La mega-guía de la privacidad y seguridad en Instagram

La mega-guía de la privacidad y seguridad en Instagram

Hoy te traemos una guía completa para que cuides al máximo tu privacidad de Instagram, tanto desde el aspecto de quién puede acceder a tu contenido como el de la seguridad. Se trata de una de las redes sociales más grandes del mundo, donde millones de personas acceden para publicar fotos e historias, por lo que nunca está de más saber cómo puedes cuidar un poco más tu privacidad.

El artículo no está enfocado a decirte lo que tienes que hacer. Lo que queremos es que, siendo consciente y habiendo decidido de qué nivel de privacidad quieres tener en Instagram, tengas todas las medidas posibles para que tú decidas cuáles quieres aplicar en tu cuenta. Y es que al final la decisión es tuya, porque cada uno podemos adaptar nuestro Instagram a nuestras necesidades, incluidas las de privacidad.


Muchos te dirán que si quieres tener privacidad no tengas cuenta de Instagram, pero aquí los consejos son para quienes no quieran borrar su cuenta. Aunque en Basics ya te hemos dicho cómo borrar tu cuenta de Instagram para siempre en el caso de que quieras cambiar de opinión. Y como decimos siempre, si crees que se nos ha pasado algún consejo útil para cuidar de tu privacidad, no dudes en compartirlo en la sección de comentarios para que todos los lectores puedan beneficiarse de nuestros conocimientos colectivos.

Haz tu cuenta de Instagram más segura

Vamos a empezar con una serie de consejos que tienen que ver sobre todo con la seguridad de Instagram. Así como en los de privacidad nos centraremos en protegerte y mantenerte oculto frente a otros usuarios dentro de la red social, aquí te daremos consejos para aprender a proteger al máximo tu cuenta y evitar que otros puedan acceder a ella, algo que además de tu seguridad también va a proteger la privacidad de tus datos internos.

Primero, hablemos de tu contraseña

Password

Cuando hablamos de privacidad, el primer paso para mejorarla en cualquier servicio en el que estés registrado es siempre tener configurada una contraseña realmente segura. Tener una contraseña sólida es simplemente el paso más básico a la hora de proteger tu cuenta y tu privacidad, y pese a ello uno de los que mucha gente suele hacer mal.

Unos cuantos consejos que te podemos dar, como ya te explicamos son el NUNCA utilizar contraseñas cortas que puedan obtenerse mediante ingeniería social, como el nombre de tu mascota, fechas importantes para ti o códigos postales. Tampoco hagas sustituciones de letras y números, que es algo que los cibercriminales se conocen, y estate atento a las listas de las peores contraseñas para ser consciente de que un 12345 y otras contraseñas básicas son las primeras en ser probadas por cualquiera que quiera acceder a tu cuenta.

Vineta Viñeta sobre la fortaleza de contraseñas, y cómo varias palabras simples pueden ser más efectivas que sólo dos con símbolos y números. Viñeta de xkcd

No te centres en criterios y fórmulas predefinidas, olvidándote de cosas como tener determinados caracteres alfanuméricos, que uno de ellos tiene que ser en mayúscula y que otro sea un símbolo. Y sobre todo, intenta utilizar contraseñas fáciles de recordar pero difíciles de adivinar. Un medio muy eficaz es el de utilizar combinaciones de varias palabras, que aunque aparentemente no tengan relación lógica entre ellas tú puedas relacionar para recordar.

Se ha comprobado que esta técnica es más efectiva que la de simplemente combinar mayúsculas, minúsculas, números y caracteres especiales en una contraseña corta. Estas no sólo son fórmulas predefinidas de esas que ya hemos recomendado no utilizar, sino que acaban siendo tan intrincadas que a veces acaban siendo tan difíciles de recordar que pierden todo el sentido.

Si buscas una contraseña lo más fuerte posible puedes utilizar recursos como el estimador ZXCVBN, una herramienta de código abierto creada por Dropbox para estimar la fuerza de contraseñas. Muchos medidores de fortaleza que te aparecen en las webs al crear una contraseña no son precisos, por lo que basados en el de Dropbox puedes crear contraseñas mucho mejores.

