‘Piratas del Caribe: La venganza de Salazar’: Johnny Depp se enfrenta a Javier Bardem en la entretenida última aventura de Jack Sparrow

La popularidad de Jack Sparrow entre el público está fuera de toda duda. Tanto es así que el personaje interpretado por Johnny Depp había encabezado cuatro entregas de la franquicia ‘Piratas del Caribe’ sin que el público pareciera cansarse de él. Sin embargo, la saga había tocado fondo como entretenimiento con ‘En mareas misteriosas’, por lo que yo al menos no hubiese lamentado mucho si la cosa se hubiese quedado ahí.

Por suerte, no fue el caso, ya que puede que ‘Piratas del Caribe: La venganza de Salazar’ no esté precisamente exenta de esa irregularidad que solamente la primera entrega había podido evitar, pero también fue un claro paso adelante respecto a su predecesora y un pasatiempo multimillonario de lo más llevadero, tal y como hoy podréis (volver a) comprobar en Telecinco a partir de las 22:50.

Intentando recuperar la magia perdida

La carrera de Javier Bardem en Hollywood ha estado irremediablemente marcada por los villanos a los que ha interpretado. Con ‘No es país para viejos’ ganó el Óscar y en ‘Skyfall’ supuso quizá la mayor amenaza a la que se haya enfrentado James Bond hasta la fecha, por lo que su Salazar sabe a poco en comparación, pero tampoco conviene despreciarlo sin más.

Desde el primer momento queda claro que Bardem quiere jugar a lo mismo que Depp, dejándose llevar por los excesos y rozando la caricatura en más de una ocasión. Eso lleva a que en muchos momentos esté a punto de resultar simplemente ridículo, pero acaba encontrando un difícil equilibrio para resultar juguetón sin dejar de dar la sensación de ser un auténtico peligro para Jack Sparrow.

A esto último ayuda que ‘Piratas del Caribe: La venganza de Salazar’ recupera ese espíritu aventurero que su predecesora no había sabido captar tan bien como lo hizo Gore Verbinski en su momento. A ello ayuda más el desempeño tras las cámaras de Joachim Ronning y Espen Sandberg que el guion de Jeff Nathanson, donde se intenta echar mano de los mismos ingredientes que la primera entrega pero sin alcanzar el mismo nivel de pericia.

Por su parte, Depp recupera parte del encanto original de Sparrow. Es cierto que el tiempo -y el abuso del actor tomándolo como referencia a la hora de construir otros personajes alejados de la saga- no pasa en balde, pero al menos aquí realmente aporta algo y nos recuerda por qué le cogimos tanto cariño a este peculiar pirata

Duopack: Piratas Del Caribe - Volúmenes 1-5 [Blu-ray]

Duopack: Piratas Del Caribe – Volúmenes 1-5 [Blu-ray]

En el resto del reparto se alternan aciertos como el desparpajo que aporta Kaya Scodelario con elecciones más cuestionable como lo soso que resulta Brenton Thwaites. Esto también se aplica a otros aspectos de la película, donde visualmente faltan diseños más imaginativos pero a cambio resulta menos aparatosa de lo esperable. Sin embargo, lo realmente importante, es que quizá no haya grandes algos de interés, pero en líneas generales cumple muy bien como pasatiempo en todo momento. Poco o nada renovador, sí, pero de lo más eficaz.

Escena Piratas Salazar

‘Piratas del Caribe: La venganza de Salazar’ fue un éxito de taquilla pero también mostró síntomas de agotamiento en lo referente al interés del público, ya que fue la secuela de la franquicia que menos ingresó en su paso por los cines. Eso sí, amasó 794 millones de dólares frente a un presupuesto de 230 millones, por lo que en ningún caso se puede decir que le fuera mal…


La noticia

‘Piratas del Caribe: La venganza de Salazar’: Johnny Depp se enfrenta a Javier Bardem en la entretenida última aventura de Jack Sparrow

fue publicada originalmente en

Espinof

por
Mikel Zorrilla

.