¿Adicto a las redes sociales? Aprende a limitar su uso

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera a la adicción a los videojuegos como un problema de salud mental, aunque no ha tomado la misma decisión con el uso excesivo de las redes sociales. Esto ha causado cierta preocupación entre quienes estudian el comportamiento de las personas que pasan demasiado tiempo en ellas.

Expertos como el psicólogo Mark Griffiths, profesor en la Universidad de Nottingham Trent (Reino Unido), han señalado que la adicción a las redes sociales tiene manifestaciones conductuales similares a las provocadas por adicciones químicas como el alcoholismo o el tabaquismo.

Además, los especialistas refieren que el potencial de adicción a las redes sociales no depende tanto del tiempo que se pase en ellas, sino del efecto que puede tener sobre un usuario. La clave se encuentra en el impacto que ese tiempo pueda causar en otros ámbitos de la vida de la persona.

Para aquellas personas que padecen esta adicción, es recomendable seguir los siguientes consejos:

1. Pasar algunos minutos sin tecnología. A muchas personas se les hace difícil pasar algunos minutos sin mirar una pantalla. Incluso lo hacen de forma impulsiva. Para ellos, un primer paso es destinar 15 minutos al día sin tecnología. Hay que acostumbrarse a pasar unas horas sin estar conectado. Es el primer paso para cambiar de hábito.

2. No usar el móvil como despertador. Nos permitirá reducir la ansiedad de revisar las redes sociales al momento de dormir. Además, por su propio diseño, estos aparatos incrementan la dificultad para conciliar el sueño, sostiene la periodista de Zonatech, Núria Vila. “La luz blanca que emiten los smartphones puede ocasionar dificultades para dormir. Esto se debe a que la emisión de luz en intervalos cortos reduce la hormona que regula el sueño”, apunta la especialista.

3. Responder mensajes en momentos establecidos. Deshabilitar las notificaciones automáticas o cambiar la configuración del volumen a silencio reducirá nuestra necesidad de revisar de forma constante los dispositivos. Mirar las notificaciones solo tres veces al día nos permitirá ahorrar tiempo para realizar otras actividades.

4. Establecer momentos al día sin pantallas. Es importante establecer ciertos momentos sin tecnología como, por ejemplo, durante las comidas. Otra opción es organizarse y fijar un día entero sin pantallas, a excepción de la televisión. De este modo también disfrutaremos momentos con nuestros familiares.

5. Usar un reloj de pulsera. Tal como muchas personas usan su teléfono como despertador, también lo revisan para verificar la hora de forma consciente o inconsciente. Al encender la pantalla, sienten la necesidad de revisar las notificaciones de redes sociales, correo electrónico o abrir otras aplicaciones. Usar en su lugar un reloj de pulsera reducirá el tiempo de exposición.

Otra recomendación es reducir las listas de contactos. Abandonar grupos de WhatsApp poco importantes y eliminar apps que no utilizamos nos ayudará a reducir las notificaciones.