Halloween de cine: 17 películas recomendadas por el equipo de Espinof para disfrutar del mejor maratón de miedo

Como tantas otras fiestas en 2020, Halloween llega en un momento inoportuno. Con el deber de permanecer en casa, sin reuniones sociales (reales, porque la videollamada está siendo una salvación), la edición COVID-19 de la noche de los muertos será especialmente extraña. No podremos celebrarla como nos gustaría, o como otros años, pero entre las opciones disponibles siempre podemos recurrir al divertido maratón de cine de terror.

El sofá, la manta, las chucherías, en pijama o con disfraz, y una selección de títulos ideales para un plan de sustos, risas y escenas memorables. Ya sabéis que podéis encontrar en esta web numerosas listas ideales para un maratón (tanto de películas como de series de género) pero esta vez hemos querido hacer algo diferente y «juntarnos» en un artículo cuyo objetivo es contribuir a pasar la velada más entretenida en estas circunstancias tan peculiares.

¿Cuál es tu película de terror favorita o la que recomendarías ver durante esta noche de Halloween? Los locos del cine y la televisión que hacemos Espinof, incluyendo colaboradores habituales, respondemos a esa pregunta y os dejamos nuestras 17 recomendaciones para una divertida noche de miedo en casa:

‘La invasión de los ladrones de cuerpos’ (‘Invasion of the Body Snatchers’, 1956)

Todos tenemos un amplio listado de obras de horror favoritas del que tirar en noches como esta. Podría elegir cintas como ‘Alien’ (1979), ‘El resplandor’ (‘The Shining’, 1980) o ‘La cosa’ (‘The Thing’, 1982), ‘Pesadilla en Elm Street’ (‘A Nightmare on Elm Street’, 1984), ‘La mosca’ (‘The Fly’, 1986)… Finalmente, me he decidido por ‘La invasión de los ladrones de cuerpos’, de Don Siegel, basada en una novela de Jack Finney. Dura apenas una hora y tiene todo lo que puedes esperar de un clásico del género.

Es profundamente inquietante, mantiene la tensión de principio a fin, posee instantes turbadores y el final es impactante. Entendida en su momento como una denuncia del macartismo, el film exprime la excusa de la amenaza alienígena para poner en imágenes una pesadilla tan primitiva que aún hoy conserva toda su fuerza. El peligro que aterroriza a los protagonistas podría trasladarse perfectamente a la situación de pandemia actual.

(Por Juan Luis Caviaro)

‘La matanza de Texas’ (‘The Texas Chain Saw Massacre’, 1974)

La Matanza De Texas

La matanza de Texas‘ sigue siendo a día de hoy la demostración de lo increíblemente sugestiva que puede ser una película. Apenas tiene que utilizar la sangre para dejar en el espectador la sensación de haber visto una masacre como pocas veces se han mostrado en una película.

Tobe Hooper nos sumerge en los horrores de la América Profunda a través de unos jóvenes, que perfectamente podrían ser una relectura perversa de los protagonistas de Scooby Doo pero cambiando al perro por un parapléjico, que no saben lo que les espera. Entre sus muchos méritos está que uno perfectamente se podría creer que una familia así de monstruosa existiera en su momento y que el mayor error que podrías cometer sería que tus caminos se cruzasen con el suyo.

(Por Mikel Zorrilla)

‘No respires’ (‘Don’t Breath’, 2016)

La verdad es que no soy muy de plan de peli de terror, pero si tuviese que elegir una para la noche de Halloween, ahora mismo elegiría ‘No respires‘. Lo cual es muy apropiado para estos tiempos COVID. Bromas aparte y con Fede Álvarez a los mandos, tenemos hora y media de constante tensión y de vernos conteniendo la respiración por si acaso el invidente villano de Stephen Lang logra traspasar la pantalla y darnos un garrotazo con sus fibrosos músculos de veterano de guerra y unos sentidos aumentados que ni Daredevil.

(Por Albertini)

‘El exorcista’ (‘The Exorcist’, 1973)

El Exorcista

Ya vamos camino del medio siglo desde que William Friedkin estrenase la que, para un servidor, es la obra cumbre del género; pero no importa cuánto tiempo haya pasado desde su creación; ‘El exorcista‘ continúa siendo la película más terrorífica de todos los tiempos.

