Emmy 2020: ‘Schitt’s Creek’ y HBO dominan una noche con pocas sorpresas en una gala virtual más divertida de lo habitual

Acostumbrados a anquilosadas galas, podríamos pensar que la ceremonia de entrega de los Emmy 2020 iban a ser más ágiles por la ausencia de la pomposidad tácita de un evento como este. Pero ya las pistas no eran muy prometedoras. Si bien iba a ser una gala virtual, coordinada desde el Staples Center de Los Angeles, eso no iba a significar que fuese a durar menos.

Tres horazas. Sin tregua. Claro, no debemos olvidar que son veintitres  categorías (de hecho le han quitado cuatro a lo habitual) y el despliegue del espacio presentado por Jimmy Kimmel no podría desaprovechar la ocasión. ABC ha tirado la casa por la ventana con 138 estrellas en 114 localizaciones en 10 países.

La sensación de anomalía no se le pudo quitar a la gala desde el primer minuto. Jimmy Kimmel hizo un monólogo correcto para los «Pandemmys» con el calor de un público enlatado compuesto de imágenes del año pasado… o de otros. Una grada vacía, con recortes excepto Jason Bateman, quien estuvo en el Staples proporcionando un estupendo gag.

Una pantalla gigante, con 140 señales de vídeo repartidos y una estatuilla con gel hidroalcohólico para ir dando paso a los premios. El vídeo de repaso habitual con cada nominado en el metraje de la serie para terminar mostrándonos a la nominada/o. Entrega de premio con azafata en traje NBQ «esmóquin», así lo recibió Catherine O’Hara por su labor en ‘Schitt’s Creek’.

‘Schitt’s Creek’ inauguraba los premios

Ohara

Y no sería el primero: siete estatuillas seguidas se llevaría la serie australiana canadiense. Todas y cada una de las categorías de comedia, con Dan Levy hablando al micrófono como guionista, director, actor y productor desde el salón de bodas donde en el que se reunió todo el equipo.

Jimmy Kimmel ha preparado una gala más o menos ágil y divertida, con diferentes sketches (algunos publicitarios) y alguna que otra aparición estelar: de Zendaya a Letterman pasando por Jason Bateman o Jennifer Aniston (con mini reunión de ‘Friends’) o una alpaca.

Un tramo intermedio que sigue sin funcionar

Friends Reunion Emmys 2020

Pero por muy entetenida que la quieras hacer, el ritual de una gala de premios no se presta a la innovación. Más cuando son bastante predecibles, con pocas sorpresas por lo general (‘Unorthodox‘ en mejor dirección de serie limitada, por ejemplo).

Como era de esperar, ‘Watchmen’ fue la serie limitada ganadora de la noche con cuatro galardones. Se le escaparon el actor principal, Mark Ruffalo por ‘La innegable verdad’; la citada dirección rasa de ‘Unorthodox’ y mejor actriz secundaria para Uzo Aduba en ‘Mrs. America’.

H.E.R. realizó un In Memoriam algo tibio debido precisamente a la ausencia de público y no pudo levantar ese tramo plomizo que llega siempre en la última hora de show, con diferentes charlas y homenajes como el Governors Award a Tyler Perry como el superproductor que es.

Sin salirse del guion

La gala no se salió demasiado del guion. Si augurábamos sendas dominaciones de ‘Schitt’s Creek’ y ‘Watchmen’, la escaleta mandaba que ‘Succession‘ hiciese lo propio: Jeremy Strong inauguraba la sección de Drama llevándose mejor actor principal.

Zendaya

Quizás la mayor sorpresa de la noche la dio Zendaya, quien se alzó como Mejor actriz protagonista en serie de drama por su papel de Rue en ‘Euphoria‘, arrebatando el premio a competidoras tan fuertes como Olivia Colman (‘The Crown‘) o Laura Linney (‘Ozark‘).

Por lo demás, todo estaba más o menos cantado. ‘Succession’ terminaba dominando drama con cuatro premios, incluyendo mejor serie dramática y cerrando una noche que, pese a lo predecible, ha sido bastante digerible.


La noticia

Emmy 2020: ‘Schitt’s Creek’ y HBO dominan una noche con pocas sorpresas en una gala virtual más divertida de lo habitual

fue publicada originalmente en

Espinof

por
Albertini

.