Cuándo tengo que comprarme un coche eléctrico: éstas son las promesas de futuro de las marcas (2020)

El sector del automóvil se encuentra en uno de los periodos de transformación más importantes de su historia. La revolución de la movilidad eléctrica ha llegado para quedarse y quien no se adapte a ella no tendrá futuro en el sector. Los coches eléctricos (y electrificados) copan ya buena parte de los anuncios y estrategias de marketing de los fabricantes tradicionales, que necesitan aumentar la demanda de coches eléctricos a toda costa. Pero ¿cuándo tengo que comprarme un coche eléctrico? ¿Cuáles son las promesas de las marcas?

Si viajamos 10 años atrás en el tiempo y miramos la oferta de coches, nos encontramos con que apenas había unos pocos modelos eléctricos disponibles en el mercado. Modelos que, por cierto, eran muy básicos y espartanos, pero también muy caros (eran tiempos de los “trillizos” o de los entrañables Think City y Reva-i). Como os podéis imaginar, por aquel entonces las cifras de ventas eran anecdóticas.

Hoy en día la electrificación es la estrategia principal de cualquier fabricante de coches. Las marcas están invirtiendo miles de millones de euros en desarrollar nuevos modelos eléctricos y adaptarse así a las normativas europeas de emisiones. De hecho, a fecha de 2020 es prácticamente imposible saber con exactitud cuántos modelos de coches 100% eléctricos hay disponibles en el mercado. El goteo de nuevas presentaciones es constante.

A pesar de que se decía que 2020 estaba llamado a ser el año del coche eléctrico, lo cierto es que las ventas sobre el total siguen siendo bajas. No obstante, resulta reseñable que en contraste con la caída general de las matriculaciones que ha sufrido la industria como consecuencia de la pandemia, las ventas de eléctricos hayan seguido manteniendo su tendencia alcista.

Gama Electricos Groupe Psa

El coche eléctrico avanza, pero quizá no tan rápido como se esperaba

A principios de la década de 2010 la implantación del coche eléctrico en nuestro país fue lenta. A pesar de que los políticos pecaban de optimistas con previsiones alejadas de la realidad del mercado, durante los primeros años las ventas apenas supusieran algunos cientos de unidades. Si bien es cierto que muchos de los factores que condicionaban las ventas ya están siendo superados:

  • Oferta. Durante los primeros años, la oferta de vehículos estaba compuesta por coches generalmente pequeños y que no podían ir mucho más allá del entorno urbano y periurbano. Hoy hay muchas más opciones de carrocería, tamaños y diseños, que pueden encajar en los gustos y necesidades de un mayor número de personas.
  • Autonomía. Mientras que los primeros modelos eléctricos apenas podían recorrer mucho más de 100-150 kilómetros, hoy encontramos una oferta relativamente amplia que homologa autonomías por encima de los 400 kilómetros en el ciclo WLTP. Para poder viajar se sigue dependiendo de la infraestructura de recarga, que aunque está mejorando mucho en los últimos años, todavía es insuficiente.
  • Precio. Esta sigue siendo la principal barrera a superar. Por el momento, el precio de los coches eléctricos no evoluciona a la baja y no parece que vaya a hacerlo en el corto plazo. Los coches eléctricos son varios miles de euros más caros que sus equivalentes de combustión y aunque a la larga se puede ahorrar, esa inversión inicial echa para atrás a muchos compradores. La disponibilidad de ayudas a la compra también juega un papel fundamental en las ventas.

La infraestructura de recarga comienza a despegar

Directamente ligado con la autonomía, la infraestructura de recarga es el otro factor que condiciona considerablemente las ventas de coches eléctricos. Por un lado está el problema del punto recarga vinculado necesario para enchufar el coche eléctrico de forma habitual, sobre todo en un país donde la buena parte de los coches duermen en la calle. Este punto suele instalarse en un garaje particular o comunitario, o a veces también en el trabajo u oficina del usuario. Hoy en día difícilmente podrás comprarte un coche eléctrico si no dispones de un punto recarga vinculado.

