a los constantes cambios de tono, mecánicas y escenarios de los Triple A al uso, este juego de Housemarque (responsables de estupendos juegos -estos sí- independientes como ‘Resogun, ‘Nex Machina o ‘Super Stardust‘, lo que da alguna pista del estilo bullet hell preciso y frenético en el que se enmarca la acción) puede decepcionar a más de uno por sus entornos repetitivos y que no permiten muchas sorpresas. Aunque hay cambios, y radicales, y todos vinculados a un argumento que se va desplegando a medida que se descubren detalles sobre la civilización muerta que habitaba el planeta.

Housemarque ha redondeado el producto sacando buen partido de las posibilidades técnicas de Playstation 5, especialmente en lo que respecta al sonido (no solo en las posibilidades del diseño envolvente, con todo lo que aporta a la ambientación, sino con los que emite el mando). Y también ha profundizado en el empleo del DualSense, con ideas creativas siempre en favor de la inmersión, a través de vibración y gatillos. 

‘Returnal’ tiene elementos, sobre todo visuales y de diseño, que recuerdan a otros mundos. Es inevitable pensar en el planeta grisáceo y tecnorgánico de ‘Prometheus’, y también en las civilizaciones suspendidas en el tiempo desde hace eones de los ‘Metroid’, especialmente los ‘Prime’. Pero ‘Returnal’ tiene su propia personalidad, una arrolladora y magnética y que proporciona por sí sola, ahora sí, una razón más que sobrada para tener una Playstation 5. 


La noticia

‘Returnal’: Filosofía indie y estética de superproducción se fusionan en el primer imprescindible de Playstation 5

fue publicada originalmente en

Xataka

por
John Tones

.