’30 monedas’ 1×04: un episodio clave sobrado de ambición y sorprendentes revelaciones del pasado

Llegamos al ecuador del asunto. Lo de Pedraza, lo del Vaticano. Lo del bien y el mal. Todo empieza a tener algo más de sentido. Las ‘30 monedas‘ de HBO España y Álex de la Iglesia se encuentran en mitad del peliagudo asunto demoníaco que tiene de los nervios a sus protagonistas y a los espectadores. Abróchate el cinturón porque es hora de conocer un poco mejor a alguno uno de los personajes clave de toda esta historia.

Con su habitual carga de humor negro, sus inesperadas revelaciones y la naturalidad de un reparto que se siente afortunado formando parte de un grupo en constante jugueteo (a pesar de estar contando algo muy serio y solemne en todo momento), llega la hora de la verdad a una de las grandes series nacionales del año.

Érase una vez en… Ciudad del Vaticano

30 monedas Vergara

Tras lo sucedido en el episodio 3 ha llegado el momento de echar un vistazo a las deudas pendientes de Vergara con el maligno. Y el viaje va a ser de ida y vuelta. Por supuesto, a partir de aquí habrá spoilers como camiones del episodio 4.

Nadie en su sano juicio podría esperar un episodio prácticamente en italiano de una serie española, pero afortunadamente nuestra ficción está cambiando. Hace unas semanas disfrutábamos de los diálogos de ‘Nasdrovia‘, en ruso y subtitulados en español, y ahora toca hacer lo propio con los de las desventuras de un padre Vergara muy distinto al que habíamos visto hasta ahora.

En el episodio 4, titulado ‘Recuerdos’, Vergara decide ir a Roma a enfrentarse a su doloroso pasado, en el que tuvo que elegir entre el bien y el mal. Pedirá audiencia con el Papa, pero Santoro también le espera. En Pedraza, alguien se prepara para regresar desde el mundo de los muertos. El viaje de Vergara, además, tiene lugar en dos líneas temporales distintas. Y una de ellas os dejará con el culo muy torcido.

Así, la historia, tras el prólogo más espectacular de toda la serie, se divide entre Segovia y el estado papal a un ritmo de vértigo donde no hay tiempo para el relleno: el episodio 4 de ’30 monedas’ es lo mejor que ha hecho de la Iglesia en mucho, mucho tiempo. El nuevo arco de la serie funciona como un tiro y presenta alguna de las situaciones más potentes y las imágenes más poderosas de toda la serie. Decía el otro día el director, entrevistado en ‘Los felices veinte‘, que cada episodio eran como tres películas. No va mal desencaminado, y este episodio de vital importancia lo confirma.

Vergara Mazao

Además del pasado físico y emocional de Vergara, entra en el episodio 4 un nuevo personaje absolutamente demencial, elegante, diabólico. Su relación con el Cardenal Petruccelli y su solemnidad dentro de ese cuarto numerado lleno de puertas misteriosas será recordado como uno de los grandes momentos, con los diálogos más interesantes hasta el momento y un tempo que nos devuelve a la versión del director más centrada y eficaz.

Por lo demás, un regreso inesperado que trastocará el pueblo segoviano, en especial a otro vecino con más secretos que ocultar de los que cabría esperar, además del trabajo de caracterización digital de un par de personajes (y de una armadura a la ‘Hellboy‘ que acentúa la buena forma física de uno de los protagonistas), convierten el episodio central de la serie en el más espectacular y satisfactorio de ’30 monedas’. Disfrútalo, que estas cosas no salen siempre así.


La noticia

’30 monedas’ 1×04: un episodio clave sobrado de ambición y sorprendentes revelaciones del pasado

fue publicada originalmente en

Espinof

por
Kiko Vega

.