Una vez salvado ese escollo, el caballo de batalla está en la recarga rápida (50 kW), super-rápida (hasta 150 kW) y la ultra-rápida (hasta 350 kW) de uso público, un asunto mucho más complejo y donde todavía hay que progresar mucho. De poco sirven coches que hagan 300 o 400 kilómetros con una sola carga a velocidades de autopista, si después no hay una infraestructura suficiente para cargarlos con garantías, ya sea en destino o en ruta.

Por suerte, en los últimos años el desarrollo de la infraestructura de recarga rápida ha dado un acelerón importante. Cada vez son más las empresas invirtiendo en este sector y existe una especie de carrera por hacerse con las mejores ubicaciones, lo que está permitiendo que la infraestructura se desarrolle a mayor velocidad.

Ionity y Porsche Taycan

Los coches eléctricos disponibles en el mercado, y los que llegarán

Aston Martin. Hace algún tiempo que la marca británica de lujo anunció el lanzamiento de una berlina de superlujo, el Rapide E, prometiendo 610 CV y 322 km de autonomía. Su fabricación y comercialización en serie limitada de tan sólo 155 unidades debía haberse iniciado este año, pero finalmente la marca habría cancelado el modelo. Ahora están centrados en puesta en marcha de la producción del DBX, el primer SUV de la marca, pero que se trata de un modelo híbrido. Por el momento, los planes de sacar un modelo 100% eléctrico están paralizados hasta nuevo aviso.

Aston Martin eléctrico

Audi. Con el lanzamiento del Audi e-tron, la marca alemana se convirtió en una de las pioneras en sacar al mercado un coche 100% eléctrico con una autonomía que le permite ir más allá del uso urbano. Se trata de un SUV muy similar al Q7 que desarrolla 408 CV y homologa 400 kilómetros de autonomía.

Después llegó el Audi e-tron Sportback, de nuevo un coche con carrocería SUV aunque esta vez con aires más deportivos. Hay dos versiones disponibles, ofreciendo las más prestacional una potencia máxima de 408 CV y hasta 446 km de autonomía.

Ya de cara a 2021, Audi tiene planes de sacar al mercado el Audi Q4 e-tron después de que presentara su prototipo en el Salón de Ginebra de 2019. Se trata de un SUV eléctrico de tamaño compacto que anuncia 450 km de autonomía y 301 CV de potencia y que tendrá un precio muy inferior al resto de la gama e-tron de Audi.

Audi e-tron Sportback

BMW. En Múnich son ya experimentados trabajando en materia de coche eléctrico. La marca continúa vendiendo el BMW i3 después de varias actualizaciones y el lanzamiento de la versión más prestacional i3s. Aunque por otro lado, ya sabemos que no habrá una segunda generación, sino que será reemplazado por un crossover urbano bajo el nombre iX1 en 2022.

Mientras, la marca alemana ha presentado el SUV eléctrico iX3, que desarrolla 286 CV de potencia y homologa 460 kilómetros de autonomía. Tiene una estética muy similar a la del X3 y su precio en España parte desde los 77.900 euros.

De cara a 2021, los planes de BMW pasan por el lanzamiento de la berlina BMW i4 y un SUV eléctrico de tamaño similar a un X5 basado en el BMW Vision iNEXT.

BMW iX1 eléctrico

Citroën. Después de que el ya casi histórico C-ZERO haya dejado de producirse, la marca francesa se encuentra en pleno despliegue de su nueva ofensiva eléctrica. Para el ámbito urbano ha apostado por el AMI, un pequeño vehículo eléctrico que recuerda mucho al Twizy. En cuanto a turismos, Citroën ha lanzado el nuevo C4, basado en la plataforma CMP/e-CMP del grupo PSA e incorporando también una versión 100% eléctrica capaz de desarrollar 136 CV y homologar 350 km de autonomía WLTP.