Seguridad

Para cambiar la contraseña de tu cuenta de Instagram, tienes que entrar en el menú de Configuración desde el menú lateral al que puedes acceder desde tu perfil dentro de la aplicación de la red social. Una vez dentro, pulsa sobre la sección de Seguridad que verás en cuarto lugar.

Contrasena

Una vez dentro de la sección de Seguridad, pulsa en la opción de Contraseña que te aparecerá arriba del todo, en el apartado de Seguridad del inicio de sesión. Aquí, tendrás que escribir tanto tu contraseña actual como la nueva que quieras utilizar para cambiarla. Recuerda que para recordar contraseñas también puedes recurrir a los gestores de contraseñas, y de vez en cuando comprueba que no se hayan filtrado tus contraseñas.

Activa la verificación en dos pasos de Instagram

Otra medida absolutamente imprescindible para cuidar al máximo tu seguridad y privacidad es activar la verificación en dos pasos. Este método crea un segundo paso para iniciar sesión una vez escribes correctamente la contraseña, que en el caso de Instagram consiste en recibir un SMS en tu móvil con una clave a introducir en la app. Así, si alguien adivina tu contraseña, también necesitaría tener tu móvil al lado para recibir ese código.

Seguridad

Para activar la verificación en dos pasos, tienes que entrar en el menú de Configuración desde el menú lateral al que puedes acceder desde tu perfil dentro de la aplicación de la red social. Una vez dentro, pulsa sobre la sección de Seguridad que verás en cuarto lugar.

Dos Pasos

Una vez dentro de la sección de Seguridad, pulsa en la opción de Autenticación en dos pasos que te aparecerá arriba del todo, en el apartado de Seguridad del inicio de sesión.

Segundo Paso

Entrarás en la ventana de Autenticación en dos pasos. Aquí, el primer paso será activarla si no lo tienes hecho, pulsando en la sección Mensaje de texto donde puedes configurarla. También tienes la posibilidad de configurar una aplicación de autenticación, y crear excepciones con una lista de Dispositivos de confianza donde nunca se pida este segundo paso.

Revisa quién ha iniciado sesión en tu cuenta

Seguridad

Además de tomar medidas para que otras personas no puedan acceder a tu cuenta, también es útil revisar de vez en cuando si alguien entró. Para hacer esto, entra en el menú de Configuración desde el menú lateral al que puedes acceder desde tu perfil dentro de la aplicación de la red social. Una vez dentro, pulsa sobre la sección de Seguridad que verás en cuarto lugar.

Actividad Sesion

Una vez estés dentro del menú de Seguridad, ahora tienes que pulsar sobre la opción de Actividad de inicio de sesión. Es la segunda opción que aparece en la pantalla, dentro de la sección Seguridad del inicio de sesión y debajo de las contraseñas.

Donde Inicios De Sesion

Irás a una pantalla en la que vas a ver una lista con los últimos inicios de sesión y su ubicación aproximada. Dependiendo de tu operador, tu WiFi y algunos otros factores puede que los inicios aparezcan marcados bastante alejados de tu casa, aunque sea en la misma provincia u otras cercanas. Aquí, en los últimos podrás marcar No he sido yo para cerrar la sesión en estos dispositivos.

Cerrar Sesion

Ante cualquier duda lo mejor es siempre cerrar la sesión de esos dispositivos que no termines de reconocer, sobre todo si no reconoces ni la ubicación ni el dispositivo ni el momento en el que la sesión se inició. Más allá de los últimos inicios, si pulsas en el icono de tres puntos de alguna de las ubicaciones de la lista, la verás en un mapa y se te mostrará la opción de Cerrar sesión.

