Guía de compra fácil para elegir (bien) y comprar un televisor: consejos, recomendaciones y 13 smart TV desde 349 euros

Si los términos de nuestras guías de compra de televisores más avanzadas te suenan a klingon y te preguntas por qué ese televisor de 55 pulgadas cuesta el doble que otro con la misma diagonal, hoy queremos ayudarte a elegir (bien) y comprar un televisor aunque no tengas ni idea.

Aquí vas a encontrar los tecnicismos mínimos, dejando a un lado la tecnología que hay detrás y centrándonos en su aplicación práctica. Además, al final del artículo te proponemos una serie de televisores a tener cuenta en diferentes franjas de precios.


Qué características tener en cuenta para comprar un televisor en 2020

¿Cómo de grande?

No os vamos a engañar, en esta casa somos de «cuanto más grande, mejor«, pero la verdad es que fabricantes y expertos proporcionan diferentes métodos (con resultados muy variados) para calcular el tamaño ideal de nuestro televisor cuya tónica general invita a grandes diagonales.

La idea es qua la experiencia sea inmersiva, entrando en juego factores como el ángulo de visión al que se van a distribuir los televidentes – lo ideal es que estéis en frente – , la resolución y la distancia de la tele a vosotros.

Por oferta de televisores y de contenido, lo recomendado son los 4K y para esta resolución, por nuestra experiencia y varias de esas tablas de cálculo, si estáis a aproximadamente 1,5 metros de distancia y cabe en el mueble del salón, podéis permitiros una de 55 pulgadas.

¿OLED o LCD?

Una de las primeras preguntas que podemos hacernos a la hora de elegir un televisor es qué tecnología de panel implementará. O bajado a la tierra: qué ventajas e inconvenientes presentan y cuál me conviene más y me puedo permitir.

OLED, LED, QLED, ULED… un barullo de siglas en el que es fácil perderse. En realidad, todo se resume en OLED y diferentes tipos de LCD con retroiluminación LED. Mientras que los OLED constan de pequeñas celdas que se iluminan a sí mismas, los LED requieren de iluminación externa con diferentes esquemas y tecnologías de mejora de imagen. ¿En qué se traduce esto?

Uno de los puntos fuertes de los OLED es su capacidad para reproducir unos tonos negros de gran pureza y realismo, con colores más llamativos y nivel de contraste. Su ángulo de visualización es asimismo superior y ofrecen un tiempo de respuesta inferior.

Por otro lado, un buen televisor LED es capaz de ofrecer mayores niveles de brillo, unos colores menos saturados, mayor durabilidad y un coste inferior.

Que los televisores OLED se enmarquen en la gama alta no implica que los LCD sean peores, sino que si buscamos una tele asequible, inevitablemente será la tecnología de panel de nuestro modelo elegido. Esto no solo tiene que ver con el coste del panel y montaje, sino también con el tamaño de la pantalla: lo habitual es que los OLED estén presentes a partir de las 55 pulgadas de diagonal (aunque LG ha sido la excepción lanzando modelos de 48″).

Así pues, precio y diagonal serán determinantes a la hora de elegir tecnología de panel. ¿Que tu presupuesto es ajustado o buscas una tele por debajo de las 50 pulgadas? Entonces tu tipo de panel será LCD, para mayores diagonales y presupuestos, será cuestión de tus preferencias.

Extra LCD: tipo de panel y retroiluminación

Si te decantas por un panel LCD descubrirás que hay una gran diferencia de precio entre unos modelos u otros que determinan en qué gama están.

Aquí entran en juego otras variables como el tipo de panel, el esquema de retroiluminación y tecnologías para la mejora de imagen como los nanocristales.

La primera es el tipo de panel, algo que suele aparecer en las especificaciones o que puedes buscar en la web Displayspecifications, la «enciclopedia» de los televisores. Como sucede cuando elegimos un monitor, vamos a encontrarnos VA e IPS.

Los paneles IPS ofrecen una elevada calidad de imagen global, reproducción de color precisa y ángulos de visión amplios sin apenas degradación de color. Sufren más fugas de luz y la relación de contraste nativo suele ser inferior.