Por otro lado, continúa con la comercialización de la furgoneta Berlingo eléctrica, a la que se han sumado ahora la ë-Jumpy y la ë-Spacetourer, ambas con 230 o 330 km de autonomía en función de la batería equipada (50 o 75 kWh).

Por el momento no se conocen más lanzamientos de modelos eléctricos por parte de Citroën, pero sabemos que el grupo PSA tiene como objetivo conseguir que en 2025 el 100% de la gama de vehículos de sus marcas esté disponible bajo soluciones híbridas enchufables o eléctricas.

Citroen C4 eléctrico

DS. El DS 3 Crossback E-Tense es el primer modelo de coche 100% eléctrico comercializado por la marca Premium de PSA. El grupo PSA se aprovecha de la plataforma CMP/e-CMP para dar vida a este modelo, que equipa un motor de 136 CV asociado a una batería de 50 kWh, homologando 320 kilómetros de autonomía.

Por el momento se desconocen los planes de nuevos modelos 100% eléctricos, pero irán surgiendo en paralelo a la estrategia de electrificación de PSA.

DS Crossback e-TENSE

FIAT. El coche icono de la marca italiana, el Fiat 500, también ha dado el salto al eléctrico. Después de 13 años en el mercado sin apenas cambios, se ha reinventado con un diseño diferente, incluyendo versiones berlina, descapotable y versión 3+1 que incorpora puertas con apertura suicida. Equipa un motor eléctrico de 118 CV y una batería de 42 kWh con los que la marca italiana asegura que puede recorrer 320 km con una recarga completa (según ciclo WLTP).

Por el momento, y a la espera de la fusión entre el Grupa PSA y Fiat Chrysler, no hay más modelos eléctricos de Fiat que vayan a llegar próximamente.

FIAT 500 eléctrico

Ford. Desde que Ford sacara al mercado (sin mucho éxito) el Focus eléctrico hace ya varios años, la marca norteamericana no había hecho grandes movimientos en el ámbito de la movilidad eléctrica. Al menos hasta la llegada del Ford Mustang Mach-E el primer SUV eléctrico de la compañía.

Las primeras unidades del coche, tal y como explican en Motorpasión, se comenzarán a entregar a finales de año. Los precios oscilan entre los 48.473 euros para la versión RWD estándar y los casi 65.000 euros del modelo AWD rango extendido.

De cara a futuro, sabemos que Ford cuenta con un acuerdo de colaboración con Volkswagen para el uso de la plataforma MEB. Al parecer, el primer modelo derivado de ese acuerdo llegaría en 2023 y las previsiones de Ford son de vender nada menos que 600.000 unidades.

Mustang Mach-e

Honda. La primera apuesta de Honda por la movilidad eléctrica es un coche urbano, con un diseño retrofuturista y mucha tecnología. Su nombre es Honda e y está disponible en dos versiones idénticas que solo se diferencia en el motor (de 134 o 154 CV). La batería es de 35,5 kWh y según Honda nos promete una autonomía de 220 km en ciclo WLTP. El coche incorpora nada menos que cinco pantallas y sustituye los retrovisores por cámaras.

Más allá del Honda E, la marca japonesa va a introducir en el mercado un nuevo modelo eléctrico entre 2021 y 2022. A partir de 2022 sólo venderá coches eléctricos e híbridos en Europa, cambiando su plan original ‘Electric Vision’ que apuntaba originalmente a 2025.

Honda e

Hyundai. La marca coreana cuenta con el Ioniq y el Kona eléctricos en su gama. El primero de ellos ha recibido una actualización recientemente para aumentar su autonomía hasta los 294 kilómetros, mientras que el segundo lleva ya tiempo demostrando ser uno de los eléctricos más capaces del mercado.

