‘Lucy’, un hermoso disparate de Luc Besson al servicio de Scarlett Johansson

Con Luc Besson uno nunca sabe qué demonios se va a encontrar. Como productor con EuropaCorp, ha vivido al límite de la quiebra constantemente. Títulos tan disfrutables como ‘Valerian y la ciudad de los mil planetas‘ o la saga ‘Venganza‘ se movían entre el fracaso y el éxito precisamente por la valentía y locura que conlleva crear algo como esta ‘Lucy‘ que puedes ver hoy en La Sexta.

Lucy, ángel de combate

Luc Besson logró con ‘Lucy’ una auténtica hazaña: la película recaudó más de 450 millones de dólares en todo el mundo, un récord impresionante, sobre todo teniendo en cuenta un presupuesto de 40, que el cineasta francés nunca había logrado antes ni como productor de la saga estadounidense protagonizada por Liam Neeson. Con la ayuda de la siempre eficaz y magnética para la taquilla Scarlett Johansson (aunque originalmente era un proyecto para Angelina Jolie) y mucha cara dura, Luc Besson crea de la nada una historia original de las suyas, de esas que hemos visto cientos de veces y ninguna al mismo tiempo.

Tal vez decepcionado con los resultados económicos cosechados por la saga iniciada con ‘Arthur y los minimoys‘, el cineasta francés decidió multiplicar el delirio mientras recortaba gastos. Y es que esta locura de ciencia ficción y acción ¿futurista? se desdobla sobre su propia realidad y sus propias reglas sin cortarse un pelo. Y nadie mejor que la estrella de Marvel para interpretar a esta «mula» que llevará una sobrehumana venganza contra los monstruosos traficantes de droga que la convirtieron en lo que ahora es.

Lucy Movie

El guión de Besson está bastante trabajado, las escenas de acción son realmente buenas y no tiene miedo al exceso y su abundante y algo pesada teoría científica, especialmente al principio y al final, la convierte casi en una comedia. Y lo bueno con el cine del director de ‘Anna‘ es que la comedia, sea voluntaria o no, siempre queda natural en sus trabajos. Y eso es algo al alcance de muy pocos cineastas.

No a las drogas

El profesor Norman, investigador «cerebral» interpretado por Morgan Freeman, es el personaje que más arrastra la parte «dura de la peli». Pero que nadie se acerque a ella con miedo, porque ‘Lucy’ es una hermana perdida de una época no tan lejana en la que Hollywood se empeñaba en tratar de refrescar el panorama superheróico con propuestas más o menos originales, como ‘Push‘ o ‘Jumper‘, títulos de culto que merecieron más que eso, pero que se vieron desterrados ante propuestas más populares. ‘Lucy’ se mueve entre ese terreno y el de las dos ‘Crank‘ de Neveldine / Taylor.

Lucy pelicula

La primera parte de la película es realmente divertida, alternando en un montaje paralelo el origen y ascenso de un ser superior con lo que podría ser una conferencia real de Morgan Freeman: un disparate realmente hermoso, muy comiquero, de ochenta y nueve minutos. Y en un par de dimensiones únicamente. No podíamos pedir más ni entonces ni ahora.

De todos modos, un aviso para navegantes: hace tiempo que Luc Besson llegó a la conclusión de que el cine europeo y parte del internacional no tiene a nadie mejor ni más atrevido que él, y ‘Lucy’ es otro divertido ejemplo de ese «sujétame el cubata» que tan bien maneja el cineasta. Que el título de la película haya terminado siendo el nombre de la mujer más poderosa del mundo, compartido a su vez con el de la primera mujer de la humanidad, puede que en realidad no sea más que el diminutivo femenino de un poderoso señor del cine llamado Luc.


La noticia

‘Lucy’, un hermoso disparate de Luc Besson al servicio de Scarlett Johansson

fue publicada originalmente en

Espinof

por
Kiko Vega

.