Revisa qué apps de terceros usan tus cuentas

Seguridad

Por último, también es conveniente revisar qué apps y webs pueden estar accediendo a tus datos de Instagram. A veces puedes vincular tu cuenta para hacer alguna gestión que requiera servicios de terceros porque tienen opciones que no hay nativamente en Instagram. Y si no la desvinculas, estas apps o servicios pueden quedarse recopilando tus datos con tu permiso. Para revisar esto, entra en el menú de Configuración, y pulsa sobre la sección de Seguridad que verás en cuarto lugar.

Apps Y Webs

Una vez estés dentro del menú de Seguridad, ahora tienes que pulsar sobre la opción de Aplicaciones y sitios web. La tendrás casi abajo del todo, en el apartado de Datos e historial.

Activas

Entrarás en una pantalla en la que tienes dos listas diferentes. Si pulsas en Activas verás esas apps y webs que están vinculadas y obteniendo tus datos de Instagram, y en Caducadas aparecerán esas que estuvieron vinculadas pero se desvincularon solas, que son pocas.

Remove

Cuando pulses en Activas, entrarás en una pantalla en la que podrás ver en qué servicios vinculaste tu cuenta de Instagram y actualmente están obteniendo tus datos. En la pantalla puedes ver en qué fecha les autorizaste a acceder, y debajo tienes enlaces para sus respectivas políticas de privacidad. Lo mejor es que pulses en Remove para eliminar el permiso a todos los servicios que ahora no uses. Así protegerás tus datos, y si luego vuelves a usarlos podrás volver a iniciar sesión.

Haz tu cuenta de Instagram más privada

Y una vez hemos cubierto ya lo básico, lo de intentar proteger al máximo tu cuenta para evitar que otras personas puedan entrar, pasamos a darte varios consejos para maximizar tu privacidad dentro de la red social. Aquí, nosotros te daremos todos los consejos que puedes utilizar, y tú serás quien decida cuáles quiere aplicar.

Decide si tu cuenta es pública o privada

Privacidad

El primer paso para gestionar tu privacidad es decidir si quieres que tu cuenta sea privada o pública. Si tu cuenta es privada, sólo las personas a las que aceptes como contactos podrán ver tu contenido, y el resto verán tu perfil bloqueado y sólo podrán enviarte una solicitud de amistad. Si tu cuenta es pública, cualquiera podrá ver tu contenido. Para revisar esto, entra en el menú de Configuración, y pulsa sobre la sección de Privacidad que verás en su interior.

Privacidad De Cuenta

Una vez estés dentro del menú de Privacidad, tienes que pulsar sobre la opción de Privacidad de la cuenta que verás en la categoría de Conexiones. Aquí, antes de pulsar ya podrás ver a la derecha tu actual configuración. En la captura puedes ver que mi cuenta es pública.

Establece Privacidad

Irás a la pantalla de Privacidad de la cuenta, en la que puedes activar o desactivar el modo de Cuenta privada. Como te hemos dicho antes, mientras tengas tu cuenta como privada sólo las personas a las que hayas aceptado como seguidores o que ya lo sean podrán ver tu contenido. El resto de personas que visiten tu perfil, no podrán ver nada.

Controla las fotos en las que apareces

Etiquetados

En tu perfil de Instagram, tienes una pestaña en la que todas las personas podrán ver las fotos donde se te ha etiquetado. Esto puede ayudar a que puedan ver otras fotografías tuyas o de momentos en los que has estado que compartan tus contactos sin que tú tengas que ponerlas en tu perfil para que otros las vean.

Privacidad

Pero en el caso de que no quieras que cualquiera te pueda etiquetar y poner fotos en esa sección, Instagram te permite determinar quién te puede etiquetar o forzar el aprobado de las etiquetas para que aunque tus amigos intenten etiquetarte, la etiqueta no se termine de aplicar hasta que tú revises la foto y la apruebes. Para hacer esto, entra en el menú de Configuración, y pulsa sobre la sección de Privacidad que verás en su interior.

Etiquetas

Una vez estés dentro de las opciones de privacidad, dentro del apartado de Interacciones debes pulsar sobre la opción de Etiquetas. Aquí podrás configurar todo lo relacionado con quién te puede etiquetar en sus publicaciones.