A futuro, la marca asiática apuesta por el nombre IONIQ para su nueva submarca de coches eléctricos y conectados, bajo la cual lanzará varios modelos como el IONIQ 7 (suv eléctrico de gran tamaño), IONIQ 6 (sedán basado en el Hyundai Prophecy Concept EV) o el IONIQ 5 (basado en el prototipo Hyundai 45 EV Concept)

Por otro lado, Hyundai también cuenta con el Nexo en su gama, hoy por hoy el único coche eléctrico de pila de combustible de hidrógeno que se comercializa en España.

Hyundai Kona eléctrico

Jaguar. La firma británica fue una de las pioneras el I-PACE, su primer coche 100% eléctrico. Un SUV con una excelente calidad de rodadura y acabados que le sirvió para hacerse con el título de coche del año en Europa en 2019, pero con un consumo algo elevado. Durante este tiempo ha recibido una actualización de software también disponible de manera gratuita para los propietarios.

Por otro lado, los planes de la marca de lanzar un XJ eléctrico se han visto retrasados por la pandemia.

Jagua I-Pace

KIA. La marca hermana de Hyundai tiene cierta experiencia en coches eléctricos con el e-Niro y el e-Soul como carta de presentación. Ambas se ofrecen con dos variantes de batería y motor. La primera con batería de 39,2kWh y 136 CV de potencia y una segunda más capaz, con batería de 64 kWh y motor de 204 CV.

Según los planes, La marca coreana a lanzar hasta siete nuevos vehículos cero emisiones hasta 2027, siendo el primer de ellos un SUV eléctrico con 500 km de autonomía que llegará en 2021.

KIA e-Soul

Mercedes-Benz. Junto a Audi y Jaguar, Mercedes fue otra de las primeras en llegar al mercado de los SUV premium 100% eléctricos con el Mercedes EQC. Pero el EQC no es más que el primero de una amplia familia de modelos electrificados puros bautizada como EQ.

Recientemente la marca alemana ha presentado el EQV, una furgoneta eléctrica de lujo con 201 CV de potencia y 100 kWh de capacidad que le dan 357 km de autonomía WLTP.

En los próximos años se espera que la familia EQ siga creciendo. El primero de ellos será el EQS, una versión eléctrica de la Clase S de Mercedes y basada en el Vision EQS presentado en septiembre de 2019. Después llegarán el EQE (la versión eléctrica de la Clase E) y dos SUV eléctricos basados en el EQS y el EQE.

Mercedes EQV

MINI. El coche eléctrico también ha llegado a MINI y lo ha hecho sin perder la esencia de la marca. La firma británica ha lanzado al mercado el MINI Electric, que apenas cambia estéticamente respecto a los modelos de gasolina y diésel, manteniendo su diseño exclusivo. Tiene 184 CV de potencia (cercanos de los 192 CV del Cooper S) y una batería de 32,5 kWh que le dan una autonomía de 234 kilómetros, suficientes para el carácter urbano del coche.

Hasta ahora no hay más planes de modelos 100% eléctricos a la vista.

Mini Electric

Nissan. El veterano Nissan LEAF (con más de 500.000 unidades vendidas en todo el mundo) sigue teniendo su parte de pastel en el mercado del coche eléctrico, aunque los años no pasan en balde. Además de la versión básica de 40 kWh y 150 CV, hay una e+ que ofrece una batería de 62 kWh que permite alcanzar los 358 kilómetros de autonomía.

Más allá del LEAF, la marca japonesa ha presentado recientemente el Ariya, un SUV eléctrico con diferentes combinaciones de motores y baterías que podrán ir hasta los 389 CV y 500 km de autonomía y que llegará en 2021.

Nissan Ariya eléctrico

Opel. La marca alemana, ahora integrada en el grupo PSA, ha heredado la plataforma CMP/e-CMP del grupo y la ha incorporado en el mítico Corsa. Se trata de un modelo urbano, que cuenta con 330 kilómetros de autonomía y 136 caballos y se fabrica íntegramente en la planta de Opel en Zaragoza.

