Estudio revela que el teletrabajo provoca estrés e insomnio

La pandemia del coronavirus ha impactado sobre distintas actividades, entre ellas la actividad laboral. Las empresas -públicas y privadas-, los trabajadores, los practicantes pre y profesionales, están en un proceso de adaptación a la nueva modalidad de empleo, concretamente al trabajo retomo también conocido como teletrabajo.

El teletrabajo, es una modalidad laboral flexible en el que un empleado realiza sus deberes y responsabilidades desde el hogar. Este trabajo a distancia es organizado, planificado y aprobado por su empleador.

La modalidad otorga múltiples beneficios como mayor flexibilidad de horarios, conciliación de la vida personal y laboral, reducción de gastos, menores costes. Sin embargo, un estudio ha revelado cómo el trabajo desde casa afecta el bienestar emocional de los trabajadores.

 Teletrabajo provoca altos niveles de estrés e insomnio

Los investigadores analizaron los datos de 15 países y encontraron que los trabajadores son más productivos cuando trabajan desde casa; sin embargo, reportaron altos niveles de estrés e insomnio.

La muestra se dividió en tres grupos. los empleados que laboran regularmente en casa, los que trabajan en diferentes lugares y los que dividen su tiempo entre una oficina y otro sitio. El primer grupo reportó unos niveles inferiores de estrés e insomnio en comparación con aquellos que lo hacían en casa.

El 42 % de los empleados que hacían teletrabajo presentaron niveles altos de estrés, frente al 29 % de quienes realizan sus actividades en una oficina. El estudio indica que la necesidad de socializar ofrece diversas ventajas sobre la salud mental de los empleados.

Trabajar en casa podría asociarse menos felicidad y, por tanto, mayor estrés. No obstante, los autores reconocen que “hay momentos en los que el aislamiento físico ofrece el mejor escenario para completar con éxito una tarea”.

Cómo disminuir los niveles de estrés durante el teletrabajo

La cotidianeidad y el aislamiento social puede volverse abrumadora con tantas responsabilidades. Sin embargo, existen muchas alternativas para tener un momento de relajación en casa.

Después de pasar varias horas frente al ordenador, pocas cosas son tan bienvenidas como unos buenos masajes. Especialmente en las zonas más afectadas como la espalda, el cuello, las piernas y los hombros. En ese caso, adquirir un masajeador puede aliviarnos aún en los días más duros. Estos dispositivos son adecuados para darle un respiro a nuestro cuerpo.

Los masajeadores trabajan zonas cervicales, espalda, cuello, pies, hombros o una combinación de algunos de estos. En Asia, muchas oficinas tienen sillas masajeadoras disponibles para los empleados, pues consideran importante que un trabajador tenga unos minutos de descanso al concluir sus actividades.

Asimismo, los expertos en fisioterapia mencionan la importancia de hacer pausas durante el trabajo. Por ejemplo, levantarse a menudo de la silla para evitar sobrecargas articulares.

Estar más de seis horas inactivo contribuye al desarrollo de enfermedades como diabetes, obesidad y osteoporosis. En ese caso, moverse es la mejor solución ergonómica para afrontar con éxito estos días.