xvideos spankbang watchfreepornsex foxporn pornsam pornfxx porn110
¿Qué es el nombre de dominio?

¿Qué es un nombre de dominio y cómo elegir el de tu marca?


¿Qué es el nombre de dominio?

El nombre de dominio es la dirección de tu negocio en internet, un identificador único a través del cual se accede a tu sitio web. Puede ser la combinación de letras y números (aunque hay algunos caracteres no permitidos) y se puede usar con varias extensiones como .COM, .ES, etc.

Si tu web es tu casa, el nombre de dominio es la dirección de tu casa digital. Si quieres que te visiten tus usuarios, es importante sepan dónde vives y te encuentren fácilmente.

La elección del nombre es esencial tanto en términos de Branding como de buscadores, y por ello, ha de cumplir ciertos requisitos que marcarán pequeñas, pero importantes diferencias en el posicionamiento de marca. Hoy veremos qué factores debes tener en cuenta a la hora de decidir el que utilizarás para tu proyecto Web.

Menú temático del contenido

¿Qué es un nombre de dominio?


El nombre de dominio es un identificador o denominación propia e irrepetible que contiene la dirección web de tu negocio, e indica dónde pueden encontrarte tus usuarios.

Es la puerta de acceso a tu negocio, y por tanto, es importante la elección de un nombre que te posicione, que sea fácil de recordar y de encontrar.

Se compone de dos elementos:

  • Por un lado, el nombre propiamente dicho de tu marca.
  • Por otro, la extensión: .com, .es, .io.

Para que aciertes en tu elección, Adriana Freire de Dinahosting ha venido a contarnos en detalle, qué factores has de tener en cuenta a la hora de elegir tu nombre de dominio. Te dejo con ellos.

Caracteres válidos y no válidos en un nombre de dominio


¿Cómo elegir un nombre de dominio potente para tu negocio?

Antes de ponernos manos a la obra, tienes que tener claro que los nombres de dominio solo pueden estar compuestos de letras y de números. El resto de caracteres de los que disponemos pueden tener algunas particularidades:

El punto

Por ejemplo, no puede utilizarse, puesto que ya va incluido en la extensión que elijas: .ES, .ORG, .NET…

El guion

Sí que puedes usarlo, pero siempre que no coincida ni con el primero ni con el último carácter de tu nombre de dominio.

Sin embargo, puesto que cuanto más fácil de escribir y recordar sea tu dominio mejor, lo que te recomendamos es que elijas una denominación que pueda teclearse o pronunciarse de corrido.

Los espacios

Como ya supondrás, también están prohibidos.

Otros caracteres prohibidos

Todos estos caracteres tampoco se pueden utilizar: &, %, $, /, (, ), =, ?, ¿, «, !

¿Y qué pasa con la ñ?

Solo te la recomendamos si ya tienes una marca registrada en el mundo real que incluya esa letra y quieres que tu marca virtual se llame de forma igual o muy similar.

En todo caso, lo lógico es que registres también ese mismo dominio, pero con nh.

¿Por qué? Hay proveedoras de correo que no aceptan la ñ, por lo que cuando te dispongas a crear la cuenta o cuentas de correo profesionales de tu proyecto te encontrarás con un problema.

Si tienes el dominio secundario con nh registrado, puedes crear las direcciones de email partiendo de él.

También sabrás que en los teclados que se comercializan en los países que no son de habla hispana la ñ no está incluida, por lo que de nuevo, el dominio secundario puede ser tu salvoconducto.

¿Cómo elegir un nombre de dominio potente para tu negocio?


Elegir un buen nombre para tu web o eCommerce es fundamental en Internet.

Piensa que tu página web es el escaparate al que accederán tus usuarios, al igual que hacen cuando van a una tienda física, por lo que tienen que recordarte y buscarte por ese dominio.

Además, el nombre que elijas para tu dominio web nunca puede ser igual a otro que ya existe. Así que, el mismo, va a ser un elemento diferenciador clave frente al resto de sitios competidores de tu sector.

Ahora que ya tenemos claros los caracteres que podemos utilizar, veamos algunas estrategias para elegir un nombre de dominio potente que te haga destacar frente a tu competencia.

