Este planeta se encuentra en un sistema solar múltiple: tres estrellas afectan directamente a la configuración de su órbita

Por cómo es nuestro Sistema Solar entendemos que los planetas orbitan a una estrella debido a la gravedad que esta ejercita sobre ellos. Este sistema, si bien es el más común, no es el único posible. Hay sistemas solares con dos estrellas, tres, cuatro y más. Ahora bien, ¿cómo orbita un planeta entonces? KOI-5Ab, que se encuentra en un sistema solar con tres estrellas, tiene algunas respuestas.


La misión Kepler comenzó en 2009 y finalizó en 2018. Durante estos nueve años descubrió un total de 2.394 planetas orbitando estrellas más allá de nuestro Sol, según la NASA. El segundo planeta que encontró fue KOI-5Ab y no es especial por ser el segundo, sino por su extraña configuración. A pesar de ello, durante años fue dejado de lado porque rápidamente se encontraron muchos más planetas potencialmente habitables.

Ahora las cosas han cambiado, nuevas investigaciones por parte de astrónomos con telescopios terrestres y el TESS han desvelado más detalles del curioso planeta. KOI-5Ab tiene un tamaño aproximadamente de la mitad de Saturno y muy probablemente también cuente con una composición gaseosa como ocurre con Saturno.

Tres soles para el planeta

La configuración de KOI-5Ab y las estrellas que le rodean es de lo más curiosa. KOI5 (el sistema solar) se sabe que cuenta con un total de tres estrellas, las estrellas son KOI-5A, KOI-5B y KOI-5C. El planeta por otra parte como ya hemos visto se llama KOI-5Ab y como su propio nombre da a entender, está más ligado a la estrella KOI-5A que a las otras. De hecho orbita a KOI-5A como hacen los planetas de nuestro Sistema Solar con respecto al Sol.

Lo interesante viene al añadir KOI-5B y KOI-5C a la ecuación. Según los astrónomos, KOI-5A y KOI-5B conforman un sistema binario en el que cada una de ellas orbita a la otra en un periodo de 30 años. Por otro lado, KOI-5C está ligada gravitacionalmente y orbita a las otras dos en un periodo de unos 400 años. Un caótico pero a la vez meticuloso sistema gravitacional en el que las tres estrellas y el planeta operan de forma constante.

Ataleofplane

Por curioso que parezca, lo cierto es que es relativamente común encontrar sistemas múltiples en el espacio con dos, tres, cuatro o más estrellas. Se estima que alrededor del 10% de todos los sistemas solares están compuestos por tres estrellas. Cuando son varias suele provocar que tarde o temprano colisionen de forma espectacular que deja alucinantes imágenes.

El análisis de KOI-5Ab permite entender mejor cómo se forman este tipo de sistemas solares y qué efectos tiene sobre los planetas que componen el sistema en su conjunto. ¿Cómo se comparan en composición y comportamiento con respecto a los planetas que orbitan una única estrella? Es lo que se espera conocer mejor con la investigación sobre KOI-5Ab y otros sistemas solares múltiples.

Vía | PHYS
Más información | NASA


La noticia

Este planeta se encuentra en un sistema solar múltiple: tres estrellas afectan directamente a la configuración de su órbita

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Cristian Rus

.