Aclamadas en su momento pero ya olvidadas: el auténtico reto de ‘Nomadland’ y las películas de los Óscar es que las recordemos

Cuando el 16 de mayo de 1929 Douglas Fairbanks despachó en quince minutos los doce premios de la primera Gala de los Premios de la Academia, nadie imaginaba que en 2021 aún seguirían otorgándose.

Y eso que los Premios Óscar en aquel entonces eran muy diferentes: los directores se dividían entre drama y comedia, se daban dos galardones diferentes a la mejor película («Película sobresaliente» y «Mejor película única y artística», que se llevaron ‘Alas’ y ‘Amanecer’, respectivamente), los actores podían ganar la estatuilla por su filmografía anual e incluso una de las categorías (mejor escritura de intertítulos) se le dio a Joseph Farnham póstumamente, por ninguna película en particular.

Han pasado 91 años en los que 571 obras han sido nominadas a Mejor Película. Y, por supuesto, unas han pasado a la historia y otras… no tanto.

Desde el año 2009, la Academia decidió aumentar el número de potenciales ganadoras al galardón hasta un máximo de diez, pero no es algo nuevo: entre 1931 y 1943 se nominaban entre 8 y 12 películas, muchas de las cuales ni siquiera son un pie de página en la historia del cine, como ‘El doctor Arrowsmith’, ‘Soy un fugitivo’, ‘La generalita’, ‘Aquí viene la armada’, ‘Tres diablillos’, ‘La tragedia de Louis Pasteur’ o ‘Yanqui Dandi’.

Provocado, según los rumores, por la no mención de ‘El caballero oscuro‘ el año anterior, llevamos ya once años de unas nominaciones tamaño XXL. Un total de 106 películas durante una década y pico hace que, por la fuerza, muchas de ellas se hayan ido apagando y olvidando en el imaginario colectivo.

¡Y eso no tiene nada que ver con la calidad! Hay películas horrorosas de las que se sigue hablando y otras magníficas que se han perdido en el océano del tiempo. Y en esta lista, desde 2009 hasta la actualidad, hay un poco de todo: desde películas que en su día resultaron un impacto que se ha diluido con el tiempo hasta obras cuya nominación nadie comprendió entonces… y el tiempo no ha ayudado. Vamos allá con las nominadas a Mejor Película de la última década que probablemente no recuerdes.

‘The Blind Side’ (2009)

Pocas películas han sido un bombazo inesperado tan grande como ‘The blind side‘. Con 29 millones de dólares de presupuesto, levantó más de 300 en taquilla, consiguiendo relanzar la carrera de Sandra Bullock y asegurando nominaciones a mejor película y mejor actriz (que se llevó).

Blindside

Nada mal para una película que la propia Bullock se arrepintió de estar haciendo durante la segunda semana de rodaje y que se promocionó en iglesias: hasta 23.000 emitieron los sermones basados en la película y ayudaron a que fuera todo un éxito. Doce años después, puede que sea el momento de volver a valorar una película inspiracional a la vieja usanza… O de unirnos al bando de Sandra Bullock mientras estaba rodando.

‘Winter’s Bone’ (2010)

En 2010, ‘Winter’s bone‘ ganó en Sundance y copó muchas de las listas de las 10 mejores películas del año. La obra de Debra Granik, que estuvo nominada a cuatro Oscars (película, guion adaptado, mejor actriz para Jennifer Lawrence y mejor actor secundario para John Hawkes) lo tenía todo para ser un nuevo clásico moderno.

 Wintersbone

Jennifer Lawrence pasó de aparecer en papeles secundarios en sitcoms a protagonizar ‘Los juegos del hambre’ y formar parte de los ‘X-Men’, e incluso ganaría el Óscar dos años después. Pero para ‘Winter’s bone’ el paso del tiempo parece haberla destinado al olvido generalizado. Eso sí, merece la pena rescatar este drama de misterio en el que una hija intenta encontrar a su padre traficante antes de perder su casa: es emocionante, certero y cuidadísimo.

‘Tan fuerte, tan cerca’ (2011)

El cine estadounidense de los 00 estuvo marcado por el 11-S tanto como el cine de los 70 y 80 lo estuvo por la Guerra de Vietnam. Un suceso traumático que aún está cicatrizando en el país. Y con la herida a medio cerrar, en 2011 el público no quería volver a ver un drama basado en las Torres Gemelas, igual que en 2031 no querremos ver una historia sobre el COVID.

Tanfuertetancerca

Y ‘Tan fuerte, tan cerca‘ se hundió en la taquilla a pesar de tener un casting ambicioso: Sandra Bullock, Tom Hanks, Max Von Sydow, Viola Davis, Jeffrey Wright, John Goodman… Y en la dirección, el británico Stephen Daldry, tres veces nominado al premio la década anterior.