Por otro lado, la marca ha presentado recientemente el Opel Mokka-e, un SUV eléctrico del segmento B basado en la misma plataforma.

Opel promete que todos sus vehículos tendrán versión electrificada en 2024, lo que significa que al menos cada uno de los nuevos modelos tendrá una versión eléctrica, híbrida enchufable o semihíbrida.

Opel Mokka eléctrico

Peugeot. El Peugeot e-208 es el primer coche eléctrico de gran volumen de la marca después del iOn. De nuevo, equipa la plataforma CMP/e-CMP del grupo PSA, por lo que sus números son muy similares a los del Corsa-e. La marca francesa cuenta también con el e-2008, fabricado en Vigo bajo la misma plataforma.

Aunque no hay datos concretos, a futuro la marca seguirá desarrollando su gama eléctrica en línea con los planes del Grupo PSA.

Peugeot e-208

Porsche. La apuesta de Porsche por la movilidad eléctrica no hay dejado indiferentes a nadie. El Taycan es, sin duda, uno de los coches eléctricos tecnológicamente más avanzados del mercado. Sus cifras son mareantes, con 625 CV para las versiones de potencia máxima.

Los siguientes pasos de la marca en materia de movilidad eléctrica son la versión Sport Turismo del Taycan y la llegada del Macan eléctrico para entrar en el competitivo segmento de los SUV.

Porsche Taycan

Renault. El ZOE es otro de los grandes veteranos que, a pesar del paso de los años, sigue funcionando muy bien gracias a sus periódicas actualizaciones. La última le dotó de una batería de litio de 52 kWh con la que puede recorrer 390 km en el ciclo de WLTP.

Además, la marca francesa ha sacado una versión eléctrica del mítico Twingo y se prepara la para la llegada del Spring, un SUV del segmento A que llegará a Europa bajo la marca Dacia y pretender convertirse en uno de los coches eléctricos más baratos del mercado.

Renault Twingo eléctrico

SEAT. Todo apuntaba que el ElBorn iba a ser la apuesta eléctrica de SEAT, pero finalmente sabemos que saldrá al mercado bajo la marca Cupra. Mientras, la marca española se queda solo con el Mii Electric en su gama.

Según declaraciones de responsables de Nissan, un coche eléctrico fabricado en SEAT Martorell existirá sí o sí, y parece que podría podría tratarse de un modelo similar al Ibiza.

Cupra el-Born

Skoda. Tras el pequeño CITIGOe iV, la marca ha presentado este año el Skoda Enyaq iV un totalmente nuevo que ha sido creado sobre la plataforma MEB del Grupo Volkswagen.

La versión de acceso de Enyaq cuenta con 180 CV y una batería de 55 kWh con la que consigue una autonomía homologada de 390 km. Mientras, el Enyaq 80 iV (tope de gama) cuenta con el mismo motor eléctrico pero con una potencia de 204 CV y 510 km de autonomía gracias a su batería de 82 kWh. Los pedidos no se aceptarán hasta finales de este año para recibir las primeras unidades en la primera mitad de 2021.

De cara a futuro, se espera que Skoda siga sacando nuevos modelos basados en la plataforma MEB del Grupo Volkswagen.

Skoda Enyaq iV

Smart. La hermana pequeña de Mercedes lleva años apostando por la movilidad eléctrica después de que decidiera poner fin a los motores de combustión.

Como consecuencia, smart EQ fortwo y forfour estrenaron nuevo diseño recientemente, aunque sus prestaciones motor de 82 CV y batería de 17,6 kWh se quedan algo cortas respecto a la competencia.

Daimler ya se encuentra buscando nuevo dueño para su fábrica en Hambach en Francia, ya que próximamente el Smart comenzará a fabricarse en China.

Smart ED

Tesla. La marca californiana sigue siendo la referencia a nivel mundial. Sin ella, la electrificación no hubiese ocurrido al ritmo que lo está haciendo ahora.

