El HDR de PlayStation 5, Xbox Series X y S, explicado: este es el soporte que nos ofrecen las nuevas consolas de videojuegos

Los primeros televisores con HDR (High Dynamic Range) llegaron a las tiendas hace ya algo más de cinco años. Durante este tiempo esta tecnología nos ha demostrado que si se implementa bien puede tener un impacto profundo y beneficioso en nuestra experiencia, por lo que es comprensible que para muchos usuarios su aportación sea mayor que la de los paneles con resolución 4K UHD y 8K.

Las consolas de la generación que acabamos de dejar atrás acabaron sumándose a la oferta de dispositivos compatibles con los contenidos con alto rango dinámico, y, como cabía esperar, Xbox Series X, Xbox Series S y PlayStation 5 también nos permiten disfrutar esta tecnología. Sin embargo, para los usuarios acceder a ella no es tan sencillo ni tan transparente como debería ser.

Microsoft hasta ahora nos ha ofrecido más información que Sony acerca de sus planes a medio plazo en lo que se refiere a la compatibilidad de las nuevas Xbox con los contenidos HDR, pero, aun así, este soporte resulta algo confuso. En este artículo recopilamos toda la información que tenemos para saber qué soporte de esta tecnología nos ofrecen actualmente las nuevas consolas, y también qué nos propondrán en el futuro.

HDR: qué formatos nos interesan en las consolas y qué soporte nos ofrecen las teles

Es probable que la mayor parte de las personas que estáis leyendo este artículo sepáis qué es la tecnología HDR, pero, aun así, merece la pena que nos detengamos un momento para repasar qué nos propone con el propósito de afianzar bien la base de este reportaje. El propósito de esta innovación es ofrecernos imágenes con una gama de luminancia muy amplia.

El propósito de la tecnología HDR es ofrecernos imágenes con una gama de luminancia muy amplia

Una forma intuitiva de entender qué es la luminancia sacrificando algo de precisión para no complicar demasiado el artículo consiste en interpretarla como la cantidad de luz que es capaz de proyectar una superficie. Esta luz procederá del panel de nuestro televisor si tenemos un dispositivo OLED, o bien del sistema de iluminación periférica o retroiluminación si somos los propietarios de un televisor LCD LED.

Desde el punto de vista de la emisión de la luz los monitores funcionan de la misma forma que los televisores, por lo que todo lo que vamos a ver es igualmente válido con ellos. Tanto los televisores como los monitores pueden generar un conjunto delimitado de niveles con diferente intensidad luminosa, por lo que su rango dinámico será mayor a medida que se incrementa la distancia que separa la intensidad de las zonas más oscuras de las imágenes de la intensidad que tienen las zonas más iluminadas.

El rango dinámico depende de la distancia que separa la intensidad de las zonas más oscuras y la de las más iluminadas

La capacidad de entrega mínima y máxima de brillo que tiene un televisor importa mucho en este contexto, pero también es crucial el número de niveles de luminosidad con diferente intensidad que consigue reproducir. Cuantos más niveles con diferente capacidad de entrega de brillo tengamos entre los niveles mínimo y máximo, mejor.

Un número mayor de niveles contribuirá a que el televisor sea capaz de recuperar más información tanto en las zonas menos iluminadas como en altas luces (las zonas más iluminadas). Esta característica condiciona la habilidad con la que un dispositivo en particular va a reproducir los contenidos HDR, pero también importa si el panel incorpora píxeles autoemisivos, y, por tanto, es OLED o MicroLED, o si recurre a un esquema de iluminación periférica o de retroiluminación, que es lo que hacen los LCD LED y los MiniLED.

Además, la habilidad con la que un televisor o un monitor reproduce el color también condiciona su rendimiento con los contenidos HDR. Los paneles de los dispositivos que podemos comprar actualmente trabajan con una profundidad de color de 8 o 10 bits, pero, como veremos a continuación, algunas tecnologías HDR nos proponen una profundidad de color ideal de 12 bits, aunque en la práctica trabajan con 10 bits debido a las limitaciones que impone el hardware actual.

En el campo de juego de las consolas, que son las auténticas protagonistas de este artículo, no nos interesan todos los formatos HDR que compiten actualmente para incrementar su presencia en el mercado. La mayor parte de los televisores modernos de gama media y alta puede procesar contenidos HLG (Hybrid Log-Gamma), pero este formato ha sido ideado para transmisiones de televisión, por lo que no necesitamos indagar en él.

Tampoco nos interesa conocer las peculiaridades del estándar abierto Advanced HDR diseñado por Technicolor debido a que tiene una presencia muy tímida en el mercado. Tanto que hasta ahora las consolas lo han ignorado. Sin embargo, nos interesan mucho los formatos HDR10, HDR10+ y Dolby Vision debido a que bien ya los están soportando las consolas Xbox Series X/S y PS5, bien cabe la posibilidad de que lo hagan en el futuro.

