Mentalidad de ganador: ¿Cómo ganar en casinos y juegos de azar?

ruleta

Los casinos; tanto online como locales, las casas de apuestas e incluso los bingos son lugares concurridos por amantes del juego y del azar. Con frecuencia encontramos todo tipo de personas; el “suertudo”, el de la mirada asustada, el que lleva años en la misma mesa. Y, por supuesto, los que van una vez, lo pierden todo y no regresan.

La mayoría de las personas que deciden participar en juegos de azar o incluso registrarse en casinos online pierden su “inversión” en el primer día. Los que pierden lo toman como un juego, o incluso llegan a pensar que la maquina o el casino está arreglado para hacerlos perder. Sin embargo, si esto fuera cierto del todo ¿por qué los casinos siguen siendo tan populares?

La realidad es esta: No todo el mundo pierde en los casinos, así como no todos ganan todo el tiempo. Las personas que participan de juegos de azar de manera frecuente tienen claro que, algunas veces se pierde y algunas veces se gana en grande. No se trata de jugar hasta quedar sin dinero esperando un golpe de suerte, sino de jugar con la mentalidad correcta.

La mentalidad de ganador aplicable a los juegos de azar consiste en: Organizar nuestro interior, actuar basados en estrategia y, saber cuándo retirarnos.

Organizar nuestro interior

Con frecuencia nuestras emociones, incluso aquellas que suprimimos dentro de nuestro ser e intentamos ignorar, nos llevan a tomar malas decisiones. Las emociones no son negativas, sentimos porque estamos hechos para sentir. La tristeza, la ansiedad, el miedo son emociones tan valiosas e importantes cómo la felicidad y la seguridad.

No debemos reprimir nuestras emociones porque, aun si son emociones positivas, al estar reprimidas tarde o temprano explotan y nos hacen perder el control de la situación. Es ahí donde la inteligencia emocional es clave para actuar de manera sensata, basados en una estrategia que no esté cegada por el optimismo o por el miedo sino por la realidad.

La motivación para apostar en juegos de azar no puede estar en una emoción desbordada. A menudo las personas apuestan con la esperanza de ganar y saldar deudas que los atormentan. El miedo detrás de esta motivación sin duda va a nublar tu juicio y limitar tus posibilidades de ganar.

La motivación correcta para apostar y ganar es el entretenimiento. Sí, muchas personas se lucran del juego, pero nunca podrá ser un ingreso constante ni mucho menos un salvavidas permanente. Al jugar en busca de entretenimiento tendremos claro cuanto estamos dispuestos a apostar para ganar, así como también cuanto estamos dispuestos a perder.

Actuar basados en estrategia

Antes de apostar nuestro dinero y esperar que “la suerte nos acompañe” debemos crear una estrategia acorde a nuestra habilidad, nuestras capacidades económicas y los sitios disponibles para apostar.

Una estrategia ganadora consiste en identificar un juego que nos divierta y del cual conozcamos al dedillo las reglas ¿póker? ¿tragaperras? ¿ruleta? Luego de que identifiques tu juego favorito practica durante un tiempo sin apostar dinero real. La mayoría de los casinos online te permiten probar todos sus juegos en modo “juego” donde no apuestas dinero real. De esta forma no pierdes dinero en juegos aburridos o que no entiendas y te enfocas en los que realmente te sirven.

Escoger un casino online donde apostar es importante. Sitios web cómo playcasino.com brindan reseñas acerca de los casinos online más populares en los que puedes probar tus estrategias de juego.

Luego de que tengas una estrategia basada en la experiencia de juego “sin dinero” plantéate un presupuesto de cuánto estas dispuesto a apostar y apégate a tu presupuesto.

Saber cuándo retirarse

El mayor inconveniente al apostar en juegos de azar es saber cuándo retirarse. Con frecuencia ingresamos al juego y apostamos siguiendo nuestra estrategia, de repente, ganamos un poco. Si lo que ganamos no fue mucho, consideramos que podemos seguir apostando un rato más en busca de ganancias mayores. Sin embargo, comenzamos a perder, y a perder, y perder hasta que perdemos lo que ganamos e incluso el importe del juego.

Saber cuándo retirarnos es importante, no todos los días le atinaremos al premio gordo y eso está bien. Lo importante es valorar los premios gordos tanto como valoramos las ganancias pequeñas y no dejar que nuestro “deseo de ganar” se apodere de nuestra razón y nos haga actuar sin control.

Los juegos de azar son divertidos y parte de lo que hace que sean tan populares es que puedes sacarte algún dinerillo. Pero, recordemos que son “juegos”, son entretenimiento y esa es la motivación adecuada para apostar; diversión. Si apostamos en busca de una noche de diversión en el póker, porque somos muy buenos en ello y, de entrada, definimos un presupuesto máximo, jugaremos con la cabeza en la mentalidad correcta para ganarle al crupier.