Los globos Loon de Google ya no escuchan a humanos: su navegación se basa íntegramente en un sistema diseñado y controlado por IA

Project Loon en el paraguas de Alphabet (empresa matriz de Google) es un servicio que ofrece internet a áreas rurales haciendo uso de globos. Estos globos sobrevuelan las zonas donde se quiere ofrecer el servicio y funcionan a modo de antena para conectar fácilmente a usuarios. La complejidad aquí reside en mantener el globo en aire lo máximo posible para ahorrar costes, y parece ser que eso lo hace mejor una inteligencia artificial que un humano.


Según explican los ingenieros de Loon, desde hace años hacen uso de algoritmos para determinar cómo y cuándo mover los globos en el aire. Esto le ha permitido mediante simulaciones conseguir que los globos batan récord de permanencia en el aire. A finales de octubre anunciaron que consiguieron permanecer 312 días con un globo en la estratosfera.

Unnamed 2

Pero hay más, ahora indican que un nuevo sistema de navegación que están implementando tiene el potencial de ser mucho mejor. ¿Razón? Está basado totalmente en lo que una inteligencia artificial ha aprendido. Y parece ser que sus sistemas son más efectivos que los de un humano.

Aprendizaje por refuerzo aplicado a los globos de Loon

Loon ha desarrollado un nuevo sistema de aprendizaje por refuerzo que ahora está integrado en el sistema de navegación de sus globos. El aprendizaje por refuerzo en una inteligencia artificial, como ya vimos, se basa en la idea de mejorar a base de prueba y error. Dicen que es el primero utilizado en un contexto aeroespacial y en productos reales.

Sin embargo, hay una diferencia importante con cualquier otro sistema y por eso es destacable. A diferencia del software de navegación utilizado previamente, este ha sido creado completamente por un ordenador. Es decir, una inteligencia artificial se ha encargado de averiguar y calcular las mejores rutas y movimientos para que el globo esté el máximo tiempo posible en aire gastando los mínimos recursos posibles. En pruebas realizadas enfrentando al sistema de navegación humano y al de la IA, el último ganaba de sobra en eficiencia. Además, demostró a los ingenieros nuevos movimientos de navegación nunca antes vistos.

Loon

Ahora Loon está desplegando el nuevo sistema de navegación basado en una IA a todos sus globos. La idea es que la flota entera de globos navegue de forma autónoma y por donde considere mejor para mantenerse en el aire de forma eficiente. Actualmente Google utiliza sus globos en diferentes partes del mundo, aunque Kenia es el punto más importante ya que es ahí donde ofrece servicios comerciales para una operadora. También está probando en el Amazonas con la ayuda de Telefónica.

La inteligencia artificial que utiliza aprendizaje por refuerzo por su parte, también la hemos visto en multitud de otros proyectos de Google. Destaca especialmente los relacionados con DeepMind y su sistema AlphaGo, que aprendió a jugar al Go por sí mismo para volverse imbatible.

Vía | Loon


La noticia

Los globos Loon de Google ya no escuchan a humanos: su navegación se basa íntegramente en un sistema diseñado y controlado por IA

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Cristian Rus

.