En el caso de los paneles VA, destacan por la profundidad de sus negros, su alta relación de contraste nativo y entrega de brillo y adolecen de menos fugas de luz. Eso sí, sus ángulos de visión son inferiores.

Para el escenario de aplicación de un televisor, en general las prestaciones de los paneles VA resultan más adecuadas.

Retro

Si te decantas por un panel led, lo primero que te encontrarás será su esquema de retroiluminación, a saber: Full Array, Edge LED, Direct LED.

Estos «apellidos» hacen referencia a cómo se iluminan los paneles, algo que influye en lo profundos que se van a ver los negros en el televisor.

El dibujo que hay sobre estas líneas lo deja bastante claro: los modelos más económicos cuentan con retroiluminación Edge LED, con una tira de bombillas LED en la parte de abajo de la pantalla.

Un peldaño por encima se encuentran los Direct LED, que distribuyen los LED por toda la parte trasera pantalla, aunque sin cubrir toda el área. Cuantos más LED, más precisión y mayor contraste.

Los más ambiciosos en cambio son los Full Array Local Dimming (FALD), con una distribución de diodos LED por toda la parte trasera pero en mayor número.

¿Paneles de 10 bits?

Si echamos un vistazo profundo a las especificaciones del fabricante, encontraremos si un televisor cuenta con un panel de 8 o 10 bits: los modelos de gama alta y media alta son de 10. El resto serán de 8 o de 10 pero «con trampa» gracias a técnicas FRC para emular más colores.

Esta diferenciación entre 8 y 10 bits hace referencia a la capacidad de reproducir colores: los de 8 alcanzan los 16,7 millones de colores mientras que los de 10 llegan a los 1.073 millones. Sí, en ambos casos son muchos, pero la precisión en la paleta de colores se nota.

Panel

Nanocristales

Sony y sus Triluminos, Samsung tiene Quantum Dots, los Nanocell de LG… con sus diferencias y sus nombres variopintos, al final ¡todos son nanocristales!

Los nanocristales en sus diferentes denominaciones son una tecnología que emplea estructuras cristalinas extremadamente pequeñas que modifican la longitud de onda de la luz.

Y esto tiene una consecuencia muy interesante para las teles: ofrecen un mayor abanico de colores de forma energéticamente más eficiente. Si nos movemos en la gama de entrada o la media, con paneles de 8 bits y esquemas de retroiluminación sencillos, estas mejoras se aprecian notablemente.

La importancia del alto rango dinámico

El alto rango dinámico da para escribir una biblia, algo que de hecho hemos hecho para resolver las principales cuestiones técnicas. Aquí iremos a la aplicación: grosso modo el HDR es la cantidad de luz que es capaz de proyectar un televisor, lo que permite diferenciar mejor las zonas oscuras de las claras, algo en lo que influye notablemente el brillo.

Cuando se produce contenido, se hace con una información de reproducción de brillo y color que nuestra TV tendrá que adaptar como buenamente pueda. Las principales opciones de HDR son:

  • El estándar más básico es el HDR10.

  • HDR10+, es una extensión del HDR10, ofreciendo una experiencia mejorada.

  • HLG es un complemento de los anteriores y su impacto en la calidad de imagen es inferior al de HDR10+ y Dolby Vision

  • Dolby Vision, es el más ambicioso dentro de los habituales. Apostar por aquellos con Dolby Vision es un buen indicativo de que la calidad del televisor es buena.

¿Vas a jugar en tu TV?

Además de ver deportes, series, películas y programas, somos muchos los que usamos nuestra tele para jugar. Si es tu caso y ya estás poniendo ojitos a la próxima generación de consolas de Sony y Microsoft, merece la pena prestar atención a ciertas tecnologías para aprovechar la reina de nuestro salón al máximo.