1. El tamaño del nombre de tu dominio

El nombre que elijas debe tener un mínimo de 2 caracteres y un máximo de 63. Los de la extensión que elijas van aparte.

¿Dónde está el punto medio? Nuestra recomendación es que no se pase de los 15 caracteres.

Seguro que si piensas en webs de tu sector o en páginas que te gustan y que consultas a menudo, la mayoría ni siquiera llegarán a los 15.

Conclusión

Cuanto más corto sea tu nombre de dominio, mejor. ¡Menos es más!

2. Fácil de escribir, de pronunciar y de recordar

El objetivo es facilitarle la vida a los usuarios que quieran visitar tu web.

Si van a tener que recordar tu nombre antes de teclearlo en el navegador, es mejor que no tengan que pararse a pensar si llevaba o no guión, si se escribía con b o con v, con y o i, etc.

Lo mismo ocurre cuando incluyes la letra h, o cuando intercalas mayúsculas con minúsculas.

Lo ideal sería que en el momento que pronunciarás el nombre de tu dominio cualquier persona pudiese buscarlo en el navegador.

Ponte en el caso de que estás hablando por teléfono con un proveedor o con un cliente y te interesa que le eche un vistazo a tu web.

¿Mejor decirle a tus clientes entra en miweb.es que en mi-web.es, no? No hay mayor regla para esto que aplicar el sentido común y ponerse en el lugar de tus visitantes.

Conclusión

La más sencillez, más fácil de recordar, de escribir y de compartir a través del boca a boca. ¡No te compliques!

3. Incluye palabras clave relevantes

Sí, pero con mucha cabeza.

Seguro que has oído hablar del Keyword Stuffing, o lo que es lo mismo, abusar de las keywords en tus textos repitiéndolas hasta la saciedad.

Así como en un artículo de blog o en una web corporativa es fundamental saber por qué palabra o palabras clave quieres posicionarte, en un nombre de dominio esto es completamente opcional.

Si crees que hay alguna palabra clave relevante para tu negocio puedes incluirla, pero desde la naturalidad.

Por ejemplo, si estás pensando en registrar el dominio de tu bar, peluquería, taller… puedes incluir siempre el identificativo del negocio al principio y sumarle el nombre que tengas después.

El tuyo quedaría: “bar[nombre].com”, “peluquería[nombre].com”, “taller[nombre].com”…

Así estarás dándole un pequeño impulso a tu estrategia SEO de posicionamiento web.

Conclusión

Las palabras clave son opcionales. Incluye alguna solo si tu nombre lo demanda, pero no pensando solo en gustarle a Google. Un uso artificial de las palabras clave puede penalizarte.

4. Elige la extensión adecuada

Es hablar de extensiones de dominio y seguro que la primera que se te viene a la cabeza es .COM.

Sin duda es la que predomina a nivel global y en la que pensamos siempre cuando estamos buscando un nombre de dominio para nuestro proyecto digital.

Pero hay vida más allá del .COM. De hecho, precisamente por su popularidad, puede que la denominación en el que hayas pensado no esté disponible en esta extensión.

Si tu web o eCommerce está dirigida al público español exclusivamente, puedes decantarte por la extensión territorial .ES.

Lo mismo con otras extensiones más locales, como .GAL para Galicia, .EUS para Euskadi o .CAT para Cataluña.

Además, existen cientos de nuevos dominios cuyo uso está en auge y que seguro pueden funcionar igual de bien en tu página.

Nos referimos al .ONLINE, .SHOP, .APP, .CLUB, .BIO…

Todo depende de cuál sea tu nicho de mercado.

Si quieres puedes echarle un vistazo a las nuevas extensiones más utilizadas internacionalmente a día de hoy en el ranking que nos ofrece nTLDStats.

Extensiones de dominio más usadas

Conclusión

Hay muchísimas extensiones disponibles, desde las más genéricas (por ejemplo, .COM, .ORG, .NET…) hasta las territoriales, que vinculan a la web con un territorio geográfico determinado (.ES para España).

