Intel Iris Xe MAX es la primera gráfica dedicada de Intel desde 1998: de momento van a por portátiles, los PCs tendrán que esperar

Más de dos décadas han pasado desde que Intel lanzar la Intel740. Aquella fue la última gráfica dedicada de una empresa que volvió a intentar hacer movimientos en este sentido con Larrabee y sus Xeon Phi. Ninguno de esos productos o tecnologías llegó a nada.

Hoy Intel reaparece en el mundo de las tarjetas gráficas dedicadas, y lo hace con su Intel Iris Xe MAX, un primer acercamiento a este segmento que por ahora se restringe al ámbito de los portátiles y que no obstante es un interesante paso a la hora de competir en equipos de sobremesa con AMD y Nvidia.


Una gráfica dedicada orientada a portátiles

La solución de Intel es una edición más potente de la que ofrecen los chips gráficos integrados con arquitectura Intel Xe que hemos visto en las últimas semanas en algunos portátiles.

Intel1

Estos chips contarán con hasta 96 unidades de ejecución funcionando a frecuencias de hasta 1,65 GHz (frente a los 1,35 GHz de los chips integrados), soportarán Variable Rate Shading y también aprovecharán la nueva interfaz PCIe 4.0 que Intel está ya impulsando en sus últimos procesadores. Las gráficas contarán con 4 GB de memoria gráfica LPDDR4x con anchos de banda de hasta 68 GB/s.

Además de las mejoras gráficas se integra la tecnología Deep Link, que según Intel ayuda a que creadores de contenidos puedan aprovechar las ventajas del procesamiento en el ámbito de la inteligencia artificial para aplicarlo a su trabajo. Aplicaciones como Handbrake o Adobe Lightroom serán por ejemplo capaces de aprovechar esa ventaja.

La firma destaca además que con los gráficos Iris Xe MAX es posible multiplicar el rendimiento en esa creación de contenidos en los que los algoritmos de IA pueden ayudar —Intel ofrecerá una API para ello—.

F2vfsd

Las nuevas gráficas Intel Iris Xe MAX también se comportarán de forma prometedora en juegos según pruebas internas. Al comparar con las gráficas dedicadas Nvidia Geforce MX350, nos encontramos con rendimientos ligeramente superiores. Los primeros equipos con estas gráficas dedicadas serán los Acer Swift 3x, los Asus VivoBook Flip TP470 y los Dell Inspiron 7000 2 en 1.

Intel2

En Intel, además, seguran que en la primera mitad de 2021 tendrán las primeras gráficas dedicadas Xe-LP para equipos de gama de entrada («value desktops»), algo que probablemente quedará bastante lejos de lo que acaban de presentar AMD con sus Radeon RX 6000 o NVIDIA con sus RTX 3000. Este año se comenzará a vender una GPU para servidores basada en esa variante Xe-LP, mientras que las versiones Xe-HP y Xe-HPG aparecerán en 2021.


La noticia

Intel Iris Xe MAX es la primera gráfica dedicada de Intel desde 1998: de momento van a por portátiles, los PCs tendrán que esperar

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Pastor

.