‘Memorias de Idhún’: una aventura a medio gas para Netflix que mejora con el doblaje en inglés

'Memorias de Idhún': una aventura a medio gas para Netflix que mejora con el doblaje en inglés

En Netflix parecía que tenían entre manos un éxito seguro con ‘Memorías de Idhún’. La adaptación de la popular saga literaria de Laura Gallego contaba con el apoyo de la escritora, que también participa como guionista en la serie, y, como mínimo, la curiosidad de sus millones de fans. Además, la decisión de hacerla en formato anime le abría literalmente un mundo de posibilidades para llegar a muchísimo más público fuera de España.

Todo parecía ir sobre ruedas hasta que el lanzamiento del primer tráiler vino acompañado polémica con su doblaje español. La propia Gallego se pronunció en su contra y finalmente Netflix ha decidido continuar adelante con sus planes de estreno para este 10 de septiembre. Por mi parte, he tenido la oportunidad de ver la primera temporada completa y tras un episodio en español tuve claro que la única forma de poder llegar a disfrutarla en mayor o menor medida era seguir con los demás en inglés.

Mejor en inglés

Protagonista Idhun

Dejando a un lado lo mucho que se nota la escasa o inexistente experiencia en el doblaje de algunos de los actores elegidos, lo que realmente hace que sea muy complicado tomarse en serio la historia es la desconexión entre las voces. Es como si cada uno de ellos le diera un enfoque diferente, sin ningún tipo de armonía entre ellos, lo cual consigue que incluso la muy competente Michelle Jenner parezca fuera de lugar porque ninguna de las demás voces termina de encajar, tanto en lo individual como en su conjunto.

Eso está claro que también lastra la entrada del espectador a la historia, porque al ser una temporada tan breve -apenas cinco episodios-, la serie empieza exigiendo bastante para que nos familiaricemos tanto con los personajes como con su universo. Por ello, el primer episodio es especialmente importante, así que os recomendaría obviar el doblaje español desde un primer momento y si tenéis curiosidad, siempre podéis revisionar así la serie. A fin de cuentas, hay bastantes películas que duran más que todo el conjunto de primera temporada.

En tierra de nadie

Escena Memorias Idhun

Una vez aclarado el tema del doblaje, hay otro detalle que sabe a poco en ‘Memorias de Idhún’, y es que la historia hubiese necesitado algo más de espacio y matices para conquistarme -vale que no acaba aquí, pero se supone que tiene que dejarme deseando saber más-. Por un lado, siempre estaré a favor de intentar ir al grano en lugar de marear la perdiz para alargar la serie, pero en el caso que nos ocupa da pie a partir del segundo episodio de una superficialidad que también limita que nos sumerjamos de lleno en esta aventura.

He de confesar que no he leído el original literario, pero tras una rápida presentación parece como si las motivaciones de los personajes se diesen a menudo por sentado sin que eso suponga que esta primera temporada sea acción constante. Y es que la opción de la pura adrenalina hubiese servido para compensar eso y que uno disfrutase con el cuidado acabado visual del que hace gala la serie, pero su posible naturaleza de gran espectáculo se presenta un tanto contenida. A medio gas.

Fotograma Idhun

Al final prima más la presentación de estos son los héroes y estos otros los villanos. Obviamente, el recién llegado a los primeros es algo más impulsivo por su lógico deseo de venganza, mientras que entre los segundos encontramos al personaje más interesante de la serie, ya que podría haber sido un mero sicario y a la hora de la verdad hay cierto enigma alrededor de sus motivaciones que despierta la curiosidad del espectador.

Menos estimulantes son los demás, donde la falta de espacio para indagar más en sus motivaciones lleva a cierto esquematismo a la hora de la construcción de los personajes. A cambio, eso también tiene su lado positivo, ya que la temporada es tan breve que se ve en un suspiro, incluso aunque no te esté terminando de conquistar y tampoco siente las bases para algo que prometa ser memorable.

En resumidas cuentas

‘Memorias de Idhún’ se acaba quedando un poco en tierra de nadie. Es cierto que su doblaje español acaba siendo un lastre, pero es fácil de evitar pasando a la mucho más consistente versión en inglés. Más allá de eso casi parece que tenían demasiada prisa en contar la historia sin profundizar realmente en nada, quedando en su mayor parte reducida a una historia más de bien contra el mal sin grandes atractivos.

Puedes ver ‘Memorias de Idhún’ en Netflix a partir del 10 de septiembre


La noticia

‘Memorias de Idhún’: una aventura a medio gas para Netflix que mejora con el doblaje en inglés

fue publicada originalmente en

Espinof

por
Mikel Zorrilla

.