Sin embargo, en 2011 tan solo arañó la mención para mejor película y mejor actor secundario (Max Von Sydow)… Y pese a esta poca representación, causó polémica por parte de la crítica, que odiaba la película y la llegó a calificar como la peor nominada en 28 años. ¿Francamente? Ni bodrio, ni mejor película: un síntoma de su tiempo que la Academia no supo medir correctamente.

‘Philomena’ (2013)

No, no es la película basada en la nevada del pasado enero sino una película dirigida por el eterno Stephen Frears (nominado dos veces como mejor director anteriormente) y que contaba la historia de una mujer interpretada por Judi Dench en la búsqueda del hijo que dio en adopción 50 años antes.

Philomena

Fue nominada a mejor película, guion adaptado, actriz y banda sonora, pero no ayudó a que a día de hoy se recuerde un ápice. No ayuda que su paso por el resto de premios fuera solo presencial y que, aunque recaudara diez veces lo que costó, se quedara en 100 millones de dólares alrededor del mundo. ¡Ojo! ‘Philomena‘ es una película tierna y preciosa que te puede salvar una tarde, tras la que entenderás que esté sepultada en el olvido. No destaca.

‘Nebraska’ (2013)

La que sí destacó en su día fue ‘Nebraska‘, rodada en un perfecto blanco y negro y dirigida por Alexander Payne, con un casting que representa todo lo bueno que hay en Hollywood: Will Forte, Bruce Dern, June Squibb y Bob Odenkirk.

Nebraska

Su argumento era vigorizante (un hombre cree falsamente que ha ganado un millón de dólares, y su hijo le acompaña desde Montana hasta Nebraska) y el resultado final es elegante, gracioso y cumple exactamente lo que pretende. En los Oscar estuvo nominada a película, director, actor, actriz secundaria, guion original y fotografía, pero no llevarse nada le hizo daño a largo plazo. No llegó a recaudar 30 millones de dólares y ayudó al injustísimo olvido de la cinta. No lo dudéis: recuperadla.

‘El francotirador: American Sniper’ (2014)

Puede que algunos os estéis llevando las manos a la cabeza y corriendo a la sección de comentarios para decir cosas feas sobre mi familia por añadir en esta lista una película de Clint Eastwood, pero todos podemos estar más o menos de acuerdo en que ‘El francotirador: American sniper‘ no es, ni de lejos, una de sus mejores obras.

Americansniper

Más recordada por la infame secuencia en la que acunaban un muñeco en lugar de un bebé (provocado por la falta de bebés reales en plató en ese momento) que por sus logros, su olvido tanto en la historia como en la filmografía del propio director es de estos que no duelen: hizo más pupa que los Óscar se olvidaran por completo de ‘Richard Jewell‘ el año pasado.

El francotirador‘ tuvo seis nominaciones: película, actor (Bradley Cooper), guion adaptado, montaje, montaje de sonido (que se llevó) y sonido. La película, profundamente americana, se convirtió en la más exitosa de 2014 allí y en la más taquillera de la historia de Eastwood. Pero sería injusto decir que la recordamos más que ‘Los puentes de Madison’ o ‘Gran Torino’. En general, fuera del país donde las historias de la guerra de Irak eran realmente demandadas, se recuerda sin pena ni gloria.

‘Brooklyn’ (2015)

Reconozco que, al hacer esta lista, al llegar a ‘Brooklyn‘ he tenido que comprobar que esta película existió de verdad. No quedaba ni un resquicio de memoria en mi cerebro.

Brooklyn

Pero efectivamente, Nick Hornby, el autor de ‘Alta fidelidad’, adaptó la novela original de Colm Tóibin en este drama de época sobre la inmigración y el amor. Arañó nominaciones a película, actriz (Saoirse Ronan) y guion adaptado, triunfó en Sundance, copó las listas de lo mejor del año y recaudó seis veces lo que costó. Sin embargo, a día de hoy, ‘Brooklyn’ parece haber sido un espejismo. ¿Quizá sea el momento de volver a descubrirla?

‘Fences’ (2016)

La falta de diversidad racial en los Óscar había sido señalada por la propia Academia… en los monólogos iniciales. Riámonos un rato de un problema endémico que sobrevive en las raíces de nuestro país, ja, ja, ja.

Fences

La verdad es que en 2016 (y ahora) solo cuatro actores y una actriz de raza negra se han llevado el Óscar en las categorías principales, algo que se intentó compensar en las categorías secundarias: en 2016, tras el polémico «Oscars why so white?«, tres mujeres negras fueron nominadas a mejor secundaria. Entre ellas, Viola Davis, que se llevó el premio a casa y este año pudo repetir como actriz principal por ‘La madre del blues‘ (ganó Frances McDormand por ‘Nomadland‘).

