De ‘La bruja’ a ‘Gambito de dama’: así ha sido la carrera de Anya Taylor-Joy, una gran actriz en camino de ser una estrella con ‘Furiosa’

La popularidad de la actriz Anya Taylor-Joy se ha disparado gracias al éxito de ‘Gambito de dama’, la miniserie de Netflix sobre una joven prodigio del mundo del ajedrez. Sin embargo, Taylor-Joy no ha salido de la nada, pues lleva varios años demostrando su talento tanto en el cine como en la televisión, y eso que antes tuvo tiempo para ejercer como modelo antes de dar el salto a la interpretación.

Nacida en Estados Unidos en 1996 1976, vivió durante varios años en Argentina de niña -de ahí que hable español tan bien– para posteriormente mudarse a Londres. Fue allí con 16 años cuando empezó a ejercer como modelo para bien poco después dar sus primeros pasos como actriz. Como es lógico, no fue una cuestión de besar y llegar el santo, pero ya de primeras se llevó una decepción cuando su breve participación en ‘Vampire Academy’, su primera película, fue eliminada del montaje final.

Cogiendo impulso

La Bruja

De hecho, ese año solamente pudimos verla en una aparición episódica en la serie ‘Endeavour’, pero su suerte tardaría bien poco en cambiar, pues fue ese año cuando rodó ‘La bruja’. Allí dio vida a Thomasin, una joven que sufre todo un calvario cuando su padre empieza a pensar que es una bruja. Taylor-Joy ya demostraba aquí un talento interpretativo indiscutible pese a su juventud, por lo que no tardaron en llegar más ofertas del mundo del cine.

Lo curioso es que ‘La bruja’ puede verse como poco menos que una apuesta personal por su parte, ya que rechazó una oferta para protagonizar una serie de Disney Channel para así poder completar su participación en la aclamada ópera prima de Robert Eggers. Sin embargo, eso no fue en ningún caso por falta de interés en la pequeña pantalla, pues en 2015 también estrenó el telefilm ‘La aventura de los vikingos’, amén de cinco episodios de ‘Atlantis’.  Su versatilidad también la llevó a protagonizar el videoclip de ‘Red Lips’, faceta que recuperaría cuatro años después para ‘Dinner & Diatribes’ de Hozier.

Eso sí, mejor no adelantarnos más porque 2016 fue un año muy importante para ella en el apartado cinematográfico. Por un lado, estrenó hasta tres películas con personajes de lo más variado, amenazante desde la contención en ‘Morgan’, víctima de un criminal con varias personalidades en ‘Múltiple’ y compañera de universidad enamorada del protagonista en ‘Barry’, una cinta de Netflix que retrataba los años de juventud de Barack Obama.

Barry

2016 también fue el año en el que fichó por una película que en condiciones normales hubiese llevado su carrera a otro nivel de forma inminente. El problema es que el título en cuestión era ‘Los nuevos mutantes’, una cinta de superhéroes que sufrió múltiples retrasos para acabar estrenándose un poco por la puerta de atrás este mismo verano.

Eso no le impidió estrenar tres producciones en 2017, pero en ‘El secreto de Marrowbone’ su personaje quedaba algo desdibujado, mientras que para cuando ‘Purasangre’ llegó a los cines ya en 2018 -en 2017 si que se exhibió en el Festival de Sundance- se habló mucho más de ella por ser la última película protagonizada por el por aquel entonces ya fallecido Anton Yelchin.

Mucho más destacado fue su paso por ‘La casa de las miniaturas’, miniserie de apenas dos episodios dirigida por el español Guillem Morales. Un tenso drama de época en el que Taylor-Joy daba vida a una recién casada que no es muy bien recibida en su nuevo hogar. Su interpretación fue muy aplaudida y parecía llamada a ser el impulso definitivo para su carrera, pero a la hora de la verdad, 2018 fue un año muy calmado para ella.