Una experiencia malsana, febril y casi profana que se introduce bajo la piel atacando a nuestros miedos más primitivos hibridando sobriedad y voluntad de impacto, y que trasciende a la pantalla para transmitir la sensación de que estamos viendo algo que ni tan siquiera debería existir.

(Por Víctor López G.)

‘The Guest’ (2014)

Otra muestra del cachondo talento de la pareja Wingard/Barrett donde se ríen de todos los géneros, de todos los estilos y de todos los espectadores. La peli podría resumirse en un tagline que dijera algo parecido a «¿Soldado Universal? Una basura: nosotros nos leímos el guión de ‘Shadow Company’ para actualizarlo a nuestro tiempo». Exactamente igual que la fiesta post víspera de todos los Santos ha ido mutando junto con nosotros.

Queremos fiesta, queremos jijijaja, ligarnos a alguien de pelo rubio y, si nos dejan, llenar de granadas de mano cualquier restaurante de tres al cuarto.

(Por Kiko Vega)

‘El Viyi’ (‘Viy’, 1967)

Una obra maestra absoluta del cine de horror soviético que adapta el relato de Nicolai Gogol entre la fantasía y lo gótico, resume lo mejor de la visión en technicolor del género que Hammer y Mario Bava impusieron en los 60, con una paleta cromática mortecina, toques de folklore, humor macabro y un final antológico lleno de demonios y fantasmagorias en stop motion.

Vuelve a estar en la boca de todos gracias a la restauración que se ha hecho en Blu Ray, exhibida en Sitges 2020, puede encontrarse en su versión habitual en Filmin.

(Por Jorge Loser)

‘Re-Sonator’ (‘From Beyond’, 1986)

Consagrar tu Halloween a revisar solo clásicos es altamente satisfactorio, pero también hay que desatascar tuberías con algo de grima y baba ochentera. Que a su manera, también es una forma de aproximarse a los clásicos. Por ejemplo, ‘Re-Sonator’, la falsa continuación de la (esta sí que sí) clásica ‘Re-Animator‘, que repitió con buena parte del equipo técnico y artístico de aquella (producción de Brian Yuzna y Charles Band, dirección de Stuart Gordon, protagonismo de Jeffrey Combs y Barbara Crampton y, sobre todo, inspiración remota en HP Lovecraft).

‘Re-Sonator’ describe las peripecias de un par de científicos que trajinan con una máquina, el Resonador, que nos permite contemplar a criaturas que habitan junto a nosotros y que habitualmente permanecen invisibles. Durante unos cuantos años ha sido considerada un festival de gore y desmadre púrpura menos conseguido que su precedente. pero el tiempo la ha puesto en su sitio, y aunque no tienen el empaque y la pasmosa perfección de ‘Re-Animator’, no carece de virtudes: la inventiva, los efectos especiales y cómo saca perfecto partido de sus limitaciones gracias al pulso narrativo de Gordon.

(Por John Tones)

‘El retorno de las brujas’ (‘Hocus Pocus’, 1993)

No me gustan las películas de miedo. Nunca me han gustado. Por eso, si pienso en alguna película de Halloween, tengo que remontarme a la infancia y a aquella tendencia de los 90 de hacer películas sobre brujas.

Tengo especial cariño a ‘La maldición de las brujas‘ (Nicholas Roeg, 1990) -de la que se acaba de estrenar un remake protagonizado por Anne Hathaway- y sobre todo a la maravillosa y loca ‘El retorno de las brujas‘ (Kenny Ortega, 1993), con esas brujas reaparecidas algo torponas, malvadas pero con mucho encanto, con círculos de sal para protegerse de los muertos vivientes en los cementerios y a Bette Midler cantando «I Put A Spell on You» para hacer enloquecer a los adultos. Un disfrute total para la noche de Halloween.

(Por Lucía Ros)

‘Bitelchús’ (‘Beetlejuice’, 1988)

A los que nos da miedo hasta el vuelo de una mosca, preferimos pasar Halloween con un clásico como ‘Bitelchús‘. La cinta que confirmó a Tim Burton como un gran creador capaz de conjugar goticismo, belleza y humor. Si alguien pensaba que al morir se acababan todos sus problemas, que eche un vistazo al matrimonio Maitland.