  • La latencia de entrada o input lag es el tiempo que transcurre desde que realizamos una acción con el mando y vemos la consecuencia en la tele. Interesa que sea cuanto más baja, mejor (menos de 20 milisegundos). Ojo porque no es un dato que se encuentra con facilidad, pero si el fabricante «alardea» de ello, es buena señal. Una orientación: los mejores TV LCD ofrecen un input lag menor que los mejores TV OLED

  • El tiempo de respuesta es lo que le cuesta a un pixel del panel del televisor cambiar de color. Si no es lo suficientemente bajo, pueden aparecer desenfoques. Aquí los monitores ofrecen cifras más bajas que televisores y, al contrario que con el input lag, los mejores paneles OLED ganan a los LCD en este terreno.

  • Que tengan el estándar HDMI 2.1, ya que su velocidad de transferencia de datos mucho más alta que el habitual HDMI 2.0. Esto es especialmente importante si planeamos echar horas con la PS5 y la Xbox Series X, ya que permitirán que disfrutemos de las resoluciones y frecuencias de refresco más ambiciosas de la espectacular nueva hornada de juegos que llegan con ambas. En la actualidad, solo LG implementa la norma 2.1 completa en todos los puertos HDMI de sus TV de gama alta.

  • La VRR (Variable Refresh Rate) es la tasa de refresco variable y sirve para lograr imágenes más suaves y fluidas. Grosso modo lo que logra es sincronizar las imágenes de la consola con lo que se reproduce en la tele. Los modelos de LG con HDMI 2.1 y algunos modelos de gama alta de Samsung incorporan esta tecnología.

  • El modo automático de baja latencia o ALLM (Auto Low Latency Mode) ajusta la latencia de la que hablábamos antes para reducirla de forma automática. Algunos modelos de gama alta de LG, Panasonic y Samsung incorporan esta tecnología.

¿Y el sistema operativo?

Hoy en día casi casi las smart TV copan la oferta de televisores, pero existen grandes diferencias entre unos sistemas operativos y otros e incluso la alternativa más básica (e incómoda) de contar simplemente con un navegador.

Si el contenido de plataformas como Netflix, HBO, Prime Video y similares son los «responsables» de tenernos pegados frente a la pantalla horas, entonces merece la pena prestar atención al sistema operativo.

Atendiendo a nuestra experiencia de uso destacamos tres: la rapidez de WebOS (presente en los televisores LG), lo intuitivo y atractivo de Tizen, el sistema operativo de Samsung y la amplia variedad de aplicaciones de Android TV.

Algunas marcas apuestan por sistemas operativos propios para las gamas más asequibles, como es el caso de Philips, que combina Saphi con Android TV en sus modelos. Si te decantas por sistemas operativos menos populares, asegúrate de que cuentan con las apps que vas a usar. Por ejemplo, HBO falta en My Home Screen de Panasonic y VIDAA U de algunos Hisense.

Nuestra recomendación general es la siguiente: apuesta por un sistema operativo mainstream, porque así te curas en salud en cuanto a lograr una interfaz cuidada, actualizaciones y una buena oferta de aplicaciones.

Eso sí, teniendo en cuenta que no cambiamos de televisor como de móvil, tarde o temprano se quedará obsoleto: en ese caso siempre podremos comprar un set top box.

Esto es extrapolable a tu elección actual: si das con un televisor que te encaja y el sistema operativo no te termina de convencer, tienes soluciones solventes y asequibles para mejorar la experiencia smart TV como los Fire TV de Amazon (59,99 euros) o el Xiaomi Mi TV Stick (37 euros).

Modelos interesantes

Menos de 500 euros

En este rango de precios hay que hacer concesiones, pero sí que podemos encontrar modelos de marcas de primer nivel con características interesantes como paneles VA, sistemas operativos completos y actualizados que ofrezcan una buena experiencia o una amplia compatibilidad con el HDR. Por supuesto, la diagonal también será un factor determinante para quedarnos en esta horquilla.

Eso sí, aquí el LED es el rey, con esquemas de retroiluminación sencillos y los paneles no son de 10 bits reales aunque lo veamos escrito en las especificaciones, sino que se valdrán de FRC.

En el sonido tampoco vamos a encontrar maravillas, aunque sí que hay opciones interesantes con Dolby Vision…y siempre nos quedará comprar una barra de sonido.

TCL 50EP660

Tcl 43 50 55 60 65 D6 Black Android9 Front

La TCL 50EP660 349 euros es una tele de gama de entrada muy interesante para quienes tengan un presupuesto de lo más ajustado.

