Partes del microscopio óptico ¡Aprende cómo funciona!

Las partes del microscopio óptico son diversas y cada una cumple una tarea especial para hacer que funcione uno de los instrumentos científicos más importantes de todos los tiempos.

El microscopio óptico es una herramienta que permite ver objetos que no pueden ser observados a simple vista por ser demasiado pequeños. Es por esto que en el momento de la creación de este instrumento se tuvo en cuenta cada detalle, pues los investigadores estaban frente a uno de los inventos que revolucionaría la forma de hacer ciencia.

¿Sabes cuáles son las partes del microscopio óptico? Hoy aprenderás  todo lo que necesitas saber sobre la estructura de este revolucionario invento.

Partes del microscopio óptico y sus características más importantes

Partes del microscopio optico

Sabemos que eres un amante de la ciencia, por eso hoy profundizaremos un poco en el microscopio, te contaremos un poco sobre su funcionamiento y sus partes constitutivas.

Partes del microscopio óptico

partes-microscopio-optico

En esta imagen vemos las partes del microscopio óptico, a continuación te explicaremos a grandes rasgos para qué sirve cada una. Cuando decimos “Partes del microscopio” nos referimos a cada uno de los elementos estructurales que se unen entre sí para permitir el balance de esta herramienta.

Base

La base, también denominada pie, se ubica en la parte inferior del microscopio, en ella se sostienen el resto de los componentes. Esta debe ser súper estable, pues de su correcto balance depende el funcionamiento óptimo de la herramienta.

Normalmente estas bases incluyen a su vez soportes de goma que sirven para que el microscopio no se deslice sobre la mesa de trabajo.

Tornillo macrométrico

Este tornillo es una pieza giratoria ubicada en la parte inferior del microscopio que sirve para que la muestra se deslice verticalmente. Este componente es vital dentro de las partes del microscopio, puesto que el funcionamiento correcto depende de que las muestras deben estar a distancias concretas del objetivo. De hecho, girar este tornillo es necesario para lograr enfocar las muestras.

Tornillo micrométrico

Dentro de las partes del microscopio este se puede considerar como un anexo del tornillo macrométrico. Este funciona para perfeccionar la imagen conseguida. Cuando logras enfocar algo mediante el tornillo macrométrico, luego debes girar el tornillo micrométrico para mayor precisión y conseguir un enfoque perfecto.

Platina

Se denomina platina, a la superficie sobre la que se pone la muestra a observar. Está diseñada con un orificio en el centro para que entre la luz, a su vez, está conectada con los tornillos macrométrico y micrométrico, lo que hace que se desplace de acuerdo al movimiento que ejercemos sobre los mismos.

Pinzas

Las pinzas están adheridas a la platina con el fin de sostener el objeto a observar con firmeza, para que no se mueva en el momento en que estemos haciendo la observación. Dentro de las partes del microscopio óptico, esta es sumamente importante, dado que es extremadamente necesario que la muestra esté quieta, pues si no se estropearía el trabajo.

Brazo

El brazo es la estructura base del microscopio óptico, se considera la columna vertebral, puesto que en ella se conectan todas las partes del microscopio óptico. En esta línea de sentido, es necesario que sea un brazo muy firme para que todo funcione a la perfección.

Revólver

Cuando hablamos del revólver en el microscopio óptico, nos referimos a una pieza giratoria ubicada en la parte superior del microscopio en donde se ubican los objetivos. Con su proceso de rotación permite que la persona pueda alternar entre los diferentes objetivos.

Tubo

De las partes del microscopio óptico, el tuvo corresponde a aquella estructura cilíndrica que sirve para conectar el ocular con el revólver. Es el encargado de llevar la luz hasta la persona que observa.

Foco

El foco, también denominado fuente de luz, es el encargado de generar un haz de luz que se eleva hasta la muestra con el fin de traspasarla y llegar hasta el observador.

Los microscopios ópticos más comunes tienen integrado su propio generador de luz, y hay otros que cuentan con un espejo que refleja la luz del lugar en el que se está trabajando.

Condensador

El condensador, como su nombre lo indica, es el encargado de condensar el haz de luz, pues el rayo que sale del foco lo hace de forma dispersa. Esta pieza es fundamental dentro de las partes del microscopio óptico, puesto que la luz debe confluir en un punto concreto para poder enfocar la muestra.

Diafragma

El diafragma funciona como un ojo que al abrirse y cerrarse permite regular la luz que llega hasta la muestra. El diafragma se ubica al lado del condensador y el punto máximo de abertura dependerá exclusivamente del nivel de transparencia de la muestra.

Esto se debe a que algunos objetos observados de consistencia muy densa requieren un mayor paso de la luz, pues de lo contrario no podríamos ver a profundidad. De la misma manera, las muestras que son muy finas, exigen un diafragma más cerrado pues sino la muestra quedaría con un exceso de luz que no permitiría contemplarla a cabalidad.

Ocular

El ocular es la herramienta por medio de la cual observamos la muestra y hace parte de la segunda fase de ampliación del microscopio. Este es el que permite ampliar la imagen que viene de los objetivos, por lo que de la mezcla entre ocular y objetivos tenemos el dato de a cuántos aumentos estamos trabajando la muestra.

Supongamos que nuestro ocular tiene un aumento de 2X y nuestros objetivos de 40X. De aquí se deriva que estamos ampliando la imagen de la muestra en un 80%.

Objetivos

No podríamos hablar de las partes de un microscopio óptico, sin mencionar los objetivos. Estas piezas son las que usamos para decidir con qué tipo de aumento queremos ver las muestras. Los objetivos consisten en un conjunto de lentes ordenados de acuerdo al nivel de aumento. De acá se logra concentrar la luz que viene de la muestra para producir una imagen observable por el ojo humano.

Partes del microscopio óptico: Tipos de objetivos

  • Negro: 1x / 1,5 x
  • Marrón: 2x / 2,5x
  • Rojo: 4x / 5x
  • Amarillo: 10x
  • Verde claro: 16x / 20x
  • Verde oscuro: 25x / 32x
  • Azul cielo: 40x / 50x
  • Azul oscuro: 60x / 63x
  • Blanco: 100x / 150x / 250x

¡Y listo! Hasta aquí podemos reseñar las partes de un microscopio óptico. Esperamos que la información te haya servido y comprendas un poco más sobre el funcionamiento y estructura de esta potente herramienta que es el centro de múltiples investigaciones.