Fallecidos en accidente de tráfico, tienen que soportar que su casa sea invadida por una nueva familia. Lo que, claro está, les lleva a contratar a un bioexorcista capaz de echar a esos intrusos de carne y hueso. Un derroche de imaginación propio de las gozosas comedias ochenteras y la interpretación inolvidable de Michael Keaton son algunos de sus puntos fuertes.

(Por Noelius)

‘Perfect Blue’ (1997)

Angustioso y delirante estudio sobre la personalidad y el doppleganger que ya anticipada presupuestos como los de ‘Nosotros’ o ‘Cisne negro’, ‘Perfect Blue‘ fue la obra con la que el prometedor pero prematuramente fallecido Satoshi Kon -murió en 2010 a causa de un cáncer de páncreas- debutó en largometraje. El director de ‘Paprika’ y ‘Paranoia Agent’ comenzó su andadura como realizador entrelazando las zonas más oscuras de la cultura idol, el peso de la fama, las expectativas fan en torno a figuras populares o la angelización e infantilización que las idols sufren por parte públicos masculinos.

Aquí, el componente terrorífico, nunca explícito, se traslada al desdoblamiento del yo, al reflejo de los lugares más tenebrosos de la psique humana, a la posesión de los demonios más profundos del ser humano a través de los espejos que, con una última mirada -como no podría ser de otra manera, a un espejo-, revela la tenebrosa sospecha de una sombra de la que es imposible separarse.

(Por Antonio Ramón Jiménez Peña)

‘Terroríficamente muertos’ (‘Evil Dead II’, 1987)

En Halloween no solo se pasa miedo: también es una fiesta. Por eso, no creo que haya mejor película para la fecha que ‘Terroríficamente muertos‘, el carrusel con el que Sam Raimi tocó techo en su loca alquimia de terror y humor de dibujos animados.

Ayuda que Bruce Campbell sea a la vez Elmer y Bugs Bunny en esta epopeya, remake con presupuesto de su debut, ‘Posesión infernal‘, sobre un pobre diablo enfrentado a su novia y a sus amigos poseídos por demonios. Su argumento cabe en una servilleta, pero la inventiva visual es inabarcable, maníaca. Sigue tan fresca como el primer día, forma parte de una saga que no tiene una sola entrega mala (ni siquiera la serie), y cómo será la fiesta que hasta ha inspirado un musical.

(Por Adrián Alvarez)

‘Lo que hacemos en las sombras’ (‘What We Do in the Shadows’, 2014)

Con el particular sentido del humor ya perfectamente reconocible de Taika Waititi, la película de vampiros torpones y gamberros del neozelandés bien podría convertirse en un clásico del ambiente festivo de la noche de los muertos.

Una mezcla de géneros que parte de los códigos del cine de vampiros para desmontar la psicología de unos personajes normalmente injustamente representados en el lado del mal y que se muestran ahora cómicamente sensibles y entrañables. Una rareza divertidísima para disfrutar en un ambiente distendido con el resto de alimañas halloweenescas.

(Por Sara Martínez)

‘The Rocky Horror Picture Show’ (1975)

Quizás no sea el tipo de película que muchos esperen ven en Halloween, pero 45 años después, ‘The Rocky Horror Picture Show’ es una fiesta que nadie se debe perder. Planteada como una versión gay de Frankestein, el musical rock británico todavía es una obra única en su especie. Una fantasía homoerótica que combina el cine de monstruos, la ciencia ficción y la psicodelia propia de los 70, regada con perverso humor y unos números musicales irrepetibles.

Todo rodado con el presupuesto de una serie B y queriendo emular la serie Z. Más allá de su locura, la cinta cuenta con la sublime interpretación de Tim Curry y una jovencísima Susan Sarandon pasándoselo mejor que nunca. Probablemente no sea una película para asustarte, o para que los adolescentes se metan mano en una oscura sala de cine, pero ‘The Rocky Horror Picture Show’ es una rarísima avis que oscila entre lo sexual y lo terrorífico.