A nivel de calidad de imagen, destaca por su panel de tipo VA de 50″ con resolución 4K con compatibilidad con los modos HDR10 y HLG.

Si la queremos para ver contenido en streaming, integra el Android 9.0 como sistema operativo, viene con Chromecast integrado y sonido Dolby Audio.

Y otras funciones que no vienen mal: su diseño es fino y es compatible con Alexa y Google Assistant.

TV LED 50" - TCL 50EP660 Titanium, UHD 4K, HDR PRO, Panel 10 bits, Dolby Audio, Android TV

TV LED 50″ – TCL 50EP660 Titanium, UHD 4K, HDR PRO, Panel 10 bits, Dolby Audio, Android TV

Philips 50PUS7354

One

Este televisor es también conocido como «The One», un modelo del año pasado de lo más completo en este rango de precios. El modelo de 50″ ronda los 500 euros – aunque si te cabe en el salón y puedes subir más, la opción de 65″ (641 euros) no está nada mal – y cuenta con un panel VA con retroiluminación Direct LED y la tecnología exclusiva de la marca Ambilight, que ilumina el contorno, logrando una sensación más impactante en los colores.

Otra baza muy destacable de este televisor es su amplísima compatibilidad con HDR: no solo viene con el habitual HDR10, sino también Dolby Vision, HDR10+ y HLG. En cuanto al sonido, viene con la tecnología Dolby Atmos para una experiencia más envolvente.

La firma holandesa apuesta por su sistema operativo propio para los modelos más asequibles pero en este caso estamos en la frontera: el Philips 50PUS7354 viene con Android TV.


Philips Ambilight 50PUS7354 - Televisor Smart TV 4K UHD, 50 pulgadas, HDR10+, Android TV, Google Assistant y compatible Alexa, Dolby Vision/Atmos, peana central aluminio giratoria, color gris

Philips Ambilight 50PUS7354 – Televisor Smart TV 4K UHD, 50 pulgadas, HDR10+, Android TV, Google Assistant y compatible Alexa, Dolby Vision/Atmos, peana central aluminio giratoria, color gris

Samsung Crystal UHD 2020 50TU7005

Sam

Con la Samsung Crystal UHD 2020 50TU7005 (433 euros) tenemos una candidata sencilla y de este año cuyo punto fuerte radica en el tamaño de su panel y su sistema operativo.

Cuenta con una pantalla de 50 pulgadas tipo VA con retroiluminación Edge LED con tecnologías para mejorar la reproducción de color como los nanocristales y PurColor. En cuanto al alto rango dinámico, admite HDR10+ y HLG.

Si haces uso de los servicios en streaming y tu casa es más o menos «inteligente», implementa Tizen 5.0 (uno de los mejores sistemas operativos y además, actualizado), es compatible con Alexa, Apple AirPlay y Google Assistant e implementa Tap View, que permite duplicar la pantalla de tu smartphone en la tele.


Samsung Crystal UHD 2020 50TU7005- Smart TV de 50" con Resolución 4K, HDR 10+, Crystal Display, Procesador 4K, PurColor, Sonido Inteligente, Función One Remote Control y Compatible Asistentes de Voz

Samsung Crystal UHD 2020 50TU7005- Smart TV de 50″ con Resolución 4K, HDR 10+, Crystal Display, Procesador 4K, PurColor, Sonido Inteligente, Función One Remote Control y Compatible Asistentes de Voz

LG 55UN7100

Lg

Con la LG 55UN7100 (460 euros) tenemos un televisor de gama de entrada de este año de una marca de primer nivel con una diagonal notable de 55 pulgadas y un sistema operativo actualizado y fluido, webOS 5.0.

En cuanto a las características de su panel, es IPS con retroiluminación Direct LED. Es compatible con los modos HDR10+ y HLG.

Su propuesta de sonido es la habitual en esta franja de precios, con una potencia de salida de 20W reforzada con la tecnología Sonido Ultra Surround para ofrecer una experiencia más envolvente.