HDR10

Este es el estándar más extendido por dos razones fundamentales: sus requisitos son los menos exigentes y es abierto, por lo que cualquier fabricante de dispositivos de electrónica de consumo puede utilizarlo sin pagar derechos de licencia. Para que un televisor o un monitor sea compatible con HDR10 debe tener un panel con una profundidad de color de 10 bits y tiene que ser capaz de entregar, al menos, picos de brillo de 1000 nits.

El formato que las consolas de videojuegos toman como estándar es HDR10

Este formato carece de metadatos dinámicos, por lo que el dispositivo recibe al comenzar la reproducción de un contenido instrucciones precisas acerca de cómo debe tratar la iluminación, y esas condiciones no varían durante toda la reproducción. Si nos ceñimos a los televisores los que nos ofrecen una experiencia más impactante con los contenidos HDR10 son los que satisfacen las condiciones que estipula la norma Ultra HD Premium.

Hdr10

La primera de ellas establece que el panel debe tener resolución 4K UHD (3840 x 2160 puntos) o superior. También debe ser capaz de reproducir al menos el 90% del espacio de color DCI-P3, y en lo que se refiere a la capacidad de entrega de luz los televisores OLED deben emitir un brillo mínimo no superior a 0,0005 nits y un brillo máximo de al menos 540 nits, mientras que los LCD LED se mueven entre los 0,05 nits y los 1000 nits o más.

HDR10+

Este formato es una extensión de HDR10, y, como tal, requiere que los dispositivos que aspiran a incorporarlo utilicen un panel de 10 bits y sean capaces de entregar picos de brillo de al menos 1000 nits. Inicialmente fue apoyado por Samsung, Amazon y Panasonic, pero cada vez más empresas apuestan por él porque, al igual que HDR10, es un estándar libre y no requiere pagar derechos de licencia.

A pesar de lo mucho que tienen en común hay una diferencia muy importante entre HDR10 y HDR10+: este último formato puede trabajar con metadatos dinámicos. Esta información está asociada al contenido que estamos reproduciendo e indica con precisión al televisor cómo debe tratar la iluminación.

Hdr10

La diferencia que existe en la práctica entre los metadatos de HDR10 y los de HDR10+ es que estos últimos son dinámicos, y, por tanto, describen al televisor cómo debe iluminar cada secuencia, en vez de hacerlo solo al principio de la reproducción y sin posibilidad de actuar a posteriori. En el artículo que enlazo aquí mismo explicamos con detalle el impacto que tienen los metadatos dinámicos en la calidad de imagen.

Dolby Vision

Desde un punto de vista estrictamente técnico el estándar que propone Dolby es el más ambicioso. Y es que ha sido diseñado para trabajar con paneles con una profundidad de color de 12 bits y está capacitado para administrar entregas de brillo de hasta 10 000 nits. Actualmente ningún televisor nos ofrece estas prestaciones, por lo que los modelos que ya son compatibles con esta tecnología se conforman con paneles de 10 bits y entregas de brillo más modestas.

Al igual que HDR10+, este estándar utiliza metadatos dinámicos. De hecho, HDR10+ se inspiró de alguna manera en esta prestación de Dolby Vision para reducir la distancia que separaba a HDR10 de la propuesta de Dolby. Hasta aquí todo pinta de maravilla, pero ahora viene la principal debilidad de esta especificación: esta tecnología pertenece a Dolby, y, por esta razón, los fabricantes que quieran utilizarla deben pagarle derechos de licencia e introducir un chip específico de procesado en sus dispositivos.

Dolbyvision

El impacto que tiene la implementación de esta certificación en el precio de los televisores ha provocado que solo algunas marcas apuesten por Dolby Vision, como LG, Panasonic, Philips o Sony. Y, además, únicamente en sus televisores de las gamas alta y prémium. Si preferimos conectar nuestra consola a un monitor compatible con esta tecnología por el momento tenemos pocas opciones, y no podemos pasar por alto que no suelen ser baratas debido a que habitualmente tienen vocación profesional.

Estos son los formatos HDR que respalda cada marca de televisores

El ingrediente que combinado con nuestra consola nos va a permitir saborear la receta del HDR es, como acabamos de ver, nuestro televisor. Lo ideal sería que los usuarios podamos despreocuparnos de los formatos HDR con los que puede trabajar nuestra tele, pero solo unas pocas marcas nos ofrecen la tan apetecible compatibilidad con todos los estándares más utilizados actualmente. Además, un único fabricante no nos ofrece la misma cobertura de esta tecnología en todos sus modelos.