Menu Etiquetas

Una vez dentro del menú etiquetas, al principio tendrás el apartado de Permitir etiquetas de. Aquí, podrás decidir quién puede etiquetarte. Si eliges Todos, cualquier usuario de Instagram podrá, incluso esos a los que no sigas o no conozcas. También podrás elegir que sólo las personas a las que tú sigues puedan hacerlo, o que nadie en absoluto pueda.

Aquí debes tener en cuenta que tienes dos modos de actuar. Por una parte, puedes bloquear por defecto que sólo tus contactos o nadie te pueda etiquetar para no preocuparte por tu privacidad en las fotos que se publican sobre ti. Pero también puedes abrir un poco la mano con esos límites y **complementarlos con la opción de Aprobar etiquetas manualmente. Podrás acceder a su configuración desde los ajustes de Etiquetas.

Aprobar Etiquetas

Si pulsas en Aprobar etiquetas manualmente en el menú anterior, entrarás a los ajustes de Publicaciones etiquetadas. Aquí, vas a poder activar la opción de Aprobar etiquetas manualmente. Si lo haces, debajo de la opción tendrás una sección de Etiquetas pendientes, donde te irán apareciendo las publicaciones donde se te ha intentado etiquetar para que puedas aprobar que se inserte tu etiqueta o denegarlo.

Haz que no todos puedan ver tus historias

Privacidad

Si no quieres que todo el mundo pueda ver tus historias de Instagram, hay dos cosas que puedes hacer. Puedes bloquear a determinadas personas concretas para que no las puedan ver, pero también puedes crear una lista de mejores amigos. Cuando hagas esto segundo, podrás publicar historias para que sólo los integrantes de esta lista puedan verlas. Para hacerlo, entra en la configuración de Instagram y ve a la sección de Privacidad.

Historia

Una vez dentro de las opciones de Privacidad, puedes pulsar directamente en la opción de Mejores amigos para configurarlo. Pero para tener un mayor control, lo mejor es que pulses en la opción de Historia que verás en el apartado de Interacciones.

Opciones

Una vez dentro de las opciones de Historia, arriba del todo tienes las dos opciones de las que te hemos hablado. Con Ocultar historia a podrás determinar quién no quieres que nunca pueda ver tus historias, y con Mejores amigos podrás crear un grupo de personas, y luego al crear una historia decidir publicarla sólo para ellos como te explicamos aquí en vez de para todo el mundo.

Forma De Proceder

En ambos casos, la forma de proceder es la misma. Tendrás un buscador de contactos, y podrás ir buscando a las personas a quienes quieras bloquear o añadir a tus mejores amigos. Puedes buscar a estas personas por nombre de usuario y por el nombre que ellos se hayan puesto en el perfil.

Bloquea o restringe a un usuario

Bloquea O Restringe

Cuando estás en el perfil de un contacto, si pulsas en el botón de tres puntos vas a ver un menú contextual en el que vas a tener las opciones de Bloquear o Restringir a este usuario. Estas son dos opciones muy importantes para cuando alguien te está molestando, y te permite ponerle un poco a parte de tu vida. Vamos a pasar a explicarte para qué sirve cada una de las opciones.

  • Bloquear a un usuario: Dejarás de existir para este usuario. No podrá encontrar tu perfil, tus publicaciones ni tus historias. Instagram no le dirá a este usuario que le has bloqueado, o sea que será como si desaparecieses.
  • Restringir a un usuario: Este usuario podrá seguir hablándote y viéndote, pero será como si estuviera en una burbuja que los otros no ven. Esto quiere decir que si el usuario restringido te deja un comentario en una publicación, sólo tú y él lo podréis ver. En este caso, será como si este usuario no existiera para el resto de tus seguidores.