Y si la vas a usar para jugar, viene con una tecnología que baja la latencia de forma automática (ALLM)


LG 55UN7100ALEXA - Smart TV 4K UHD 139 cm (55") con Inteligencia Artificial, Procesador Inteligente Quad Core, HDR 10 Pro, HLG, Sonido Ultra Surround

LG 55UN7100ALEXA – Smart TV 4K UHD 139 cm (55″) con Inteligencia Artificial, Procesador Inteligente Quad Core, HDR 10 Pro, HLG, Sonido Ultra Surround

De 500 a 1000 euros

Hisense 55U7QF

Hi

Tuvimos la oportunidad de probar este Hisense 55U7QF (569 euros) hace unos meses, por lo que más allá de resaltarlo por su esquema de retroiluminación Full Array, su amplia de compatibilidad HDR (Dolby Vision, HDR10, HDR10+ y HLG) o su sonido Dolby Atmos, todas ellas destacables, os podemos contar de primera mano sus puntos fuertes y debilidades

A destacar su buen ajuste de colorimetría y la calidad de imagen, además de su alto rango dinámico. Sí, cuenta con el SO de la marca, pero de acuerdo con nuestra experiencia da la talla.
En el debe, unos ángulos de visión por debajo de lo esperado, un procesado de imagen mejorable y se aprecian halos de luz en los bordes de la pantalla.

Otro añadido más a su favor: cuesta poco más de 500 euros y su panel es de 55 pulgadas de tipo VA.

TV ULED Hisense 55U7QF - UHD 4K, Quantum Dot, Full Array, HDR10+, PQI 2500, Dolby Vision/Atmos

TV ULED Hisense 55U7QF – UHD 4K, Quantum Dot, Full Array, HDR10+, PQI 2500, Dolby Vision/Atmos

LG 55NANO906NA

Lj

Como en la LG que hemos visto más arriba, con esta LG 55NANO906NA (959 euros) disfrutaremos de la fluidez de webOS 5.0 en su versión más actual.

De nuevo cuenta con un panel IPS de 55″ (aunque si tu presupuesto lo permite, puedes ir por las versiones más grandes) y a partir de aquí, comienzan las diferencias. En este caso cuenta con retroiluminación FALD y el panel sí es de 10 bits, lo que se traduce en imágenes de más calidad y mayor profundidad de color.

También va un paso más allá con los modos HDR, siendo compatible con HDR10+ y HLG como antes, además de Dolby Vision. Mejora asimismo el sonido, con idénticos 20W pero con Dolby Atmos. Como en el modelo más básico incluido en la selección, cuenta con ALLM para gaming.


TV LG 55" 55NANO906NA - NanoCell UHD 4K, A7, 100% HDR, Dolby Vision/Atmos, Full Array, Smart TV

TV LG 55″ 55NANO906NA – NanoCell UHD 4K, A7, 100% HDR, Dolby Vision/Atmos, Full Array, Smart TV

Sony KD-65XH8096

Captura De Pantalla 2020 09 21 A Las 13 01 49

Para quienes quieran una tele grande y actual, esta Sony KD-65XH8096 (890 euros) ubicada en la gama media de la firma japonesa. Cuenta con un panel de 65″ de tipo IPS con retroilumiación Direct LED.

Una de sus bazas es su alto rango dinámico, con HDR10, HLG y sobre todo, Dolby Vision; Dolby Atmos para el sonido.

Cuenta con Chromecast integrado el intuitivo Android TV como sistema operativo y puedes usarlo con Alexa, Apple AirPlay/HomeKit y Google Assistant.


Sony KD-65XH8096 - Televisor 65" 4K Ultra HD HDR LED con Android TV (Motionflow XR 400 Hz, 4K X-Reality Pro, Pantalla TRILUMINOS, Wi-Fi), Negro

Sony KD-65XH8096 – Televisor 65″ 4K Ultra HD HDR LED con Android TV (Motionflow XR 400 Hz, 4K X-Reality Pro, Pantalla TRILUMINOS, Wi-Fi), Negro

Samsung QE65Q60T

Captura De Pantalla 2020 09 22 A Las 11 45 22

La familia Q60T es la más sencilla de las QLED de este año de Samsung, un smart TV de gran diagonal que implementa buena parte de las innovaciones de la firma coreana. Es especialmente interesante si buscas algo grande, actual y que te sirva tanto para ver contenido como para gaming.