Algunos fabricantes de televisores ya nos ofrecen compatibilidad con Dolby Vision, HDR10+ y HDR10

Los televisores que suelen proponernos la compatibilidad con los contenidos HDR más ambiciosa suelen ser los de las gamas alta y prémium. Si elegimos un televisor de gama media es posible que tengamos que conformarnos con un soporte HDR básico, y si nos decantamos por uno de la gama de entrada cabe la posibilidad de que sus características no permitan a los contenidos en alto rango dinámico ofrecernos una experiencia más convincente que aquellos que carecen de HDR.

En la siguiente tabla hemos recogido la cobertura HDR que nos proponen los principales fabricantes de televisores en el momento en el que hemos escrito este artículo y en sus modelos más ambiciosos. Cabe la posibilidad de que alguna marca incorpore en el futuro un estándar con el que actualmente no trabaja, pero esto es lo que podemos esperar de los modelos que llegarán a las tiendas durante 2021 (hemos recogido solo los formatos HDR que nos interesan para las consolas de videojuegos):

HDR10

HDR10+

Dolby Vision

hisense

LG

No

panasonic

philips

samsung

No

sony

No

tcl

PS5 y Xbox Series X/S: este es el soporte HDR que nos ofrecen las nuevas consolas

La frontera que delimita hasta dónde llega la funcionalidad de una máquina para videojuegos y la de un reproductor multimedia comenzó a desdibujarse en la generación de PlayStation 2 y Xbox. Aquellas dos consolas fueron unas máquinas para juegos fantásticas, pero también podíamos utilizarlas para reproducir nuestras películas en DVD.

Pero aquel fue solo el pistoletazo de salida. La siguiente generación de consolas, la de PS3 y Xbox 360, profundizó aún más en su vocación multimedia, y tanto PS4 y Xbox One como las máquinas que acaban de llegar nos permiten disfrutar, además de videojuegos, contenidos procedentes de Internet y películas en soporte físico siempre y cuando, como es lógico, nuestra consola incorpore una unidad óptica.

Las nuevas consolas no nos ofrecen la misma cobertura de formatos HDR en todos los escenarios de uso

Es importante que tengamos en cuenta los múltiples escenarios de uso en los que podemos utilizar nuestra consola porque no tiene por qué ofrecernos la misma cobertura HDR en todos ellos. De hecho, Xbox One X y S ilustran estupendamente esta premisa. Estas dos consolas de Microsoft pueden reproducir contenido de vídeo con Dolby Vision procedente de Internet, pero con juegos y películas en formato físico solo nos ofrecen soporte HDR10.

La tabla que publicamos a continuación recoge la cobertura HDR que nos proponen las nuevas consolas de Sony y Microsoft en tres escenarios de uso diferentes: con juegos, con películas en formato físico y con contenido de vídeo procedente de Internet.

PLaystation 5

playstation 5 edición digital

xbox series x

xbox series s

hdr10 (juegos)

hdr10 (streaming)

hdr10 (soporte físico)

No

No

HDR10+ (JUEGOS)

No

No

No

No

HDR10+ (STREAMING)

No

No

No

No

HDR10+ (SOPORTE FÍSICO)

No

No

No

No

dolby vision (juegos)

No

No

Sí (próximamente)

Sí (próximamente)

dolby vision (streaming)

No

No

dolby vision (soporte físico)

No

No

No

No

La información que hemos recogido en esta tabla refleja el soporte HDR que nos ofrecen actualmente Xbox Series X/S y PlayStation 5, y también el que nos propondrán en el futuro si ha sido anunciado oficialmente. Y es que cabe la posibilidad de que estas consolas habiliten la compatibilidad con nuevas tecnologías HDR a través de una actualización del firmware.

De hecho, es lo que harán durante 2021 Xbox Series X y S con el soporte de Dolby Vision para juegos tal y como han confirmado oficialmente Microsoft y Dolby (esta tecnología HDR ya está disponible en estas consolas con contenidos por streaming).

Sin embargo, aún permanecen varias preguntas en el aire. Por un lado Sony no ha desvelado si PlayStation 5 nos permitirá en el futuro disfrutar juegos y contenidos con Dolby Vision y HDR10+. Microsoft ha precisado que Dolby Vision estará disponible con juegos, y ya lo está con contenidos por streaming, pero no ha explicado expresamente si también podremos reproducir en Xbox Series X películas en Blu-ray 4K que codifiquen este formato HDR.

Una posible buena noticia para concluir el artículo: aunque Microsoft no lo ha anunciado oficialmente, y por esta razón aún no podemos darlo por hecho, en Polygon aseguran que un portavoz de esta compañía les ha confirmado que escucharán a los usuarios y las empresas con las que trabajan para decidir si en el futuro ofrecerán compatibilidad con el estándar HDR10+ en sus nuevas consolas. Cuantas más opciones tengamos los usuarios, mucho mejor, así que confiemos en que finalmente esta prestación llegue a Xbox Series X y S.


La noticia

El HDR de PlayStation 5, Xbox Series X y S, explicado: este es el soporte que nos ofrecen las nuevas consolas de videojuegos

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Juan Carlos López

.