‘Normal People’: el fenómeno romántico del año es un íntimo viaje de madurez

'Normal People': el fenómeno romántico del año es un íntimo viaje de madurez

Normal People‘ ha llegado a Starplay con un pasaporte envidiable. Una serie romántica que ha arrasado en BBC, coproducida por Hulu y basada en la exitosa novela homónima de Sally Rooney (editado aquí como ‘Gente normal‘ por Random House), quien se encarga junto a Alice Birch del guion de la serie.

A lo largo de sus doce episodios conocemos la historia de Marianne, una chica arrogante y poco popular interpretada por Daisy Edgar Jones (‘La guerra de los mundos‘), y Connell (Paul Mescal), un popular jugador del equipo de fútbol del instituto. 

Ambos comenzarán una relación difícil, con rupturas y reenamoramientos en un viaje de madurez que les llevará por distintos caminos desde el instituto a la universidad.

Una serie que se toma su tiempo

Sally Rooney y Alice Birch se toman su tiempo para narrar esta historia que transcurre durante años de idas y venidas, de encuentros y desencuentros y de exploración de otras relaciones. Si bien los episodios son breves, de unos 25-30 minutos, estos se hacen un pelín largos gracias tanto a los diálogos pausados como al parsimonioso ritmo que lleva.

El guion es íntimo, delicado, sensible y nos lleva por un mundo de dudas, de confesiones, de sinceridad, amor y sexo. Destaca, de hecho, la elegancia que poseen las escenas sexuales. Sin duda, de lo más tórrido que veremos este año.

Sin embargo, seis horas para contar una historia que no se aparta ni una coma del manual del género romántico, son algo excesivas. O, por lo menos, uno no termina de ver justificado tanto metraje para lo que podría entrar perfectamente en una película de dos horas.

Trascendiendo la pantalla

Extranormalpeople0405 3

Pero ahí está el truco. Sin darte cuenta, de forma casi insidiosa, ‘Normal People’ te afecta. Se hace contigo y te hace examinar la consciencia y tus propias ideas sobre la vida y la afectividad. Puede que toleres más o menos este género (a mí, por ejemplo, es uno de los que más pereza me da) romántico, pero no puedes dejar de ver como si fuese pura pornografía emocional.

Algo que no estoy seguro de si pasaría con un metraje notablemente menor. Una estrategia peligrosa porque si no se es fan del género puede que nos rindamos a la primera de cambio. Porque cuesta. Porque la historia no es excesivamente interesante y el hacerte con los personajes requiere mucha paciencia.

A nivel formal, quitando esa tendencia a la relajación excesiva de la narrativa, ‘Normal People’ goza de una buena factura técnica (es BBC, no esperamos menos) y la dirección de Lenny Abrahamson y Hettie MacDonald se preocupa de envolver bien la historia, embelleciéndola con tino y explotando bien la lograda química entre los protagonistas.

En definitiva…

Normal People Starzplay

Así que me hallo con sensaciones muy encontradas. ‘Normal People’ es la niña bonita de la crítica internacional y ese entusiasmo hizo que me pusiera con ganas a ver la serie. Y, si bien le veo muchas de sus virtudes, he tenido un problema de conexión con ella desde el principio, lo que hace que me cueste recomendarla. No pasa nada, no soy su público objetivo.

Todo lo que he dicho en estas líneas sobre la serie es real y lo que pienso sinceramente. A pesar de mi falta de conexión y mi esporádico aburrimiento, me he sorprendido reflexionando sobre los temas, sobre la presentación sobria y realista de la relación romántica. Pero su intensidad y su lento ritmo han podido conmigo.


La noticia

‘Normal People’: el fenómeno romántico del año es un íntimo viaje de madurez

fue publicada originalmente en

Espinof

por
Albertini

.