Y es que si lo quieres para jugar, no solo tiene el modo de baja latencia automático, sino también Freeysinc y HDMI 2.1 para disfrutar al máximo de la inminente nueva generación de consolas.

Con un panel de 65″ de tipo VA y retroiluminación Edge LED, modos HDR10+, HDR10 y HLG y un brillo de hasta 1000 nits y la última versión de Tizen como sistema operativo.


TV Samsung QE65Q60T 65" QLED UltraHD 4K MODELO NUEVO 2020 ALEXA INTEGRADO

TV Samsung QE65Q60T 65″ QLED UltraHD 4K MODELO NUEVO 2020 ALEXA INTEGRADO

De 1000 a 1500 euros

Estamos ante modelos que no solo apuestan por una buena experiencia de visionado sino que también mejora cualitativamente el audio.. aunque no tanto como en los modelos más premium.

En este abanico de precios en televisores LCD encontramos esencialmente dos opciones: gran diagonal u opciones con paneles de altísima calidad. Si buscamos bien, incluso podemos encontrar ambas, especialmente si vamos a modelos de años anteriores.

A partir de este punto damos la bienvenida a modelos OLED, ya sea de gama de entrada o de años anteriores, generalmente de una respetable diagonal de 55 pulgadas.

Sony KD-55XH9505

Captura De Pantalla 2020 09 21 A Las 13 07 37

Seguimos con paneles LED pero en este caso de altísima calidad: el Sony KD-55XH9505 (1162 euros) es el más ambicioso de la firma nipona, con un panel LCD con esquema de retroiluminación Full Array, un procesador de imagen potente (integrado en algunos de sus OLED) para más fluidez de movimiento y tecnologías de mejora de imagen como Triluminos.

El panel es de tipo VA 55 pulgadas y de 10 bits auténticos, es compatible con HDR10, Dolby Vision y HLG. El sonido también está cuidado, con Acoustic Multi-Audio para lograr un efecto espacial y reforzado por Dolby Atmos.

Viene con sistema operativo Android TV y es compatible con Apple HomeKit, Alexa y Google Assistant, además de AirPlay y Chromecast integrados. Una tele de calidad para disfrutar de contenido a altísima calidad.


Sony KD-55XH9505 - Televisor 55" 4K Ultra HD HDR Full Array LED con Android TV (X-Motion Clarity, 4K HDR Processor X1 Ultimate, Pantalla TRILUMINOS, X-tended Dynamic Range Pro, Wi-Fi), Negro

Sony KD-55XH9505 – Televisor 55″ 4K Ultra HD HDR Full Array LED con Android TV (X-Motion Clarity, 4K HDR Processor X1 Ultimate, Pantalla TRILUMINOS, X-tended Dynamic Range Pro, Wi-Fi), Negro

Philips OLED754/12

Ole

Para quienes quieran una OLED «asequible», la Philips OLED754/12 de 55″ (1098 euros) o de 65″ (1499 euros), una diagonal difícil de encontrar en este rango de precios.

Televisor de finales del año pasado muy interesante por prestaciones para consumo de contenido, tanto en streaming como a través de otras fuentes.

Monta un panel OLED de 10 bits con la tecnología Ambilight en tres lados para reforzar los colores, viene cargadito de opciones de compatibilidad de HDR (como es habitual en la marca, admite HDR10, HDR10+, HLG y Dolby Vision) e integra el fluido Android TV.

La diferencia respecto a sus hermanas mayores tiene que ver en su propuesta acústica y el sistema operativo, que en este caso es Saphi en lugar de Android TV. En el caso del sonido, cuenta con una configuración de dos altavoces con subwoofer 2.1 con Dolby Atmos, pero son menos potentes.


LG OLED55CX

Lggg

El LG OLED55CX (1359 euros) es uno de los smart TV OLED más atractivos en calidad precio por lo completa que resulta tanto para consumir contenido como para gaming.