(Por Álex Manzano)

‘La casa del terror’ (‘Haunt’, 2019)

Mi recomendación para un Halloween divertido es ‘La casa del terror‘ (‘Haunt’), que se puede ver en Amazon Prime Video. Es una peli de miedo perfecta para una noche de pizza, palomitas y sustos, y merece la pena echarle un ojo sobre todo porque es una peli de terror hecha sin pretensiones, desde el cariño al género y sin querer elevarlo a la categoría de peli de culto, algo habitual últimamente.

Digamos que ‘Haunt’ es a, por ejemplo, ‘Hereditary’, lo que ‘La isla de las tentaciones’ a los documentales de La2. Los amantes del slasher más clásico, de la sangre, de los payasos turbios (¿existe acaso otro tipo de payasos?), del survival y de las final girls, tienen en ‘Haunt’ una hora y media de película que respeta todos los códigos clásicos del género: un grupo de chavales en apuros, protagonista con traumita que se va redimiendo según avanza la peli, secundario graciosete, escéptica que muere la primera, y malos bebiendo de su propia medicina.

(Por María Alba)

‘Troll Hunter’ (‘Trolljegeren ‘, 2010)

La noche de Halloween es la noche de los cuentos de terror, de las leyendas fantásticas. Y qué mejor leyenda que la que se remonta siglos atrás y permanece presente en la actualidad como es la de los trolls. El realizador noruego André Øvredal bebe de la mitología escandinava para conjeturar en ‘Troll Hunter‘ la posibilidad de que tales monstruos vivan hoy día en Noruega aunque ocultados por el gobierno de este país. Serán tres estudiantes los que descubrirán la verdad.

Como si de un documental se tratase, y utilizando la técnica del metraje encontrado, el autor de ‘La autopsia de Jane Doe‘ (2016) e ‘Historias de miedo para contar en la oscuridad‘ (2019) consigue una original propuesta mezclando diversos géneros y creando suspense a partir de criaturas ancestrales. Disponible en Netflix.

(Por Álvaro de Luna)

‘Tenemos que hablar de Kevin’ (‘We Need to Talk About Kevin’, 2011)

Mi relación con el género empezó cuando era niña. No me gustaban las pelis de Disney ni las de aventuras, pero sí las de miedo. Y lo que más me gustaba era verlas sola. Y como lo mío es el terror psicológico, ‘Tenemos que hablar de Kevin‘ es la primera película en la que he pensado cuando me pidieron una recomendación para Halloween. No sé si es muy canónica para estas fechas, pero a mí me gusta el miedo real, el que habita dentro de nosotros.

Lo mío son las pelis malrrolleras, porque me produce adrenalina el mal cuerpo que se queda después de ver algo profundamente perturbador, que lo es más, precisamente, porque no está anclado en lo sobrenatural. Para cosas sobrenaturales ya tenemos la interpretación de Tilda Swinton.

(Por Valentina Morillo)

‘La tienda de los horrores’ (‘Little Shop of Horrors’, 1986)

Mi elección es ‘La Tienda de los Horrores‘, extraña pieza musical basada en un musical de Broadway (escrita por el malogrado letrista Howard Ashman y el compositor Alan Menken, los héroes encargados de resucitar a Disney con ‘La Sirenita’ y ‘La Bella y la Bestia’) y que a su vez, estaba basada en una película dirigida por Roger Corman en 1960.

Frank Oz, titiritero de la factoría de Jim Henson, fue el encargado de llevarla a la gran pantalla con un reparto que recupera a Ellen Greene de la representación teatral y al que añade rostros clave de la comedia en los 80 como Rick Moranis, Steve Martin o los cameos de John Candy y Bill Murray. Sin embargo, la verdadera extraña de la función es esa planta carnívora y alienígena llamada Audrey II que cuenta con la fantástica voz del cantante Levi Stubbs. Un coro de supremas se encargarán de llevar el hilo conductor de esta crítica sobre la estupidez humana con tan mala leche que obligó a los productores a alterar su amargo final y que podéis recuperar en la edición blu-ray. Ya lo advertía la propia planta, ¡ella es una hierba verde mala del espacio exterior! Nunca una visita al dentista ha sido tan divertida.

(Por Juan Carlos Jiménez)


La noticia

Halloween de cine: 17 películas recomendadas por el equipo de Espinof para disfrutar del mejor maratón de miedo

fue publicada originalmente en

Espinof

por
Juan Luis Caviaro

.