Este brazo robótico para hacer experimentos químicos desde casa permitió mantener un laboratorio activo durante toda la pandemia

Este brazo robótico para hacer experimentos químicos desde casa permitió mantener un laboratorio activo durante toda la pandemia

Hacer una calibración o diluir un elemento son acciones cotidianas en el laboratorio, pero requieren de un analista que esté allí presencialmente. Algo que durante esta pandemia no siempre ha sido posible. Ahora, según informa la BBC, científicos de la Universidad de Liverpool han desarrollado un brazo robótico que ha estado trabajando continuamente en el laboratorio pese a que los científicos estaban confinados en casa.

«Puede funcionar de forma autónoma, por lo que puedo realizar experimentos desde casa», explica Benjamin Burger, uno de los desarrolladores del proyecto y experto en robótica experimental. «Esta tecnología podría hacer que el descubrimiento científico fuera mil veces más rápido», explica el científico.


Un brazo robótico para acelerar el trabajo del laboratorio

Según describe la BBC, el proyecto de brazo robótico programable tiene un coste aproximado de unos 110.000 euros. Actualmente, el brazo está en uso. Los responsables lo mantienen moviéndose para realizar pruebas con las que encontrar un catalizador que pueda acelerar la reacción que tiene lugar dentro de las células fotovoltaicas.

Si bien, según el profesor Andy Cooper, director del Centro de Descubrimiento de Materiales y la Fábrica de Innovación en Materiales de Liverpool y responsable del proyecto, este brazo robótico podría ser utilizado para múltiples investigaciones, entre ellas la lucha contra el Covid-19.

El brazo robótico fue presentado en junio de 2019 y su desarrollo duró 3 años. El dispositivo está montado sobre una plataforma móvil y tiene el tamaño aproximado de una persona.

El rendimiento del brazo robótico es muy elevado y es que, según explican los responsables, puede investigar aproximadamente 1.000 formulaciones de un catalizador en aproximadamente una semana, el equivalente a lo que un estudiante de doctorado puede hacer en 4 años.

Por el momento, el robot no tiene interfaz y requiere de un programador para que funcione. Aunque según describen los creadores en la revista Nature, «una vez está en funcionamiento, cualquier técnico de laboratorio podría aprender a controlarlo en cuestión de un par de semanas«.

«El Covid, el cambio climático…hay muchos problemas que realmente necesitan cooperación internacional. Nuestra visión es que podríamos tener robots como este en todo el mundo conectados por un cerebro centralizado que podría estar en cualquier lugar. Todavía no lo hemos hecho. Este es el primer ejemplo, pero eso es absolutamente lo que nos gustaría hacer», explica Cooper a la BBC.

Sin ir tan lejos, Benjamin Burguer explica a Nature que el robot puede acelerar completamente los procesos dentro del laboratorio, pudiendo «pasar fácilmente miles de muestras en poco tiempo» y «liberando tiempo a los científicos para centrarse en innovación y nuevas soluciones«.

La ‘Royal Society of Chemistry’ del Reino Unido explica en su informe Digital Futures que la robótica es uno de los campos que más impacto podría tener en la industria e investigación química durante la próxima década.

Vía | BBC


La noticia

Este brazo robótico para hacer experimentos químicos desde casa permitió mantener un laboratorio activo durante toda la pandemia

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Enrique Pérez

.