Su panel es de calidad, en este caso de 55 pulgadas, 10 bits, compatible con los modos Dolby Vision, HDR10 y HLG. A nivel de sonido, ofrece una configuración de 2.2 canales a 40 Watios con Dolby Atmos. Para el streaming, el solvente webOS 5.0 y AirPlay.

Y si además vas a jugar, tiene un bajo tiempo de latencia e input lag, el estándar HDMI 2.1, modo gaming y eARC, lo que en conjunto ofrece una gran experiencia a presente y futuro.


LG OLED55CX-ALEXA - Smart TV 4K OLED 139 cm (55") con Inteligencia Artificial, Procesador Inteligente α9 Gen3, Deep Learning, 100% HDR, Dolby Vision/ATMOS, HDMI 2.1

LG OLED55CX-ALEXA – Smart TV 4K OLED 139 cm (55″) con Inteligencia Artificial, Procesador Inteligente α9 Gen3, Deep Learning, 100% HDR, Dolby Vision/ATMOS, HDMI 2.1

Más de 1500 euros

Subir un peldaño más implica dar el salto de 55 a 65 pulgadas en muchos casos, configuraciones acústicas más ambiciosas y prestaciones premium que buscan experiencias cercanas al cine y/o exprimir lo mejor del gaming.

Panasonic OLED HZ1500

Captura De Pantalla 2020 09 21 A Las 13 10 03

Quienes amen el séptimo arte y busquen un televisor de calidad para ver sus películas favoritas tienen en este Panasonic OLED HZ1500 (1749 euros) un serio aspirante.

Monta un un panel OLED de 10 bits y 55 pulgadas compatible con HDR10, HDR10+, HLG, Dolby Vision IQ y está calibrado por profesionales del cine para buscar emular la experiencia cinematográfica.

Con el procesador de imagen más ambicioso de la marca, destaca por sus 80W de sonido con Dolby Atmos.

En nuestro análisis destacamos su grandísima calidad de imagen, calibración, la amplia compatibilidad de estándares HDR y lo fantástico de su sonido.

Como aspectos a mejorar, el SO my Home Screen 5.0 y sus prestaciones gaming, más bien escasas para tratarse de un modelo de gama alta.


TELEVISOR 55 TX55GZ950E UHD OLED DOLBYATMOS PANASONIC

TELEVISOR 55 TX55GZ950E UHD OLED DOLBYATMOS PANASONIC

Sony KD-A8

Captura De Pantalla 2020 09 22 A Las 13 03 07

Otro de los smart TV más impactantes que hemos analizado este año es el Sony KD-A8, disponible en 55 pulgadas (1446 euros) y 65 pulgadas (2264 euros).

Es el modelo OLED más sencillo de la familia, pero a cambio encuentra un equilibrio muy atractivo en cuanto a prestaciones y precio dentro de la gama alta de la firma. La principal diferencia se encuentra en el audio, de 30W en total (10 W + 10 W + 5 W + 5 W) con tecnología Acoustic Surface Audio con Dolby Atmos.

Este modelo monta paneles OLED de 10 bits y 120 Hz con HDR Dolby Vision, HDR10 y HLG y varias tecnologías de mejora de imagen como Triluminos. Como sistema operativo, el habitual de la marca: Android TV.

En nuestro análisis destacamos la calidad de imagen de la marca, lo efectivo de su sistema de sonido y sus buenos acabados. Eso sí, se echa en falta algunas tecnologías para gaming como el HDMI 2.1.


TV OLED Sony KD65A8BAEP - UHD 4K, Android TV, X1 Ultimate, Triluminos, Acoustic Surface Audio+

TV OLED Sony KD65A8BAEP – UHD 4K, Android TV, X1 Ultimate, Triluminos, Acoustic Surface Audio+

Puedes estar al día y en cada momento informado de las principales ofertas y novedades de Xataka Selección en nuestro canal de Telegram o en nuestros perfiles de Twitter, Facebook y la revista Flipboard.

Nota: algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores.


La noticia

Guía de compra fácil para elegir (bien) y comprar un televisor: consejos, recomendaciones y 13 smart TV desde 349 euros

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Eva Rodríguez de Luis

.