Las 10 barreras de la comunicación

Barreras de la comunicación

Las 10 barreras de la comunicación pueden estar presentes en todo acto comunicativo, por lo que conviene hacer una revisión de éstas con el fín de detectarlas y poder trabajar en pro de una comunicación efectiva, en la que se evite cualquier obstáculo.

Como bien se sabe, la comunicación es un proceso que consiste en el intercambio de ideas, y que tiene como protagonistas a un emisor y a un receptor. El emisor codifica el mensaje y el receptor lo decodificará y captará.

Para ello, es importante que exista un canal a través del cual la información llegue hasta el receptor, además de la necesidad de que ambos manejen un mismo código para que se produzca un verdadero entendimiento de lo que se recibe.

Sin embargo, en el proceso comunicativo no todo es tan sencillo, ya que las barreras de la comunicación existen e interfieren en la comunicación.

Las 10 barreras de la comunicación

Las barreras de la comunicación se pueden definir como accidentes que repercuten de forma negativa en el acto comunicativo. Algunos de estos accidentes o impedimentos son los siguientes:

1. Barreras físicas

Se refiere a cualquier obstáculo que se presente en el ambiente y que pueda distorsionar el proceso de la comunicación, bien de forma parcial o total, tales como: ruidos ambientales, defectos en una grabación, varios actos comunicativos a la vez que impiden comprender alguno de ellos.

2. Semánticas

Esta barrera de la comunicación está relacionada con el código comunicativo, el cual puede tener marcadas diferencias entre el usado por el emisor y el receptor, lo cual dificulta que el mensaje sea comprendido.

Esto suele ocurrir cuando dos personas tratan de comunicarse y sus idiomas nativos son diferentes, o cuando se lee un texto en otra lengua. También puede ocurrir cuando se utiliza una palabra que puede tener diferentes connotaciones en el mismo país o en otros.

3. Fisiológicas

Esta barrera de la comunicación se refiere a los defectos de tipo fisiológico, tal como su nombre indica, o taras que dificultan el proceso de emisión y comprensión del lenguaje. Por ejemplo: la afonía, sordera o ceguera.

4. Psicológicas

Las barreras psicológicas son aquellas impuestas por el mismo receptor o emisor, ya que estas involucran aspectos como el estado anímico, la emocionalidad o la personalidad de los hablantes.

En ciertos casos, la comunicación se hace difícil porque hay una predisposición psicológica por parte de alguno de los participantes. Esto también puede incluir la distracción, la presencia de los nervios, el sentir temor por algún hecho, entre otros.

5. Barreras administrativas

Usualmente, este tipo de barreras de la comunicación se presentan en los entornos laborales con mucha presencia.

Están relacionadas con la carencia en planificación, distorsiones en el significado de los mensajes, presupuestos sin transparencias, poca retención de la información recibida, evaluaciones anticipadas, desconfianza, presencia de amenazas, entre otras.

Cuando la información se presenta de forma sobrecargada, esto también pudiese saturar al receptor e impedir que el proceso comunicativo sea exitoso.

6. No escuchar

También se considera como un obstáculo o barrera de la comunicación, puesto que la base de las relaciones humanas se fundamenta en la capacidad de saber escuchar y para esto es necesario aprender a guardar silencio y no actuar como si se tratase de una batalla verbal.

7. El poder y el estatus

Ya que algunas personas se valen de su autoridad para imponer su opinión y esto, además de afectar el proceso comunicativo, también interfiere negativamente en las relaciones humanas.

8. Los prejuicios

También son de alguna forma barreras de la comunicación, ya que implican el suponer o adivinar y esto impide que se capte la realidad o el mensaje de manera objetiva.

9. Las actitudes negativas

Si las actitudes son negativas obstaculizan el proceso comunicativo, además de las relaciones entre el emisor y el receptor, ya que es una limitante en las relaciones humanas.

10. Las críticas destructivas

Mientras que los buenos sentimientos unen, las críticas destructivas separan y crean muros de prejuicios entre las personas.

Estas son algunas de las barreras de la comunicación, sin embargo, podemos tomar algunas medidas a fin de evitarlas y tener una comunicación eficaz.

¿Cómo evitar las barreras de la comunicación?

Aunque no siempre sea posible establecer una comunicación sin barreras, dado que es muy probable que éstas siempre estén presentes, sí podemos adoptar algunas estrategias para hacer del acto comunicativo un proceso más fluido.

Algunas estrategias para evitar las barreras de la comunicación son las siguientes:

  • Tratar de enviar mensajes claros. Si el código de los participantes es diferente, entonces la claridad debe ser un punto más para trabajar.
  • Procurar que los factores ambientes sean los más adecuados. Por ejemplo, si hay un ruido fuerte en el ambiente, entonces no se establecerá un diálogo, sino un monologo. Se debe atender el contexto para verificar que el mensaje llegará sin problemas al destinatario.
  • Aceptar la retroalimentación: evitando erigir la voz propia como la única y valedera. Si no se acepta lo que el otro nos dice, entonces tampoco hay diálogo, sino monologo.
  • Cerciorarse de que el canal sea el más indicado para promover la comunicación: y esto equivale también a verificar que el receptor esté en disposición de captar la información sin que lo puedan distraer otros interlocutores.
  • Tener buena disposición de ánimo: para poder comunicarse de manera efectiva.
  • Saber escuchar: no solo imponer una voz, sino escuchar de forma activa lo que el otro tiene para decirnos.
  • Evitar valerse de prejuicios: esto no alimenta el proceso comunicativo, sino que lo entorpece.
  • No valerse del poder: de la autoridad que se tiene o de la posición que se ocupa en la sociedad para imponer la opinión propia y restar méritos a lo que piensa el interlocutor.

El proceso comunicativo es bastante complejo, por ello conviene estar al tanto de las barreras de la comunicación que se puedan presentar, con el propósito de aminorarlas y que la comunicación sea fluida, comprensible y se sustente e el diálogo y la retroalimentación.

Si el fin de la comunicación es transmitir una idea, entonces también el emisor debe trabajar por su lado para que así sea, sobre todo en lo que concierne a la escucha activa, la cual es fundamental en el acto comunicativo.