‘Mujer’ es el fenómeno de la temporada de Antena 3: cómo las series turcas han acabado triunfando en España

9 de enero de 2018. Suena el teléfono de José Antonio Salso, gerente de producción ajena y ventas internacionales de Atresmedia. No sabemos el contenido exacto de la conversación, pero básicamente lo que le dijo su tocayo, José Antonio Antón, director de programación de la empresa fue un “a por todas”. Acababan de salir las audiencias del estreno de ‘Fatmagül’: la prueba ha funcionado.

Tras meses de negociaciones y miedos, las series turcas habían llegado a España para quedarse. Dos años y medio después, ‘Mujer’ representa el momento que desde las cadenas estaban esperando: la serie turca que logra salir de la TDT para llegar a Antena 3 y convertirse en el fenómeno de audiencia de un verano que va agonizando.

Su doble emisión semanal (triple en alguna ocasión) reúne a casi dos millones de espectadores pendientes del drama de Bahar (Özge Özpirinçci), una joven viuda que se queda desamparada al cuidado de dos hijos y se reencuentra con la madre que la abandonó. La serie, basada a su vez en el drama japonés de Yuji Sakamoto, cuenta con 81 episodios divididos en tres temporadas.

Mujer Infogram

Preparando la invasión turca

En cierta manera, ‘Mujer’ (‘Kadın’) es para Atresmedia el broche de oro de una fuerte apuesta por la ficción turca. Una apuesta arriesgada pero que tenía precedente en su funcionamiento en Latinoamérica. El canal chileno MEGA, por ejemplo, escaló posiciones entre las cadenas más vistas gracias a ‘Las mil y una noches’, la primera producción que saltó del país euroasiático a América.

Con la mirada puesta en cómo había respondido el público del otro lado del charco y en mercados más próximos como el de Oriente Medio, desde Atresmedia decidieron probar suerte. Eso sí, con cautela. Nova, que apuesta fuertemente por la ficción seriada, estaba más que asentada con la novela latina y en la cadena no estaban muy seguros de cómo encajaría el género turco en su programación.

José Antonio Antón, director de programación y negocio digital de Atresmedia, comentaba en la presentación que Nova realizó en mayo de 2019 en Estambul:

«Sabíamos que era un tipo de serie que tenía mucha pegada, porque no somos genios, habíamos visto como estaba funcionando en otros sitios pero era un poco arriesgado (…) si algo está bien no lo toques. Si ya eres líder y todo te funciona… pero nosotros es que “somo así” y, después de darle mucha vuelta a qué tipo de producto íbamos a hacer, decidimos lanzarnos a la piscina.»

Así que gran parte de 2017, cuando decidieron tomar el paso, se dedicó a sopesarlo todo. Más allá de la primera ficción con la que probar tenían claras dos cosas: la primera es que fuera la que fuera, funcionase o no, la emitirían entera, no dejarían a espectadores colgados; la segunda, que no traerían el doblaje latinoamericano, sino que acometerían el coste de un nuevo doblaje.

La llegada de ‘Fatmagül’, el heraldo de las series turcas en España

Fatmagul

Fatmagül fue la primera en llegar

Con la decisión tomada, tocaba manejar con qué comenzar. ¿Una serie reciente?, ¿algo con más años pero que haya probado ser todo un éxito? Pronto ‘Fatmagül’ (‘Fatmagül’ün Suçu Ne?’) se fue formando como la opción más clara. No era muy reciente (2010), pero sí lo suficiente como para que no parezca «antigua».

La mayor baza que tenía ‘Fatmagül’ es que la historia era muy potente y de rabiosa actualidad en ese momento. El caso de una joven chica, interpretada por Beren Saat, que es violada por un grupo de amigos, hecho que cambiará para siempre su vida.

Más allá de que justo en la época en la que se estaba ultimando su llegada a España, el juicio de la Manada pamplonica copaba titulares, las grandes dudas en torno a la serie iban por el lado cultural. La historia es chocante, también, por lo distinto que es la sociedad turca a la nuestra. Y funcionó.

Su estreno ese 8 de enero de 2018, poco antes de las nueve de la noche, se coló entre lo más visto del día en la TDT. 477.000 espectadores y un 2,7% de cuota de pantalla la situaban, además solo por detrás de un «clásico» de la telenovela como ‘Amarte así, Frijolito‘ en cuanto audiencias de Nova.

Unos datos bastante buenos para el canal que se fueron consolidando con el tiempo, lo que le propició el salto de tarde al prime time. Su final en Nova congregó a 853.000 espectadores y un 6,2% de share, firmando un promedio de 4,1% y 744.000 seguidores en su emisión diaria durante siete meses seguidos.

Nova y Divinity: las cadenas de lo turco

Madre

Después de ‘Fatmagül’, ‘Madre’ se convirtió en la reina de las ficciones turcas

Desde Atresmedia no esperaron medio año. Los datos del primer día fueron más que suficientes como para ponerse a hacer llamadas a larga distancia, hablar con distribuidoras y cadenas y terminar de cerrar tratos que ya por entonces, estaban bastante avanzados.

‘Fatmagül’ supuso la llave para la entrada para las «novelas» turcas en España… y en gran parte de Europa occidental, de hecho. Su éxito trajo otros fenómenos como ‘Madre’ o ‘Sila’ que han acompañado con sus capítulos largos y su emisión diaria las diferentes franjas de Nova.

Mediaset, por su parte, reaccionó y Divinity empezaría a estrenar a partir de octubre de 2018 ‘Kara Sevda (Amor eterno)‘ y posteriormente otros pequeños fenómenos como ‘Erkenci Kus (Pájaro soñador)’ y ‘Sühan: Venganza y amor’. De repente la rivalidad entre Atresmedia y Mediaset se centraba en sendos canales secundarios de corte femenino.

En 2019 Nova preparó una segunda gran hornada de series turcas. Esta vez un cargamento con algunas de las series más importantes como ‘Las mil y una noche‘ y novedades sorprendentemente populares como ‘Hercai‘ y la que nos ocupa, ‘Mujer’.

«Lo primero que nos sorprendió es que esta serie ganaba, en su primer año de emisión, a ‘Madre’», comenta Charo Calvo, responsable de selección de producto seriado de Atresmedia. ‘Mujer’ estaba funcionando muy bien en Turquía y, con el buen antecedente de ‘Madre’ en Nova, parecía cantado que esa iba a ser su próxima gran serie turca.

Un salto arriesgado

Mujer Kadin

Otra cosa es que el movimiento de meterlo en Antena 3 fuese sabio. La asentada audiencia de Nova, cadena a la que iba a ir la serie originalmente, era una cosa. El público más general de la nave nodriza del grupo era otra cosa y verano no es precisamente una época caracterizada por reunir a las masas ante el televisor, por muy anómalo que sea este 2020.

Sin embargo, sí que es una época propicia para el experimento gracias a que no son unos meses tan competitivos como otoño (fijaos que esta semana ya empieza a notarse con ‘Idol Kids’ y ‘MasterChef Celebrity’ mordiendo el pastel). La ausencia, además de ficción propia (que ese es otro debate) abonó el campo para el éxito del drama turco.

Con una veintena de episodios emitidos, todavía le queda a Antena 3 muchas semanas con ‘Mujer’ para ver si, definitivamente, se convierte en la reina de las series turcas en España y un precedente para el desembarco de más o como un fenómeno veraniego y pasajero.


La noticia

‘Mujer’ es el fenómeno de la temporada de Antena 3: cómo las series turcas han acabado triunfando en España

fue publicada originalmente en

Espinof

por
Albertini

.