‘Dark’: la temporada 3 de la serie de Netflix se toma su tiempo para desenredar el tenso camino hacia el final

'Dark': la temporada 3 de la serie de Netflix se toma su tiempo para desenredar el tenso camino hacia el final

Tras dos temporadas, ‘Dark‘ se ha convertido en uno de los grandes fenómenos de Netflix. Una de esas series que obsesionan a sus fans y cuyos episodios se consumen lo antes posible; casi con ansia, como si pudieran ser borrados en cualquier momento. Tener disponible toda la temporada de golpe desde el estreno, incluyendo en este caso el final de la historia, es muy tentador.

No creo que el maratón, o el atracón de capítulos, sea la opción más recomendable para ver ‘Dark’, a menos que el interés sea únicamente «saber qué pasa» y descubrir el esperado desenlace. La narrativa de esta producción alemana, creada por Jantje Friese y Baran bo Odar, pide un visionado tranquilo, reflexivo; un público paciente y atento.


Más allá de sumergirse en una siniestra y complicada intriga, que se ha ido retorciendo más y más con el paso de los episodios, el espectador de ‘Dark’ debe seguir la pista a numerosos personajes a lo largo de varias líneas temporales (esta guía te resultará útil) mientras intenta encajar las piezas de los diferentes misterios que van surgiendo. La serie es un auténtico rompecabezas. Diseñada con tanto ingenio que atrapa.

‘Dark’: el ciclo final revela las últimas sorpresas mientras ofrece más de lo mismo

Si has leído hasta aquí es porque, al menos, has visto la segunda temporada completa. Como recordarás, el gran giro del final de esa tanda de episodios era la aparición de otra versión de Martha (Lisa Vicari) que había viajado desde otra realidad u otro universo alternativo. Este hallazgo dejaba abierto un nuevo horizonte de posibilidades que venía a enredar aún más la trama de ‘Dark’. La tercera temporada arranca con calma, quizá para no volver loco al público, antes de empezar a ofrecer respuestas

Así, en los primeros episodios (de momento he visto tres) tenemos más preocupación y desconcierto, secretos y sorpresas, situaciones extrañas y diálogos confusos (fuera de contexto), que dificultan deliberadamente las adivinanzas del público mientras preparan el terreno para las últimas revelaciones de ‘Dark’, con las que se cerrará este peculiar viaje iniciado en 2017. Según los showrunners, el desenlace está ideado para responder todas las cuestiones y no hay intención de ampliar la serie con una temporada 4.

Si en la anterior temporada nos quedamos boquiabiertos al saber que el desfigurado Adam (Dietrich Hollinderbäumer) es en realidad Jonas (Louis Hofmann/Andreas Pietschmann), en esta temporada 3 descubrimos que a Martha le corresponde el papel de Eva (Barbara Nüsse) en este mundo aparentemente condenado a la destrucción, y que ambos están manipulando a sus alter egos para alterar el orden de los acontecimientos. Al mismo tiempo, los crímenes, romances y diversos dramas se suceden para ofrecer un constante entretenimiento.

Así, de paso, se evita que el público pierda el hilo o se duerma, arrastrado por el sosegado ritmo del relato, más propio de la ficción europea que de la estadounidense. ‘Dark’ sigue ofreciendo más de lo mismo en su nueva temporada, para bien y para mal, por lo que sus seguidores deberían quedar satisfechos. Aunque encuentro cautivadora la propuesta y su estética, no me terminan de convencer las decisiones de los personajes y me resultan forzados los mecanismos para prolongar la tensión, transmitir sensación de complejidad y ofrecer momentos impactantes.

Particularmente ridícula es esa escena donde Jonas se cuela en una clase, sin que el profesor encuentre sospechoso que un nuevo alumno aparezca de pronto con manchas de sangre, y no se le ocurre otra cosa que pedir explicaciones a Martha aun siendo consciente de que él no existe en esta realidad paralela. Por supuesto, en ocasiones así es preferible tomárselo con humor, sobre todo cuando éste es un elemento tan escaso en ‘Dark’.


La noticia

‘Dark’: la temporada 3 de la serie de Netflix se toma su tiempo para desenredar el tenso camino hacia el final

fue publicada originalmente en

Espinof

por
Juan Luis Caviaro

.