Tampoco pierdas de vista los dominios orientados a tu sector, como el .SHOP para una tienda online o el .DEV para agencias de diseño y desarrollo.

Lo más recomendable es que registres siempre el dominio .COM igualmente para evitar que un tercero pueda apropiarse de él, y luego otras extensiones adicionales que puedan ajustarse semánticamente a tu negocio.

En función de tus objetivos, puedes elegir si utilizar el .COM o alguna de las otras.

5. Comprueba cómo suena tu nombre en otros idiomas

Solo si tu proyecto tiene una dimensión internacional y va a recibir visitas de usuarios con idiomas diferentes, es básico que compruebes que tu nombre de dominio signifique algo que no quieres.

Es decir, que no sea ofensivo, que conlleve asociaciones confusas o tenga connotaciones negativas sobre tu marca.

Conclusión

Este es un detalle que a menudo se nos escapa, pero que puede jugarnos una muy mala pasada.

6. Revisa que no entre en conflicto con otras marcas

Con un ejemplo tan evidente como este lo entenderás al momento.

El dominio “josefacchin.com” está registrado y a ti se te ocurre hacerte con «josefacchinn.com».

Sin darte cuenta estás confundiendo al consumidor, al utilizar prácticamente el mismo nombre de marca que otra web ya existente.

Si alguien llegó antes, llevas todas las de perder.

La Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) puede serte de ayuda para hacer comprobaciones.

Oficina de patentes y marcas

Conclusión

Si crees que puede haber confusión, no te arriesgues y búscate otro nombre.

3 Herramientas para encontrar nombres de Dominio


Puede que estés carente de ideas y que no sepas muy bien por dónde empezar con la búsqueda de tu nombre.

Para eso están los generadores de dominio, el aliado perfecto que te ayudará a definir tu marca.

Cada generador tiene sus particularidades, pero en general todos funcionan igual: tú le dices las palabras clave que quieres que incluya tu dominio y el algoritmo te dará un montón de alternativas diferentes.

Para un primer brainstorming te vendrá genial, pero en la elección final es importantísimo que apliques las técnicas que hemos visto anteriormente. Tómate estas herramientas como guía.

1º Instant Domain Search

Instant Domain Search te aporta un sinfín de ideas de nombres de dominio.

Utiliza sinónimos, sufijos, prefijos, nuevas extensiones… Todo para ayudarte a encontrar el nombre de dominio perfecto para tu proyecto.

Es tan fácil como introducir una denominación de partida en el buscador y la herramienta te arroja sugerencias al instante.

Buscador de nombre de dominio

2º Domain Puzzler

Domain Puzzler es otro generador de dominios. En este caso diferencia cuatro niveles (fácil, avanzado, mágico y Page Rank), en función del tipo de resultados que va a ofrecerte.

Tan solo tienes que introducir las palabras clave que quieras, separadas por comas, y seleccionar entre las extensiones disponibles.

Buscador nombre de dominio Domain Puzzler

3º Domains Bot

El principal valor de Domains Bot, es que te ofrece hasta 9 idiomas diferentes en los que darte ideas de nombres de dominio libres.

Puedes elegir también si ocultar las opciones con guiones o aquellas que incluyan contenido para adultos.

Buscador nombre de dominio DomainBot

Conclusiones

¿Resumimos? Un nombre de dominio no es algo que debas elegir al azar. Tómate tu tiempo y piensa en dos o tres denominación:

  • Que sean cortos.
  • Que sean fáciles de escribir, pronunciar y recordar.
  • Que incluyan alguna palabra clave, siempre que sea pertinente.
  • Que estén disponible en la extensión .COM, sin dejar de lado los nuevos TLDs.
  • Que suenen bien en los idiomas de tu público objetivo.
  • Que no entren en conflicto con otras marcas registradas.

Luego solo te queda comprobar que está libre introduciéndolo en el buscador de dominios de cualquier proveedora de hosting, como dinahosting.com. ¡No te olvides de introducir la extensión también!

Imagen de portada por Freepik

Y tú, ¿estás buscando un nombre para tu proyecto digital?

Ahora, nos gustaría saber qué denominación fue el que tú has elegido y por qué.



Fuente