‘Fences’ no era una gran película, era más bien una obra de teatro llevada a la gran pantalla por Denzel Washington, pero representaba todo lo que la Academia necesitaba demostrar en 2016: una historia potente sobre el imaginario de la gente racializada con dos actuaciones de lujo. Fue un primer paso para la Academia, que la nominó a película, actor, actriz y guion adaptado. Como lección de interpretación, una maravilla.

Como película, no tanto. Ese año, la fama eterna iba a ser para ‘Moonlight‘, que derrotó a ‘La La Land‘ de la manera más inesperada. ¿Qué pasará con el musical de Damien Chazelle tras perder aquella noche?

‘Lion’ (2016)

Nadie entendió muy bien qué hacía ‘Lion‘ compitiendo contra ‘Hell or high water’, ‘Moonlight’ o ‘Manchester frente al mar’. Era la primera película de Garth Davis (que dirigirá la próxima entrega de ‘Tron’) y contaba cómo un niño, separado de su familia en India, emprendía el camino de vuelta para reconectar con ellos.

Lion

Con un guion más de telefilm que de película, consiguió nominaciones a película, actor (Dev Patel), actriz (Nicole Kidman), guion adaptado, banda sonora y fotografía. Una película que se quedaba a medias y terminaba con un final manipulador que no conquistó a casi a nadie y que a día de hoy es recibido con un frío «ah, sí, esa» entre los amantes de los Óscar.

‘El instante más oscuro’ (2017)

La imagen de Gary Oldman vestido como Winston Churchill ha pasado al imaginario colectivo: tanto él como el equipo de maquillaje y vestuario hicieron su trabajo a la perfección, pero más allá de esa icónica silueta prácticamente nadie es capaz de recordar una sola escena de ‘El instante más oscuro‘, una consistente película de guerra en despachos dirigida por Joe Wright.

Lahoraoscura

Fue nominada a seis premios (película, actor, diseño de producción, fotografía, maquillaje y peluquería, vestuario) de los que se llevó maquillaje y actor. Aunque la película gustó en su momento, en un plazo muy rápido de tiempo ha pasado al olvido colectivo. ¿Tenía algo más destacable que la memorable caracterización de Gary Oldman?

‘El vicio del poder’ (2018)

Cuando ‘La gran apuesta‘ (‘The Big Short’) fue nominada a mejor película y encumbró a Adam McKay, antaño director de macarradas maravillosas como ‘El reportero: la leyenda de Ron Burgundy’, ‘Los otros dos’ o ‘Hermanos por pelotas’, el director trató de repetir la jugada para contar los entresijos de la política en ‘El vicio del poder‘ (‘Vice’).

Elviciodelpoder

Dick Cheney sería interpretado por Christian Bale y George W. Bush por Sam Rockwell, con Steve Carell y Amy Adams como comparsas. ‘El vicio del poder’ era una película profundamente americana que rompía la cuarta pared, hablaba del 11-S desde un punto de vista más crítico y repasaba la vida de Dick Cheney.

Aún siendo entretenida, ni emocionó en su día ni es recordada ahora… Sobre todo en España, donde los tejemanejes de la política americana parecen interesarnos más si nos los cuenta Nanísimo que si lo hace Adam McKay.

‘Le Mans ‘66’ (2019)

Sí, claro que nos acordamos todos de ‘Le Mans ‘66‘ (‘Ford v Ferrari’): hace solo un año (y pico) de la última ceremonia. Pero dentro de cinco años, aparte de los fanáticos de la Fórmula 1, ¿quién recordará esta película, tan sólida como prototípica?

Lemans66

Dirigida por James Mangold y con Matt Damon y Christian Bale como protagonistas contando una historia de superación personal deportiva en las 24 horas de LeMans de 1966, la película era la más olvidable de la mejor lista de nominadas de los últimos años: entre ‘Parásitos’, ‘El irlandés’, ‘Mujercitas’, ‘Érase una vez… en Hollywood’, ‘Jojo Rabbit’, ‘Joker’, ‘Historia de un matrimonio’ y ‘1917’, ‘Le Mans ‘66’ tenía poco que hacer.

Es divertida, con unas imágenes espectaculares, bien terminada, pero la sobresaliente calidad de su año hizo que se quedara en el olvido colectivo. La gran pregunta ahora es: ¿qué pasará con ‘Nomadland‘? ¿La recordaremos en cinco años?

En ningún caso una película olvidada es una película mala, ¡ni mucho menos! Puede servirnos para recuperar aquello que se quedó en el tintero, que no supimos apreciar o que quizá el tiempo ha dado nuevos matices. Recuperar películas es un placer. Y en muchos casos de esta lista, casi un deber.


La noticia

Aclamadas en su momento pero ya olvidadas: el auténtico reto de ‘Nomadland’ y las películas de los Óscar es que las recordemos

fue publicada originalmente en

Espinof

por
Randy Meeks

.