Un breve parón para volver con fuerza

Purasangre

Y es que aparte de la tardía llegada a los cines de ‘Purasangre’, Taylor-Joy se alejó de los grandes focos y únicamente participó en el cortometraje ‘Crossaglen’, el cual no he tenido la oportunidad de ver. También era el año en el que estaba previsto el estreno de ‘Los nuevos mutantes’, pero pronto comenzó una espiral de retrasos que nos hizo incluso dudar sobre si llegaríamos a verla algún día.

Ese pequeño parón probablemente fue para coger impulso, ya que 2019 fue el año más prolífico de su carrera hasta ahora. Por un lado, tuvo sus dos primeros papeles de largo recorrido en la pequeña pantalla, ya que ‘Cristal Oscuro: La era de la resistencia’ prestaba su voz a Brea, uno de los personajes principales de una serie que Netflix acabó cancelando tras una sola temporada para ira de sus fans.

Peaky Blinders

Además, Taylor-Joy también pasó a formar parte del elenco de ‘Peaky Blinders’ como Gina Gray, la ambiciosa mujer de Michael (Finn Cole). Es cierto que su participación en la quinta temporada de la serie es bastante secundaria, pero todo hace pensar que lo mejor de su personaje está por llegar. Por desgracia, la sexta temporada se ha retrasado por culpa del coronavirus, así que aún tardaremos en volver a verla en este papel.

Además, en la gran pantalla sobresale ‘Glass’, donde recuperaba el personaje que ya había interpretado en ‘Múltiple’ para que M. Night Shyamalan pusiera punto y final a su trilogía de superhéroes, pero también participó en ‘Love, Antosha’, un documental centrado en la carrera de Yelchin, prestó su voz a un personaje de ‘Playmobil: La película’ y dio vida a la hija de Marie Curie en ‘Madame Curie’, cinta protagonizada por Rosamund Pike que se pudo ver en el Festival de Toronto de ese año pero cuyo lanzamiento en los cines españoles no tendrá lugar hasta el próximo 4 de diciembre.

La confirmación definitiva

Ya en 2020 no ha bajado para nada el ritmo y esta claro que su Beth Harmon en ‘Gambito de dama’ es su papel más destacado, y es que sencillamente lo borda en la serie de Netflix. Desde las fases en las que tiene que transmitir su brillantez en el ajedrez hasta aquellos momentos en los sus problemas con los medicamentos, las drogas y el alcohol podrían haber acabado con ella.

Sin embargo, 2020 también ha sido el año en el que ha dado vida a la protagonista de ‘Emma’ en una aplaudida nueva versión de la novela de Jane Austen y el de la tardía llegada a las salas de ‘Los nuevos mutantes’. Es una pena que casi con total seguridad nunca vayamos a volver a verla interpretando a Illyana, ya que su impulsiva mutante dejaba con ganas de saber mas sobre ella, siendo quizá el personaje mas interesante de una película que si por algo se caracteriza es por haber elegido muy bien a los interpretes que daban vida a sus protagonistas.

Por último, conviene destacar que tardaremos muy poco en volver a verla, pues no debería tardar mucho en estrenarse ‘Here are the young men’, adaptación de la novela homónima de Rob Doyle en la que vuelve a coincidir con Finn Cole, y ‘Last Night in Soho’, la nueva película de Edgar Wright que habríamos visto este pasado mes de septiembre de no haberse convertido en uno de los muchos retrasos causados por la pandemia de coronavirus.

Mirando más al futuro, volverá a colaborar con Eggers en ‘The Northman’ y tomará el testigo de Charlize Theron en ‘Furiosa’, la esperadísima precuela de ‘Mad Max: Furia en la carretera’. Y es que lo mejor de todo es que su carrera no ha hecho más que empezar.


La noticia

De ‘La bruja’ a ‘Gambito de dama’: así ha sido la carrera de Anya Taylor-Joy, una gran actriz en camino de ser una estrella con ‘Furiosa’

fue publicada originalmente en

Espinof

por
Mikel Zorrilla

.