Por el momento, el fabricante norteamericano cuenta con cuatro modelos en su gama: Model X, Model S, Model 3 y Model Y, aunque este último todavía no ha llegado a Europa (debería ocurrir a lo largo de 2021). En el horizonte están el Roadster y el Cybertruck y quizá a futuro, un modelo compacto dirigido al mercado europeo.

Tesl Model Y

Toyota. Los planes del fabricante japonés a corto plazo pasan por continuar con su estrategia basada en coches híbridos. El único coche eléctrico que ha presentado es el Ultra-compact BEV, un diminuto coche eléctrico urbano biplaza que por el momento solo llegará a Japón.

Por supuesto, el fabricante no deja de lado los coches eléctricos, pero por a corto plazo lo hará centrado en el mercado chino.

Toyota eléctrico

Volkswagen. Tras algunos años con solo el e-Golf y el e-up! en la gama, por fin este año ha llegado al mercado el esperado ID.3. Se trata de un gran paso para para la movilidad eléctrica, ya que según la propia marca alemana está llamado a ser un coche tan importante en la historia como el Golf o el Beetle. Por el momento parte de unos 36.000 euros, pero en el futuro debería haber una versión de acceso por debajo de los 30.000.

Por otro lado, Volkswagen ha presentado el ID.4, un SUV eléctrico basado también en la plataforma MEB y que tiene 204 CV y hasta 520 km de autonomía según versión.

El siguiente modelo de la plataforma MEB será el ID.5, una berlina basada en el ID Space Vizzion y que debería llegar a finales de 2021.

Volkswagen ID.3

Volvo. A pesar de que su estrategia hasta ahora pasaba más por los híbridos enchufables, el fabricante sueco también tiene ya su primer modelo 100% eléctrico en catálogo, el Volvo XC40 Recharge. Cuenta con una potencia de 408 CV, tracción integral y una autonomía de 400 km en ciclo WLTP gracias a una batería de 78 kWh.

En los próximos cinco años, Volvo tiene la intención de lanzar al mercado un nuevo coche 100 % eléctrico cada año.

Volvo XC40 recharge

¿Es el momento de pasarse al coche eléctrico?

Después de haber hecho un repaso a la situación actual del coche eléctrico en cuanto a producto se refiere, podemos concluir que la variedad es ya difícilmente una excusa para no optar un modelo 100% eléctrico. Como hemos podido comprobar, la oferta ha aumentado notablemente y ya hay prácticamente opciones para cubrir todas las necesidades. Además, prácticamente de forma semanal van llegando nuevos modelos al mercado, por lo que en poco tiempo tendremos a nuestra disposición una oferta todavía más extensa y variada.

No se puede negar que los precios todavía siguen siendo altos, pero las ayudas pueden ser determinantes para que los números salgan si hacemos las cuentas a medio-largo plazo. Actualmente en España está en marcha el Plan MOVES y el Plan Renove.

La infraestructura de recarga es quizá la que más rezagada se encuentra, pero los últimos movimientos de las empresas del sector invitan a la esperanza. A pesar de que la burocracia no ayuda, el goteo de nuevas estaciones de recarga rápida es constante y ya se empiezan a ver algunas de recarga super rápida (150 kW).

Así que, si estás decidido a dar el salto al coche eléctrico, debes saber que estás ante el mejor momento de la historia para hacerlo. Y si las cuentas no te cuadran (siempre pensando a varios años vista) siempre puedes seguir esperando a que la tecnología baje de precio. De lo que no hay duda es de que muchos de los que leeis esto tarde o temprano acabaréis conduciendo un coche eléctrico.

En Xataka | Todo lo que hay que mirar antes de comprar un coche eléctrico de segunda mano


La noticia

Cuándo tengo que comprarme un coche eléctrico: éstas son las promesas de futuro de las marcas (2020)

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Sergio Fernández Munguía

.