El prometido (y descorazonado) ‘boom’ de los aeropuertos espaciales «del futuro»: hay más planificados que construidos

En Xataka solemos hablar de proyectos de construcción muy futuristas que en ocasiones abarcan hasta ciudades, aunque ya vimos que muchos de estos proyectos (incluso menos imaginativos) se quedaban finalmente parados por diversos motivos. Es algo que estamos viendo también en cierto modo con los aeropuertos espaciales, cuyos proyectos empezaron a brotar especialmente desde los 2000 pero que vemos llevar adelante en pocas ocasiones.


Roscosmos y la NASA, veteranas en los puertos espaciales

Antes de hablar de los proyectos más recientes, sobre todo de los que pretenden hacer de los vuelos espaciales algo más accesible a cualquiera (con dinero), hay que recordar los puertos espaciales que por antigüedad y palmarés merecen ser mencionados. Hablamos de las instalaciones de las agencias espaciales más veteranas, la NASA y Roscosmos.

El Cosmódromo de Baikonur es la mayor y más antigua base espacial del mundo (hasta la fecha). Situada en Kazajistán (en Baikonur, a unos 2.500 kilómetros de Moscú) e inaugurada en 1955, se emplea para el lanzamiento de cohetes, aunque por las desavenencias entre Rusia y Kazajistán sobre la cantidad a pagar por el alquiler del cosmódromo, Rusia empezó a expandir su propia alternativa con otro cosmódromo.

Kazajistan El cohete Soyuz TMA-5 despegando de la base de Baikonur el 14 de octubre de 2004.

Por parte de la NASA, quizás una de las primeras que nos venga a la cabeza es el Centro Espacial Kennedy, que fue construido en Cabo Cañaveral (Florida, Estados Unidos) como sitio de lanzamiento del cohete Saturno V, siendo usado también para los lanzamientos y aterrizajes del transbordador espacial y desde el fin del programa Apolo (del que fue el punto de partida para todas sus misiones tripuladas) se empleó para el lanzamiento de todas las misiones tripuladas de la agencia.

Centro Kennedy El Edificio de ensamblaje de vehículos, el Centro de Control de Lanzamiento y las plataformas A y B del Centro Kennedy.

Rocket Lab Launch Complex

Se trata de una plataforma de lanzamiento similar a las que hemos mencionado de la NASA, aunque dedicada a vuelos orbitales privados. Se halla en Mahia, Nueva Zelanda, y ha realizado hasta 120 vuelos al año, los cuales se ofrecen a distintas alturas orbitales.

Se encuentra en estado de ampliación para una segunda plataforma de lanzamiento cuya construcción acabará este año. La empresa Rocket Lab además ya ha lanzado hasta 65 satélites propios, dedicándose a los minisatélites.

Rocket Lab Nz Imagen: Rocket Lab

Spaceport America

El Spaceport America fue el primer aeropuerto espacial comercial del mundo, tras ser aprobado por la FAA e inaugurado en 2011. Se sitúa en Nuevo México y dispone de** un espacio restringido para cohetes y vuelos suborbitales**.

Según su página web, empresas como Virgin galactic lo usan para sus vehículos y Boeing suele realizar allí pruebas y lanzamientos. El diseño del edificio, que es como un gran trilobite en pleno desierto, corrió a cargo del conocido estudio Fosters + Partners, quienes ganaron el concurso en colaboración con otras entidades.


El diseño del Spaceport America está pensado para que haya un equilibrio entre accesibilidad y privacidad, según explicaban en Plataforma Arquitectura. Por ello tanto el área de astronautas como el centro de control están integradas en el resto de edificio, junto con la de visitantes, aunque evidentemente las primeras tiene acceso restringido.

La forma que comentábamos es fruto de la intención de aprovechar la masa térmica, de modo que se optimicen los componentes climáticos para la ventilación interna y la iluminación. En principio está diseñado de manera tal de incorporar la menor cantidad de carbono y energía adicional.

Space Port Japan

Japon 01 Imagen: Spaceport Japan

Entramos en los proyectos no construidos aún y cómo no iba a estar Japón en una recopilación como esta. El Space Port Japan (SPJ) es un proyecto con la idea de que el país nipón «se convierta en un centro de negocios de viajes espaciales en Asia», según la web oficial.

Esperan que el SPJ cree oportunidades comerciales, tanto por su función de puerto como por colaborar con empresas dedicadas a la construcción de aeronaves, y que sea un lugar de intercambio de información y colaboración. También está pensado para poder albergar eventos, sesiones de estudio y que sea un centro de información.

Japon 02 Imagen: Spaceport Japan

La idea es que se construya sobre una isla artificial en la bahía de Tokio y que sea la base de vuelos turísticos al espacio. El diseño corre a cargo de la firma Noiz Architects y el complejo albergaría además un cine 4D IMAX, un gimnasio, un acuario, una discoteca, un teatro y un museo de arte, todo bajo la temática espacial.

Houston Spaceport

El Houston Spaceport va camino de ser el primer aeropuerto espacial urbano. Se sitúa en la ciudad estadounidense, conocida en parte ya por sus centros espaciales y es parte del aeropuerto de Ellington.

Está en construcción y la motivación para construirlo fue el poder ser útil para compañías dedicadas al desarrollo de vehículos espaciales, según explicaba Arturo Machuca, director del Houston Spaceport.

Spaceport Sweden

El Spaceport Sweden está en estatus de proyecto y bastante parado. La idea era construirlo en Kiruna, en Laponia (Suiza) y que fuese un complejo que abarca varios espacios y usos, incluyendo instalaciones para el entrenamiento espacial, estudiar las auroras boreales y vuelos de gravedad cero.

Colorado Air and Space Port

Otro puerto espacial en estado de proyecto. La idea con el Colorado Air and Space Port es que sea de utilidad para los vuelos espaciales comerciales, así como para la investigación. Actualmente aún no está en construcción, pero el área proyectada se sitúa en Colorado (Estados Unidos), siendo una renovación del Range Airport.

Eso sí, la FAA aprobó que fuese un área dedicada a los vuelos horizontales y no para los verticales (como los de cohetes). De momento lo dicho, el proyecto parece ir adelante pero las nuevas instalaciones aún no están construidas.

Curiosamente, el responsable de su diseño es un equipo capitaneado por Luis Vidal, arquitecto español que ganó junto a sus colegas el proyecto de ampliación del aeropuerto Front Range. Comentaba en 2013 que era un proyecto complicado y que estaba todo por decidir al «no existir parámetros que indiquen cómo debe ser un puerto espacial como los que tenemos para diseñar un hospital o un aeropuerto». Veremos si llega a hacerse realidad.

Spaceport Cornwall

En Reino Unido también quieren formar parte de este mundo de vuelos espaciales privados y comerciales tirando de las instalaciones en Cornwall. La idea, según la hoja de ruta es que en 2021 se materialice el acuerdo con Virgin para realizar en un futuro aeropuerto espacial lanzamientos en horizontal y el desarrollo de satélites.

Imagen | Spaceport Japan


La noticia

El prometido (y descorazonado) ‘boom’ de los aeropuertos espaciales «del futuro»: hay más planificados que construidos

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Anna Martí

.