Por qué una película como ‘Antebellum’ es necesaria ahora mismo: seguimos repitiendo los errores de pasado

El cine está cambiando. En cambio el mundo no parece que haya aprendido la lección de los errores del pasado, de ahí que una película como ‘Antebellum‘, tan irregular como apasionante, incomode y levante tímidas pasiones a su paso por los cines. El debut de la pareja artística formada por Gerard Bush y Christopher Renz, donde Janelle Monáe brilla con luz propia, se antoja como una película muy necesaria ahora mismo.

Madame Butterfly

Mezclar dos líneas temporales para situar y concienciar al espectador respecto a la esclavitud por la guerra civil es ya un paso delicado a la hora de exponer tu trabajo y tus ideas. Y el primer tercio de ‘Antebellum’ tiene lugar en una plantación de algodón en Louisiana. Janelle Monáe, una esclava llamada Eden, vive sometida al senador Denton (Eric Lange) al frente de una tropa de confederados sádicos y malvados. ¿Demasiado para el body? Es posible, pero no por ello resulta menos interesante. Os recuerdo que ‘12 años de esclavitud‘ arrasó en premios y corazones.

Los productores de ‘Déjame salir‘ y ‘Nosotros‘ mantienen su discurso social sobre el racismo sistémico de la sociedad estadounidense dentro de un género cinematográfico donde cada vez se encuentran más cómodos. Eso sí, aunque a niveles puramente visuales Renz y Bush se muevan como pez en el agua, su historia y su guión no pueden acercarse al virtuosismo de los trabajos de Jordan Peele. Pero se lo perdonamos. Por atrevida, por combatir la explotación desde la «blaxploitation» y por mostrarse peleona ante la actual realidad.

El cine de terror está en constante movimiento, siempre mutando. Las incorporaciones de cineastas como Ari Aster, Robert Eggers, Joe Beggos o el mencionado Jordan Peele a nuestras agendas es solo una muestra más de las infinitas posibilidades que ofrece el género. Más o menos onírico, más o menos diurno o más o menos estilizado, el terror tiene muchas vidas y capacidad de asombro. Y si títulos como ‘Hereditary‘ o ‘Babadook‘ ponen sus cimientos en temas tan dolorosos como los problemas mentales o la maternidad, también es necesario que tengamos muy presente los errores de nuestro pasado para que no se repitan otra vez. Aunque a simple vista sí que parece que no hemos salido de ese agujero.

Brocha gorda estilizada

‘Antebellum’ está lejos de ser una película perfecta, porque hay dos películas en ella y tiene que elegir una. Por eso, entre pasar de puntillas a través de una y arrojar toda la bilis que su elegante formalidad escénica permite a la otra, hay espacio de sobra para el disfrute y, un poquito, para la reflexión. Pero sin pasarnos.

Antebellum Movie 2020

El mensaje de ‘Antebellum’, su llamada a las armas, se asemeja más al que podemos ver actualmente en ‘Territorio Lovecraft‘, poco sutil, muy de brocha gorda (de manera completamente voluntaria y pulp), y tal vez esa bofetada sea difícil de asimilar para cierta parte del público. Es lo que tiene la realidad: a veces te golpea.

Por supuesto, la película no existiría sin la poderosa presencia de Janelle Monáe. La artista, declarada pansexual, multinominada a los Grammy, activista y actriz, tiene aquí su primer protagonista en una película. Cuando su álbum ‘Dirty Computer’ fue nominado a dos premios Grammy, lo dedicó a los jóvenes LGBTQ. “Quiero que las niñas, los niños, los no binarios, los homosexuales, los heterosexuales, las personas queer que están pasando por un momento difícil para lidiar con su sexualidad, que se sienten marginadas o intimidadas por ser ellos mismos, quiero que sepan que los veo”.

Su figura activista se refleja como copresidenta de When We All Vote, una organización dedicada a aumentar la participación en cada elección y cerrar la brecha de raza y edad cambiando la cultura en torno a la votación, además de liderar la iniciativa Fem the Future con su colectivo de artistas Wondaland. La iniciativa empodera a las cineastas y creativas de los medios de comunicación, fomentando las oportunidades para todas aquellas que se identifican como mujeres en las artes, la música y el cine.

Antebellum Ella

Como Peele, Gerard Bush y Christopher Renz se apoyan en los códigos del thriller de terror para respaldar su tono político. Aquí, la cuestión de la esclavitud y la condición de las mujeres negras en hoy está en el centro del discurso. Pero los realizadores no se detienen ahí y no dudan en reforzar su punto de vista en tonos distópicos. Así es inevitable pensar en ‘El cuento de la criada‘ tanto como en ciertos momentos de la filmografía de M. Night Shyamalan que es mejor no comentar en caso de llegar muy virgen a la película.

Es posible que el mayor pecado de ‘Antebellum’, su problema más evidente, sea el mismo que ha perjudicado al mencionado cineasta responsable de hits como ‘El sexto sentido’. Clasificar esta película en la categoría de terror es más perjudicial para ella que cualquier mala crítica que pueda recibir. Si uno acude a ella en busca de un rato pasando miedo puede salir decepcionado, porque no es su misión de buscar el escalofrío fácil.

Ese peso puede impedir la lectura de una película como ‘Antebellum’ como algo inteligente y de eficaz crítica política y social. Como dicen a lo largo de su (excesivos) cien minutos, «no repitamos los errores del pasado». Como calificar una película de manera automática en base a una corriente de opinión. ‘Antebellum’, queramos o no, es una película necesaria ahora mismo.


La noticia

Por qué una película como ‘Antebellum’ es necesaria ahora mismo: seguimos repitiendo los errores de pasado

fue publicada originalmente en

Espinof

por
Kiko Vega

.