Cómo se ha incrementado la producción de vacunas y cómo afectará eso a España

Las grandes empresas farmacéuticas incumplieron su compromiso con la Unión Europea de producir y garantizar la distribución de las vacunas contra el COVID-19. Y apenas tres países (Estados Unidos, Israel y Reino Unido) tienen vacunada a gran parte de su población.

Sin embargo, a pesar de tales datos y de que la llegada de vacunas podría verse comprometida, sobre todo si AstraZeneca mantiene la restricción de edad y Janssen quizás siga sus pasos, la producción de vacunas va protagonizar un crecimiento tan significativo que podemos ser optimistas respecto a alcanzar la inmunidad de grupo para finales de verano.


Pfizer reduce su tiempo a la mitad

Hasta ahora, Pfizer y BioNTech han suministrado más de 200 millones de dosis y, los contratos que han firmado las compañías les obligan a entregar 1.400 millones de dosis en 2021.

Sin embargo, las últimas previsiones de Pfizer son las de poder producir hasta 2.500 millones de dosis de su vacuna a lo largo de 2021, lo cual es una muy buena noticia para países como España, donde la estrategia de vacunación no se ha alterado finalmente y Sanidad ha decidido no espaciar la segunda dosis de Pfizer y Moderna.

Por esa razón, ahora se está negociando con Pfizer un tercer contrato de 1.800 millones de dosis para 2022-2023. Además, Pfizer adelanta la entrega de 50 millones previstas para el cuarto trimestre, pero que ahora llegarán durante el segundo trimestre y que serán distribuidas equitativamente entre los estados miembros en función de su población.

Para alcanzar este objetivo, la compañía está trabajando en la mejora de sus procesos de producción. Tanto es así que ya ha conseguido reducir sus plazos de fabricación a casi la mitad, pasando de 110 días a 60. Entre otros factores, la biotecnológica alemana señala que el aumento de su previsión se debe a la optimización de los procesos de producción, la aprobación regulatoria para viales de seis dosis en vez de cinco como estaba previsto inicialmente y la expansión de la red de fabricación y proveedores.

Estos nuevos datos llegan después de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) diera luz verde a la nueva planta de la compañía en Marburgo (Alemania), donde se producirá tanto la sustancia activa como las dosis finalizadas. Además de las nuevas plantas de fabricación, la EMA también ha emitido una opinión positiva para permitir el transporte y almacenamiento de viales de la vacuna de Pfizer a temperaturas entre -25 y -15 ° C (la temperatura de los congeladores farmacéuticos estándar).

Por si fuera poco, la compañía sigue trabajando para encontrar socios potenciales con el objetivo de aumentar aún más la capacidad de producción. Desde que reformara las instalaciones de su planta en Puurs (Bélgica) para incrementar la producción, Pfizer ha demostrado una gran regularidad en la entrega de dosis, así que podemos ser optimistas con sus previsiones.

Con todo, no hay que olvidar que fabricar más vacunas usando más centros de fabricación no es tan sencillo como parece. Como explica el periodista científico Anthony King en un análisis publicado en ‘Chemistry World’, ciertamente hay pocos productores con experiencia que puedan contribuir de manera significativa a la fabricación a gran escala de vacunas de ARN mensajero, pues la producción de estas vacunas depende de otros centros que proporcionan ‘materias primas’ como lípidos, enzimas y material genético, así como de plataformas tecnológicas avanzadas capaces de producir vacunas de tipo ARN mensajero.

Otras vacunas que están y que vendrán

Si bien la Unión Europea no renovará contratos con AstraZeneca y Janssen, debemos tener en cuenta la llegada de nuevas dosis de AstraZeneca, que sumarán más de un millón, así que estos días se empieza a inocular la segunda dosis en las personas que recibieron la primera cuando se comenzó a administrar esta vacuna en España a mediados de febrero, ya que tiene una pauta de entre 10 y 12 semanas entre la primera dosis y la de refuerzo.

Janssen ya se administra en varias autonomías, tras recibir un lote inicial de 300.000 dosis. Los dos siguientes meses aumentará considerablemente sus envíos, hasta alcanzar los 5,5 millones de dosis en total antes de que finalice junio (1,3 millones de dosis en mayo y 3,9 millones en junio). La gran ventaja de esta vacuna es que es monodosis.

Después de que la EMA haya avalado la vacuna diseñada que si bien existen “posibles vínculos” entre la inyección de dosis del suero y los casos de trombosis, estos son “muy excepcionales”, su inoculación es un balón de oxígeno para este trimestre.

A todo esto se suma que en el último mes, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha aprobado nuevos sitios de fabricación de las vacunas de Pfizer/BioNTech, Moderna y AstraZeneca.

Además, hay que tener en cuenta que en este segundo trimestre del año se espera la llegada de 3,5 millones de dosis de Moderna, y que hay otras dos vacunas a punto de ser aprobadas por la EMA: Curevac y Novavax. La rusa Sputnik V también está en proceso de evaluación por parte del regulador comunitario.

El mes de abril, pues, es clave para el despegue de la vacunación contra la COVID-19 en España, y, según las previsiones del Ministerio de Sanidad, la llegada de dosis se va a triplicar durante el segundo trimestre del año, hasta junio. La inmunidad de grupo, vistos estos datos, parece ser más que viable hacia el final del verano.


La noticia

Cómo se ha incrementado la producción de vacunas y cómo afectará eso a España

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Sergio Parra

.