xvideos spankbang watchfreepornsex foxporn pornsam pornfxx porn110

Residencias de ancianos con problemas de salud mental ¿Son una buena opción?


El envejecimiento de la población, principalmente en los países desarrollados, ha provocado que las residencias de ancianos se conviertan en una herramienta sociosanitaria indispensable para el bienestar de las personas en la última etapa de su vida.

Los avances en ciencia, medicina y salud han conseguido que la esperanza de vida se alargue cada vez más, sin embargo también está creciendo el número de personas mayores con enfermedades mentales (principamente demencias y Alzheimer) que precisan de una atención y de unos cuidados más específicos.

Hoy en día existen empresas con componentes sociales como gransliving que pueden ayudar tanto a los familiares como a los residentes a tener una mejor calidad de vida ofreciéndote consejos sobre los distintos puntos que debes tener en cuenta a la hora de elegir una residencia para mayores, como por ejemplo la relación precio-calidad, la ubicación de la residencia, las opiniones y testimonios, el equipo profesional, el tipo de habitaciones, las actividades y el entorno y por supuesto el horario de visitas. Por lo tanto, si estás buscando soporte, te ayudarán en grans living.

Además, otras iniciativas como la Asociación de Ayuda a Personas Mayores con Enfermedad Mental (AGAM)ayuda a personas mayores con enfermedades mentales mediante la formación de profesionales del ámbito sociosanitario. Por tanto, no se trata de un problema de si las residencias están o no están preparadas para atender a este tipo de pacientes, sino más bien de una falta de preparación específica del personal que trabaja en ellas.

Y no nos referimos únicamente a alteraciones mentales propias de la tercera edad como pueden ser la demencia o el Alzheimer, hablamos de otros problemas como trastornos de conducta, depresión o esquizofrenia. Está claro que se precisa de una formación específica para tratar con estos pacientes ya que requieren de otro tipo de actividades, como por ejemplo disponer de espacios para fumar que pueden suponer un importante desahogo para ellos.

También es importante que puedan contar con la figura del referente personal que no es otra cosa que una especie de tutor al que saben que pueden acudir para cualquier problema que puedan tener.

Como podemos observar, las residencias que han incorporado este tipo de formaciones, técnicas y herramientas no han tenido que hacer una fuerte inversión más allá de los planes formativos para los trabajadores y de un plan de comunicación en el que haya coordinación entre todas las partes implicadas.

En muchas residencias existen ya unidades de salud mental que ofrecen una ateción psicogeriátrica a personas con alguna patología psiquiátrica o psicológica. En este sentido uno de los objetivos de AGAM es seguir creando pequeñas unidades dentro de las residencias asistidas para personas mayores de 65 años con enfermedad mental.

Se trata de aportar tanto a las personas como a sus familiares planes individualizadaos en función de sus necesidades. Así, dependiendo de cada patología se pueden ofrecer terapias, actividades y cuidados profesionales. Gransliving ha creado una guía sobre personas mayores con demencia



Fuente