‘Blade II’: la mejor adaptación del personaje de Marvel sigue siendo la gran película de Guillermo Del Toro

Cuatro años después del éxito de ‘Blade‘, una película que se adelantó a todos los planes de la industria y Fases de Marvel, Guillermo Del Toro regresaba a Hollywood tras coger aire con ‘El espinazo del diablo‘ para dejar constancia de su buen gusto y pasión por los vampiros y los cómics. De nuevo con Wesley Snipes a la cabeza, ‘Blade IImejora a su predecesora con una fiesta que no se acaba nunca. Compruébalo esta noche en La Sexta.

Vampiros a mí

Con la estupenda ‘La forma del agua‘ Guillermo Del Toro se llevó uno de los premios Óscar más catárticos que se recuerdan. Cine de género reconocido entre los académicos menos habituales a impulsar a golpe de oro ese cine y que además era un éxito monumental en una taquilla que recuperó diez veces su escaso presupuesto de 20 millones de dólares.

Cuando ‘Blade’ llegó a los cines del mundo en 1998 nadie esperaba el brutal éxito que llegaría después. Con un presupuesto de 45 millones de dólares, la película de Stephen Norrington había recaudado más de 130 en todo el mundo, lo que obviamente puso en marcha los mecanismos de su secuela en las oficinas de New Line. La película, a pesar de su calificación R, tuvo un impacto tal que allanó el camino para la era dorada de las películas de superhéroes que estaba a la vuelta de la esquina. Gracias al éxito de ‘Blade’ los estudios entendieron que si adaptaban con respeto un cómic, el público estaría ahí, y gracias a la película de Norrington se pusieron los cimientos de los ‘X-Men‘ de Bryan Singer y el ‘Spider-Man‘ de Sam Raimi.

El plan de New Line para sacar provecho de su gran éxito es confiar las riendas de la película a un director extranjero en ascenso, con una fuerte identidad visual y una cultura pop tan grande como su talento. A pesar las expectativas puestas en el cineasta mexicano, Del Toro llega al proyecto porque Michael De Luca, el jefe de New Line, ya había oído hablar de él a través de Peter Frankfurt, productor y supervisor de efectos visuales de Imaginary Forces, que había trabajado con el cineasta en ‘Mimic‘.

Blade 2 Reaper

Cuando De Luca le propuso el proyecto a Del Toro, aceptó, pero con una condición: antes de arrancar con la monstruosa maquinaria de ‘Blade II’ el director quería rodar una película más personal e íntima. La relación entre ambos es tan buena y Del Toro es tan claramente el director ideal para el trabajo, De Luca da el ok en una decisión extremadamente arriesgada con el mercado del cine de superhéroes empezando a despegar. No hay mal que por bien no venga: la secuela del personaje de Marvel es impresionante y ‘el espinazo del diablo’ un clásico moderno de nuestro cine.

La venganza de Del Toro

La película, con un presupuesto de 55 millones de dólares, fue otro gran éxito en todo el mundo, recaudando más de 150 millones y, de inmediato, se puso en marcha otra secuela, todavía con Del Toro, el guionista David. S. Goyer y Wesley Snipes como pilares centrales. Lamentablemente, ese proyecto nunca vio la luz tras varios problemas internos. Sería Goyer quien finalmente se encargaría del decepcionante tercer episodio, ‘Blade: Trinity‘.

El propio Guillermo Del Toro lo dejaba claro en el audiocomentario de la película para su edición en dvd: ‘El espinazo del diablo’ y ‘Blade II’ eran los extremos que representaban su visión del cine fantástico. Por un lado una película muy seria, íntima, personal y poética, y por otro, una verbena sangrienta, monstruosa y divertida de un aficionado a los cómics y la fiesta. ‘Blade II’ es un gran delirio cómic como pocas veces hemos visto, además de un campo de pruebas ideal de cara al futuro.

Blade 2 Wesley Snipes Guillermo Del Toro

Hablar de ‘Blade II’ también es hacerlo sobre la innovación tecnológica que supuso para el cine. Gracias a un entonces innovador proceso Del Toro pudo crear una serie de tomas realmente imposibles directamente inspiradas en los videojuegos y el anime, rompiendo todas las limitaciones existentes para ofrecer la mezcla perfecta entre lo samurái, la fantasía, el terror, la acción y el cine de entretenimiento made in USA. También hay que tener en cuenta probablemente sea la película que más riesgos había tomado en cuanto a adaptaciones de cómic, reinventando totalmente al personaje y ampliando un mundo sin el cual posiblemente hoy no estaríamos hablando del MCU.

‘Blade II’ es una película de acción ante todo, y del Toro se asegura de que el espectador vea recompensado cada céntimo de la entrada. Pero lo que hace realmente nos hace disfrutar con la existencia de ‘Blade II’ es que realmente puede verse como una venganza contra Dimension tras haber masacrado ‘Mimic’. Ambas películas tienen numerosos puntos en común (razas híbridas, sótanos húmedos, el aspecto de las criaturas, su atmósfera), así que es lícito ver en ella esa especie de réplica. Hay que estar agradecidos a New Line por la confianza en un cineasta que despegó aquí y que nos ha dejado horas de entretenimiento (y algún peñazo, todo hay que decirlo) y que ha mantenido desde entonces una carrera coherente y reconocida.


La noticia

‘Blade II’: la mejor adaptación del personaje de Marvel sigue siendo la gran película de Guillermo Del Toro

fue publicada originalmente en

Espinof

por
Kiko Vega

.