‘Archenemy’: un giro de tuerca a las historias de superhéroes y los multiversos que no exprime a fondo sus estimulantes ideas

El estreno de ‘Daniel no es real’ hizo que muchos sintiéramos curiosidad por ver cómo sería el siguiente trabajo de Adam Egypt Mortimer. La película en cuestión era solamente su segundo trabajo tras las cámaras, pero en ella ya daba motivos suficientes como para confiar en que podía darnos grandes cosas en el futuro. A fin de cuentas, con ‘Daniel no es real’ se marcó una de las mejores cintas de terror de los últimos años.

Finalmente se decantó por ‘Archenemy’, un relato de superhéroes conectado con su anterior largometraje hasta el punto de que ya ha dejado caer que habrá un crossover en el futuro para completar lo que él mismo ha definido como trilogía del Vórtex. Está por ver qué sale de ahí, pero ahora lo que nos importa es que su tercera película maneja ideas muy estimulantes pero sin terminar de dar con la chispa necesaria para jugar en la misma liga que su anterior largometraje.

Con un estilo reconocible

Lo primero que llama la atención de ‘Archenemy’ es que el planteamiento estético nos deja claro quién está tras las cámaras, desde la forma de presentarnos esa ciudad decante en la que transcurre la acción hasta el uso de los colores en esas escenas de animación que probablemente se utilizaran para esquivar las limitaciones presupuestarias a la hora de abordar los orígenes de su protagonista.

No obstante, también sirven para jugar durante un tiempo con la duda sobre si realmente es un superhéroe de otro mundo atrapado en la Tierra o un pobre diablo que se lo ha inventado todo. Y es que, al igual que en ‘Daniel no es real’, se usan conceptos muy ambiciosos pero limitados a espacios muy concretos. Mortimer parece más interesado en los microcosmos y cómo esas ideas mucho más amplias afectan a un grupo muy reducido de personajes, buscando así una intensidad con la que atrapar al público e ir definiendo el inevitable futuro de sus protagonistas.

Y es que en ‘Archenemy’ también sobrevuela ese aire de fatalidad de su anterior trabajo, algo que Mortimer refuerza a través de una lograda ambientación sonora y musical, quizá el punto en el que ambas películas encierran mayores similitudes. Todo eso aplicado a una historia de orígenes de un superhéroe, un punto de partida en principio destinado a escenarios y situaciones más inabarcables que pongan a prueba al personaje interpretado con mucha solvencia por Joe Manganiello.

Grandes ideas con una ejecución mejorable

Escena Archenemy

De hecho, Mortimer aquí prefiere incidir más en el bajón que sufre a todos los niveles su protagonista por tener que enfrentarse a una situación que escapa a su control cuando está precisamente acostumbrado a todo lo contrario. Eso lleva a que Mortimer se centre más en situaciones que se sienten quizá un tanto mundanas relacionadas con la psicología de los personajes en lugar de explorar a fondo el jugoso concepto de los multiversos.

Por ahí entiendo a aquellos espectadores que sientan cierta frustración por el camino elegido por Mortimer, sobre todo porque cuando llega la hora de poner todas las cartas encima de la mesa en su tramo final, ya que hasta entonces sí que uno puede sentir que ha mareado un poco la perdiz, pero siempre vinculadas a la falta de certeza absoluta sobre lo que sucede. A mí lo que no me termina de convencer es la forma de plantear la resolución, buscando conseguir esa intensidad a la que aludía antes pero sin terminar de saber cómo concretar de forma satisfactoria el mensaje que busca transmitir.

Archenemy [Blu-ray]

Archenemy [Blu-ray]

Eso lleva a que por un lado tengamos un empaque técnico y visual idóneo para resaltar lo que al menos parece buscar ‘Archenemy’, pero un laste proveniente del guion a la hora de concretar algo que suena mucho mejor como idea que lo que acabamos viendo en pantalla. En lugar de ser un gran clímax, es un final que ni siquiera un entregado Manganiello, también productor de la película, logra hacer que fluya con naturalidad. Y ahí poco importa como lo “disfraces” si se siente un tanto forzado. De hecho, funciona mejor por lo que podría hacerse a partir de lo que propone que por lo que realmente muestra.

En resumidas cuentas

Archenemy

‘Archenemy’ se queda en un extraño punto intermedio entre una refrescante visión de las historias de superhéroes y la oportunidad perdida de hacer algo realmente grande dentro de ese tipo de cine. Formalmente encaja muy bien con el anterior trabajo de Mortimer, pero queda la sensación de que no ha terminado de cocer las ideas igual de bien que en su predecesora. Pese a todo, merece la pena echarle un vistazo, y ahora lo tenéis más fácil, pues este lunes 12 de abril tiene lugar su estreno en Movistar+.


La noticia

‘Archenemy’: un giro de tuerca a las historias de superhéroes y los multiversos que no exprime a fondo sus estimulantes ideas

fue publicada originalmente en

Espinof

por
Mikel Zorrilla

.