Controla los comentarios que te dejan

Borrar Comentario

Puede que haya veces en las que alguna persona esté dejando comentarios inapropiados o que violan tu privacidad. En este caso, siempre puedes borrar los comentarios de cada persona o bloquear a la persona. Para borrar los comentarios, simplemente mantén el dedo pulsado sobre uno de ellos para seleccionarlo, y arriba verás la opción de borrar.

Comentarios

Pero si quieres ir más allá de tener que ir borrando comentarios, Instagram también te permite tener un control total de quién y cómo se te pueden dejar comentarios. Para hacerlo, entra en la configuración de Instagram, y una vez dentro pulsa en la sección de Privacidad. Ahora, pulsa en la opción de Comentarios para pasar a configurarlos.

Controles De Comentarios

Cuando entres en la configuración de comentarios, podrás controlar varios aspectos. Por ejemplo, puedes elegir quiénes pueden dejar comentarios en tu perfil, pudiendo ser las personas a las que sigues, las personas que te siguen, ambos, o directamente cualquier persona. También puedes decidir bloquear los comentarios de los usuarios que quieras, y aplicar.

Filtro Manual

Lo de los filtros es algo en lo que merece la pena pararse. Tienes dos opciones, siendo la primera un filtro automático que oculta comentarios ofensivos detectando una serie de palabras. Pero también puedes crear tu propio filtro manual. En este caso, podrás añadir las palabras que quieres que Instagram tenga en cuenta para no permitir dejar comentarios que las utilicen. En los filtros manuales también podrás añadir la lista de palabras más denunciadas.

Desvincula cuentas externas y contactos

Cuenta

Instagram te permite vincular cuentas externas para poder compartir tus publicaciones directamente en Facebook, Twitter, Tumblr y otras perfiles sociales. También puedes vincular tus contactos para encontrarlos dentro de la red social. Cuando vincules tus contactos u otras redes sociales, Instagram tendrá acceso a ellos y podrá recopilar tus datos, por lo que una última buena medida de privacidad será la de controlar esto.

Para hacerlo, tienes que entrar en la configuración de Instagram e ir al apartado de Cuenta. Dentro, podrás acceder a las opciones de Sincronización de contactos y Cuentas vinculadas para desactivar las sincronizaciones y vinculaciones que no necesitas, y así cuidar un poco más tu privacidad.

Unos últimos consejos sobre privacidad

Por último, también quiero mencionar otros consejos que puedes aplicar para maximizar tu privacidad. Son pequeños detalles y comportamientos que puedes aplicar dependiendo de hasta qué punto quieres que otros usuarios sepan sobre ti. Lo obvio es que si no quieres que te conozcan de cara no subas selfies, pero esto también puede ir más allá.

Por ejemplo, si eres una persona celosa de su intimidad hasta el punto de que no quieres que otros sepan donde vives, a la hora de publicar tus fotos deberías tener cuidado con no mostrar zonas reconocibles de tu barrio o tu ciudad. Además, ten cuidado también a la hora de utilizar las etiquetas de ubicaciones, por lo menos a la hora de publicar desde casa.

Evidentemente, si eres un celoso de la privacidad tampoco es recomendable dar datos sobre ti en tu descripción o tu nombre de usuario. Si no quieres que nadie sepa tu nombre o quieres ocultarte, cambia tu nombre de usuario por otro que no tenga que ver ni incluya tu nombre de pila o tu apellido. Lo mismo pasa con tu descripción, ten en cuenta que lo que escribas serán cosas que cualquier persona anónima con o sin cuenta de Instagram podrá saber de ti.

Aquí, como te hemos dicho, todo depende del nivel de privacidad que quieras tener. Si eres muy celoso de tu privacidad pero no quieres dejar de utilizar Instagram, pon tu cuenta privada e intenta publicar lo menos posible sobre ti. Ojo también a la foto de perfil que puede ser vista por otros. Y si no eres tan celoso de tu intimidad, pues aquí te hemos dejado hoy varias ideas para que tú decidas cuáles aplicar.


La noticia

La mega-guía de la privacidad y seguridad en Instagram

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Yúbal FM

.