Así es el Apple M1, el primero de una estirpe de procesadores con los que Apple plantea un salto radical para sus Mac

La transición de Apple y sus Mac ha comenzado, y lo ha hecho con un nuevo chip, el Apple M1. Este será el primero de una familia de chips que se irán integrando en los equipos de Apple en el futuro, y que plantea cambios notables respecto a los procesadores de Intel que se usaban hasta ahora en sus portátiles y equipos de sobremesa.

El Apple M1 es según Apple un procesador que proporciona «un salto gigante» en el ámbito del rendimiento por vatio. Fabricado con tecnología de 5 nanómetros, este chip con 16.000 millones de transistores será el corazón de los primeros Mac que dan ese importante salto a la arquitectura ARM.


Ocho núcleos para dominarlos a todos

En Apple explicaban cómo muchos de los componentes de la placa base de sus MacBook o sus iMac quedan ahora condensados en este nuevo SoC que gracias a ese proceso litográfico de 5 nanómetros permite integrarlo todo en esa die.

Dsvg2

En Apple hablaron de cómo en el diseño de este procesador han hecho uso de una arquitectura unificada de memoria con un alto ancho de banda y una baja latencia. Esa arquitectura permite que los distintos elementos del equipo tengan acceso a ese componente crucial para que todo tipo de procesos se ejecuten a la perfección.

Cpu

Estos Apple M1 contarán con ocho núcleos, cuatro de los cuales son «de alta eficiencia» y otros cuatro «de alto rendimiento». Los cuatro núcleos más eficientes parecen ser también bastante potentes, y aunque no indicaron detalles de la comparación, sí revelaron que son tan potentes como los actuales procesadores dual-core de los MacBook Air.

Más rendimiento por vatio que nunca

El rendimiento por vatio es la métrica a la que más han hecho referencia en esa presentación de los Apple M1. En sus análsiis internos, el rendimiento por vatio del Apple M1 deja muy atrás a los últimos chips disponibles para portátiles, aunque en ninguna de esas gráficas se especificaba con qué procesadores se había hecho esa comparación.

Image 9

Para Apple las mejoras en rendimiento por vatio habían sido marginales en la arquitectura x86 en los últimos años, y afirmaban que sus nuevos chips ofrecen el doble de rendimiento que los chips para portátiles tradicionales más potentes, y lo hacen además con un consumo que es un tercio del de esos chips.

La promesa de Apple es enorme: conseguir un procesador para portátil que es dos veces más potente a una fracción de consumo garantiza que podremos hacer más y mejor todo lo que hacemos en un ordenador y además alargar la autonomía de la batería.

Image 10

El Apple M1 promete rendimientos de 2,6 TFLOPS, un rendimiento realmente notable que será interesante comparar con procesadores Intel y AMD de última generación. Aquí Apple afirmaba que el M1 hace que los equipos que lo usan sean «más rápidos que el 98% de los portátiles que se venden hoy en día«.

A esas mejoras en computación de propósito general se les unen sus mejoras en el área del aprendizaje automático (machine learning) gracias al Neural Engine integrado con 16 núcleos y capaz de procesar 11 billones de operaciones por segundo.

Image 8

La GPU también forma parte de esa renovación total: cuenta con ocho núcleos y la califican como «el procesador gráfico más avanzado que hemos creado jamás«, aunque sin dar demasiados detalles sobre el rendimiento que podemos esperar en juegos.

Este procesador contará además con motores de decodificación hardware de contenidos multimedia y, algo importante, soporte para Thunderbolt 4 y USB 4, algo que garantiza qué tipo de puertos nos encontraremos en los nuevos Mac.


La noticia

Así es el Apple M1, el primero de una estirpe de procesadores con los que Apple plantea un salto radical para sus Mac

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Pastor

.