‘La Liga de la Justicia de Zack Snyder’: todo lo que funciona y lo que no en el nuevo montaje de la película de DC

Han pasado ya varios días desde el estreno triunfal de ‘La Liga de la Justicia de Zack Snyder’ en HBO. Los hay que han disfrutado enormemente con ella, pero también los que no han quedado precisamente satisfechos con el resultado. Por mi parte, me acerco más a la segunda postura que a la primera, pero tengo claro que este nuevo montaje de la película de superhéroes de DC tiene tanto cosas que sí funcionan como otras que no han quedado especialmente bien.

A continuación encontraréis algún spoiler, aunque abordado de forma más general que concreta, de la película.

Lo que sí funciona

Primero y por encima de todo que la historia tiene más sentido al estar mejor cohesionada. Eso era el mínimo que le pedíamos al no contar con limitaciones en lo referente a lo que podía durar, pero no por ello hay que obviarlo. Además, eso también se traslada a ese escena en la parte final de la película en la que se recupera al Joker interpretado por Jared Leto, ya que es un momento que da una mayor unidad narrativa no solamente a lo que vimos esto previamente durante casi cuatro horas, sino incluso a otras ideas planteadas por Snyder en anteriores aventuras del Universo Extendido de DC.

Además, el tratamiento de los personajes es más satisfactorio al tener más tiempo para respirar. Esto es especialmente evidente en el caso de Cyborg, condenado a poco más que la irrelevancia en el montaje estrenado en cines y que aquí realmente juega un papel esencial en la historia. También la forma de abordar a Wonder Woman casa mejor con lo visto previamente en el personaje interpretado por Gal Gadot y seguramente sea el Aquaman de Jason Momoa el único al que podríamos ponerle peros.

Esto también se traslada a los villanos, con Steppenwolf teniendo unas motivaciones más claras que enriquecen al personaje, estableciendo además a Darkseid como un villano casi equiparable al Thanos de Marvel. Quizá hubiese sido conveniente algo más de recorrido, pero al menos no es simplemente otro caso de enemigo más poderoso que el anterior al estilo de ‘Dragon Ball’.

Tampoco me olvido del controvertido cambio de formato. No es que sea una mejora arrolladora respecto a la versión de cines, pero se nota que hay una intención detrás en lugar de ser un mero capricho. Personalmente creo que el impacto visual de la película habría sido mayor con un formato de pantalla más tradicional en el cine actual, pero cuadra la apuesta.

Lo que no funciona

Liga Justicia

Sí, ‘La Liga de la Justicia de Zack Snyder’ tiene más sentido pero a cambio se hace muchísimo más pesada, con fácilmente sus dos primeras horas de metraje sintiéndose como una introducción interminable. Eso resta mucha intensidad a lo que sucede en pantalla, demostrando una vez que su responsable es un autor profundamente irregular. Tan pronto plantea una escena impresionante como luego roza el tedio durante muchos minutos.

Está claro que visualmente no hay nada tan cantoso como el bigote de Henry Cavill mal borrado digitalmente, pero la película también muestra aquí cierta inconsistencia, e incluso los momentos más poderosos parecen más resultado de la forma de concebir los planos por parte de Snyder -ahí es indiscutible que sabe muy bien cómo lograr instantes con muchas fuerza- que porque el trabajo en efectos visuales sea realmente memorable. De hecho, hay momentos puntuales cuya existencia sería mejor olvidar…

Si antes comentaba que sus primeras horas podían hacerse interminables, lo mismo sucede con su desenlace, donde se amontonan los diferentes finales hasta el punto de hacerse más cansina que otros célebres casos como el ‘El señor de los anillos: El retorno del rey’. Tampoco ayuda que la secuencia final con esa gran revelación se sienta un tanto ridícula, tanto por la forma de exponer lo que sucede como por la interpretación de Ben Affleck en ese momento.

Liga

Sin embargo, lo que realmente me molestó más de ‘La Liga de la Justicia de Zack Snyder’ es que sea una película sin filtro alguno. Se acumulan ideas, escenas y soluciones narrativas porque se puede en lugar de porque sea realmente lo mejor para la película. Si a la versión de Joss Whedon, que es la que se queda dentro del canon de DC, le faltaba tiempo para encajar las piezas, a la de Zack Snyder le sobran un montón de cosas para poder llegar a ser ese espectáculo abrumadora que gusta.

La cuestión es que seguramente nunca hubiese existido un punto medio y de haberla podido completar en su momento, ‘Liga de la Justicia’ también habría sido una película mutilada. La cuestión está en qué es peor, ¿estirarlo hasta el delirio agotando al espectador o verse obligado a comprimirlo mucho más de la cuenta suscitando la incomprensión del público?


La noticia

‘La Liga de la Justicia de Zack Snyder’: todo lo que funciona y lo que no en el nuevo montaje de la película de DC

fue publicada originalmente en

Espinof

por
Mikel Zorrilla

.