‘Alba’: Elena Rivera eleva una correcta versión española de ‘Fatmagül’ en Atresplayer que potencia el dramatismo

La llegada hace tres años de ‘Fatmagül’ a la televisión española supuso un movimiento arriesgado por partida doble. Por un lado era una apuesta por un tipo de ficción, la turca, inédito en nuestro país. Por el otro, la serie estaba retratando algo que era de candente actualidad en ese momento debido a que su estreno coincidía con la sentencia hacia la manada.

La jugada funcionó y la serie se volvió en el primer fenómeno turco en España. No es de extrañar que Atresmedia decidiese realizarAlba‘, serie que preestrena hoy en ATRESPlayer Premium antes de su paso por Antena 3 y que coge los elementos claves de la ficción otomana para crear una versión nueva y diferente.

Una violación múltiple que arranca la serie

Elena Rivera protagoniza la ficción como Alba, una joven chica que vuelve a su casa al terminar el curso para sus merecidas vacaciones. De Madrid se lleva un novio (Eric Masip), vecino suyo en el pueblo. Una mañana la joven se despierta en la playa tras una noche de fiesta de la que no recuerda nada, pronto se da cuenta de que la han violado y que han sido varios los perpetradores.

Junto a Rivera y Masip, el reparto de la serie está formado por Álvaro Rico,
Adriana Ozores, Pol Hermoso, Jason Fernández, Beatriz Segura, Miquel Fernández, Jorge Silvestre, Ana Wagener, Tito Valverde, Pepa Gracia, Caterina Mengs, Candela Cruz, Antonio Gil, Jordi Ballester, Luis Iglesia, Franky Martín y Mario Santos.

Una de las cosas de las que nos hablaba el equipo de la serie en la promoción es que esto no es ‘Fatmagül’ y, por tanto, al tratarse de una cultura distinta a la nuestra no podían seguir las ideas al pie de la letra. Sí que conservan esa premisa y esa lucha por la cultura del silencio ante el estatus de familia rica e influyente de los perpetradores del crimen.

Un retrato algo básico de protagonistas y antagonistas

Alba 3

En este sentido el guion coordinado por Ignasi Rubio y Carlos Martín, de algún modo decide plantar claramente el antagonismo. Lejos de presentar a sus personajes más ambiguamente o, al menos, arrojar una luz para que simpaticemos con unos y otros, hay cierta planicie en sus retratos que hace que la primera impresión con el clan Entrerríos no sea demasiado positiva.

Aviso que habiendo visto solo el primer episodio (el único facilitado para la prensa) es difícil valorar si a partir de ahí van a ponerle capas a los personajes o si se van a quedar en algo básico. En el fondo estamos ante la historia de unos chavales pijos, no demasiado distintos a lo que nos encontramos en cualquier noche de fiesta, que cometen una auténtica barbaridad.

Ahí creo que las capas van a venir en forma de giros dramáticos más que en explorar qué pasa por la cabeza de violadores y violada y las consecuencias de la barbarie. En el primer episodio no solo partimos de esta violación, sino que además se nos presentan tramas empresariales, rivalidades y otras tragedias.

Habiendo visto en estos últimos años series como ‘Creedme‘, ‘La infamia‘ y exploraciones de la complejidad del consentimiento sexual en ‘Podría destruirte‘, ‘Alba’ parece quedarse, al menos en principio, en la superficie. El caso es que, si ignoras los momentos inspiracionales —son habituales frases tipo «no se puede vivir con miedo»—, la serie funciona. Creo que más allá de que sea algo coja en su desarrollo nos encontramos con una ficción convencional que, sin duda, atrapará al espectador de este tipo de series.


La noticia

‘Alba’: Elena Rivera eleva una correcta versión española de ‘Fatmagül’ en Atresplayer que potencia el dramatismo

fue publicada originalmente en

Espinof

por
Albertini

.