‘De nuevo otra vez’: un premiado drama intimista que se suma a la lista de películas sobre rupturas amorosas

El pasado día 16 llegó a los cines ‘De nuevo otra vez‘, ganadora del Premio Horizontes al mejor film latinoamericano en el Festival de San Sebastián de 2019. Es la ópera prima de la directora de teatro y actriz argentina Romina Paula, quien además es la protagonista y autora del guion.

Cuenta la historia de, oh, sorpresa, una chica llamada Romina que se traslada desde Córdoba con su hijo a casa de su madre en Buenos Aires mientras se replantea su situación sentimental. Scarlett Johansson, no mires.

En realidad, poco tiene que ver ‘De nuevo otra vez’ con ‘Historia de un matrimonio‘. Para empezar, aquí no hay abogadas carismáticas pronunciando los mejores monólogos del cine, tampoco hay un protagonista masculino ni una desgarradora pelea a gritos en un minúsculo apartamento.

El padre del pequeño Ramón es, casi en la totalidad del metraje, un ente del que, en ocasiones, habla Romina con su madre o con su amiga. Es una especie de presencia-no-presente que sobrevuela durante la película, algo de lo que la protagonista sigue dependiendo emocionalmente. Y aunque según avanza la cinta se va soltando, es precisamente esa dependencia la que va marcando sus acciones. Hasta que todo termina.

‘De nuevo otra vez’: retrato de una crisis en voz baja

De Nuevo Otra Vez

La historia principal, en la que Romina está pensándose si buscar de nuevo su lugar en el mundo o volver al espacio que había dejado junto al padre de su hijo, está intercalada con narraciones y fotos de su propia familia. Una familia argentina descendiente de alemanes que, pese a llevar varias generaciones fuera de Alemania, no ha dejado nunca de tener presente el idioma.

De hecho, es la lengua en la que habla la madre de Romina durante toda la película, tanto a su hija como a su nieto, que no parece desenvolverse mal con ella pese a que su madre lo está criando en español. Por cierto: la madre y el hijo de la protagonista no son actores, son su familia en la vida real, lo que hace que la cinta gane una dosis de realidad solo apta para quien es consciente de este dato.

‘De nuevo otra vez’ es un relato intimista de una ruptura anunciada y de, como la propia Romina dice en un momento de la película, «un puerperio tardío». Es en ese momento de su vida, que justo coincide con su llegada a los 40, cuando se replantea todo. Cuando intenta retomar torpemente la vida que tenía de antes de ser «la madre de» y «la novia de». Y cuando se plantea si ya es tarde para hacer todo eso.

La protagonista se hace muchas preguntas, pero se las hace muy bajito. Literalmente (se pasan la película susurrando, lo que hace que en ocasiones sea fácil perder el hilo de algunas conversaciones) y de manera metafórica, porque en el fondo parece no querer enfrentarse a ese irremediable momento final en el que tiene que tomar una decisión.

Eso sí, aunque de primeras no lo parezca, ‘De nuevo otra vez’ no es solo una película de desamor: también es una historia de amistad entre mujeres. De la que quiere recuperar, con esa amiga de Buenos Aires de la que la vida le había separado (solo físicamente), y con su madre, en quien encuentra el mejor apoyo en una época de confusión.

Además del exceso de voces bajitas, la otra gran pega de la película es el ritmo, demasiado lento a veces. Algunas escenas se alargan en exceso, algunos silencios terminan cansando y a algún personaje, como a su alumno de alemán, le falta sangre en las venas. Si ‘De nuevo otra vez’ hubiese tenido una especie de chute de cafeína en forma de música más animada o de algún detalle que nos trasladase del drama continuo a la comedia puntual, hubiese ganado mucho. Al menos, hubiese dejado otro sabor de boca.

De Nuevo Otra Vez


La noticia

‘De nuevo otra vez’: un premiado drama intimista que se suma a la lista de películas sobre rupturas amorosas

fue publicada originalmente en

Espinof

por
María Alba

.