‘El ministerio del tiempo’ 4×06: el pasado de Salvador y Emilio Herrera son el corazón de un agridulce episodio con aroma retro

'El ministerio del tiempo' 4x06: el pasado de Salvador y Emilio Herrera son el corazón de un agridulce episodio con aroma retro

Si algo está haciendo la temporada 4 de ‘El ministerio del tiempoes buscar una variedad de tonos y texturas para sus diferentes episodios, que oscilan entre la pura aventura de humor como el episodio de Almodóvar o el anterior, dedicado a Pacino, con otros más amargos y complejos, alejados de la estructura típica y dedicando el tiempo en exclusiva a un solo personaje.

Ahora seguimos a Salvador prácticamente en solitario, en una misión personal que se resuelve con un tono muy diferente a otra misión de un solo hombre como la de Pacino en el anterior. En este caso adopta un tono nostálgico, casi de noir retro, para darle un toque acorde a la veteranía elegante de Martí, que resuelve otra paradoja él mismo, por las ramificaciones personales que tiene la trama del episodio, sirviendo la excusa para explorar su pasado y contarnos muchas cosas sobre el personaje.

Salvador2

SPOILERS DE LA TRAMA EN EL SIGUIENTE TEXTO

Einstein en España

El episodio, llevado por el actor Jaime Blanch, comienza con un montaje de la vida de Salvador junto a su esposa que resulta conmovedor, citando directamente a la famosa secuencia inicial deUP’ (2009) de Disney y Pixar, con la relación de Salvador y su mujer a través de los años hasta que ella es diagnosticada con cáncer. El marcado tono agridulce de ese comienzo marcará el tono del resto de la misión, centrada en las cuentas pendientes de Martí con sus promesas, lo que le hace tomar el mando personalmente.


El elemento que desencadena los hechos en ‘El tiempo vuela‘ es la terrible noticia de un periódico de 1923 de que Albert Einstein ha sido asesinado durante su visita a Madrid ese año. El problema es que el científico alemán no murió hasta el 18 de abril de 1955 en Estados Unidos, esto hace que Salvador vaya a investigar y tratar de solucionarlo, algo que hará que vuelva y venga del pasado más de una vez, un poco al estilo de Pacino, pero sin consecuencias tan dramáticas.

Mientras tanto, en el presente el Ministerio sufre la visita los inspectores del Estado, en una auditoría tan incómoda como las del día a día, que muestra de nuevo la habilidad de la serie para plasmar el costumbrismo de lo cotidiano. En ella Torquemada e incluso Velázquez deben justificar todos los gastos del Ministerio. Sin embargo, al final hay un giro en el que nos muestra que el inspector del Estado es en realidad un impostor que ha acaparado valiosa información del Ministerio.


Emilio Herrera, nuestro ingeniero olvidado

Si la aparición de Einstein es uno de esos momentos didácticos en los que la serie aprovecha para entrar en la historia de España, en realidad, la misión se centra en Emilio Herrera, el ingeniero español que diseñó la primera escafandra estratonáutica, elemento clave para la posterior llegada del hombre a la Luna al ser un importante antecedente del traje espacial. Otro envite de Javier Olivares para hacer que la ciencia española tenga el reconocimiento que no le dio su propio país.


Lo que se nos revela paulatinamente, a través de la historia del joven Salvador Martí cuando inicia su carrera en el Ministerio en 1980 y su primera misión es viajar a Granada en 1889 donde, por casualidad, salva la vida de un niño de la caída de una maceta y, para cuando vuelve al Ministerio, descubre que ha salvado a Herrera. Desde entonces Salvador se convierte en su ángel de la guarda.

Emilio

Lo que no descubrimos hasta el final del episodio, es que Sofía y Salvador, que no llegaron a tener descendencia, «adoptaron» de forma oculta a Herrera, como un familiar al que fueron cuidando a través del tiempo, ayudándole en todos los momentos importantes de su vida como si fuese el hijo que nunca tuvieron, y con el añadido de evitar que la historia cambiara.

En definitiva, ‘El tiempo vuela‘ es un episodio con regusto amargo, al tratar el tema de la soledad y las motivaciones de Salvador pero, por otro lado, es una historia de amor bonita que acoge de nuevo un compromiso incondicional con la historia de España, volviendo a ese espíritu didáctico e inclusivo deEl ministerio del tiempo‘ que le dan un ánimo de utilidad que muestra un mimo especial por su criatura y que anima a reconocer lo nuestro, no solo a un nivel institucional (hay un buen palo a cómo se trata a nuestros talentos) sino a nivel individual.

Puedes verlo en RTVE y HBO España


La noticia

‘El ministerio del tiempo’ 4×06: el pasado de Salvador y Emilio Herrera son el corazón de un agridulce episodio con aroma retro

fue publicada originalmente en

Espinof

por
Jorge Loser

.