PS Now, análisis: la sorpresa del streaming de videojuegos choca con su falta de ambición

PS Now, análisis: la sorpresa del streaming de videojuegos choca con su falta de ambición

11 años después de los acontecimientos que lo gestarían, y cinco después de que se anunciase de forma oficial, PlayStation Now ya es una realidad en España. El servicio de streaming y descarga de videojuegos de Sony llega justo a tiempo para afrontar una realidad que, al menos por el momento, promete llevar la nueva generación de consolas en esa dirección.

Siendo lo más similar que tenemos a lo que comunmente hemos denominado como Netflix de videojuegos, PlayStation Now ha aterrizado en más países con la intención de hacer frente a los planes de Xbox, Google y demás compañías en ese campo. Si lo hace en buenas condiciones o no, es algo que hemos descubierto en estos días de prueba.

La experiencia de PlayStation Now

Con un punto de partida que sin duda puede ser la nota detonante para decantarse por un servicio u otro, PlayStation Now intenta ganarse nuestra atención con cifras: más de 600 juegos por 14,99 euros al mes. El precio, sin duda uno de los aspectos más comentados de la plataforma, lucha contra los 10 euros mensuales de Xbox Game Pass (servicio de descarga de juegos aún sin opciones de streaming) con una oferta anual de 99,99 euros.

Siendo este último un servicio al que ha sido muy fácil engancharse por la facilidad a la hora de acceder a los juegos y el catálogo que propone, mi grandes dudas con PlayStation Now eran las relativas a qué ofrece exactamente y cómo eso se adapta a mis posibilidades. Sorprendentemente para la carga de sospechas que llevaba a la espalda, lo segundo ha resultado ser mucho más gratificante que lo primero.

Mis preguntas sobre el juego en streaming quedaron solventadas tan pronto pasé de la conexión vía WiFi a la del cable de red, y es que tras unos primeros minutos con un rendimiento que podría tachar más de incómodo que de injugable, los 99Mb/s que marcaban la estadísticas de conexión ethernet de PS4 convirtieron la experiencia en algo mucho más fluido y estable de lo que imaginaba. Entré como escéptico y he salido convencido de las posibilidades que puede ofrecer este sistema en un futuro próximo.

Sí necesita que, para que muchos acabemos de creérnoslo, PlayStation abrace su servicio como algo más que un simple complemento. PlayStation Now entrega lo básico tanto en catálogo como en gestión del mismo, con una aplicación que no entiende de experiencia de usuario y que incluso debe apoyarse en tutoriales para hacerte comprender qué y cómo funciona cada una de sus opciones.

Se echa en falta poder buscar mediante más opciones, como por ejemplo la separación entre los juegos aptos para streaming y los que también ofrecen descarga, la categorización por plataforma o una selección más amplia y curada de títulos por género. Pero sobre todo es inevitable querer pedirle más y mejores juegos, especialmente viniendo de Xbox Game Pass y su lanzamiento simultáneo de títulos exclusivos junto a la adopción de juegos third party con apenas tres meses de vida.

Streaming y descarga para PS4 y PC

Con un input lag que no he sabido apreciar en el juego en solitario salvo en títulos más vertiginosos como el colorido y frenético ‘Super Stardust Ultra’, el rendimiento de todos ellos en lo visual es más que notable teniendo en cuenta los procesos que corren por detrás. Apuntando a 720p en sus resoluciones, el juego se mueve a pleno rendimiento en la máquina original, se comprime para el envío, se descomprime en destino y el televisor intenta adaptar la imagen a la resolución que ofrece.

Por el camino pierde algo de vida, pero lo cierto es que ni de lejos ofrece algo realmente criticable a no ser que tengas al lado el mismo juego corriendo en nativo en otro televisor. O te pongas a contar píxeles, claro. El resultado es que, pese a que ya de antemano éramos conscientes de que jugar desde la consola siempre ofrecerá la mejor versión de cada título, la pérdida de calidad no es ni mucho menos una razón para descartar esta tecnología como opción.

Psno2

Habiendo probado PlayStation Now con cable ethernet desde PS4 y PC, y con WiFi desde una Surface, ahora veo el juego en streaming como una opción mucho más interesante que hace una semana. Ni la calidad ofrecida ni el input lag han resultado ser un problema en los dos primeros casos y, aunque no todos los juegos se disfrutan en condiciones mediante la opción WiFi con mi conexión, aquellos títulos que requieran menos portento visual y velocidad de acción pueden ser igual de disfrutables.

La descarga, por otro lado, es un sistema más que conocido por muchos de los que poseen una PS4 y, en ese sentido, funciona exactamente igual que cualquier otra compra en la tienda digital. La única particularidad es la necesidad de atarse a esos 14,99 euros mensuales para poder disfrutarlo durante más de un mes. Una vez más, la tónica habitual de otros servicios como el de los juegos de regalo de PS Plus.

Perdemos resolución para caer hasta los 720p y, por el camino, también otras ventajas como la posibilidad de disfrutar de sonido surround y quedarnos en estéreo, pero las condiciones siguen siendo mucho más estables de lo que esperaba. Sólo el servicio de colas, la necesidad de esperar a que quede un hueco libre en momentos de gran densidad de tráfico, consigue empañar lo que se postula como una grata experiencia.

Llegado ese punto el sistema te alerta del flujo de usuarios y te asigna un puesto en la cola mientras espera un hueco. Por suerte durante ese tiempo puedes dedicarte a otras cosas o seguir trasteando con la aplicación. Para calma en ese sentido (especialmente después del revuelo que se formó al respecto durante las primeras horas), sólo he tenido que batallar con él en una ocasión y, además, el proceso no duró más de un minuto.

Un servicio al que ya no le valen las migajas

Con PS Now tenemos una idea que gusta y convence, pero que Sony no ha acabado de tomarse demasiado en serio. La lentitud con la que ha llegado a países como España, Francia y Alemania es un claro ejemplo de ello, pero el abandono que parece sufrir en lo que a uso y catálogo respecta es sin duda lo más preocupante de todo.

Sí me ha servido como cajón de curiosidad y nostalgia, especialmente para rememorar títulos indies y viejas glorias de PS3 que disfruté durante horas en el pasado. La mala noticia es que el tiempo no les ha sentado demasiado bien y que, si entras en PS Now como jugador habitual de PS4, va a ser difícil encontrar propuestas que te obliguen a quedarte. Más aún si habiendo opciones como la versión mejorada para PS4 de ‘The Last of Us’, se opta aquí por la de PS3.

Inevitable tener la sensación de que este sistema apunta a otro tipo de público completamente distinto, probablemente heredado de cuando este servicio se vendía como una opción que se implementaría en televisores y teléfonos de la marca.

PS Now no es para el fan acérrimo de PlayStation que ya ha disfrutado la mayoría de sus mejores títulos, sino para el usuario que no se ha atrevido a dar el salto y que ahora, desde un PC o portátil modesto (Core i3 2.0 GHz con 2 GB de RAM), quiere enmendar ese error.

Incluso con el factor nostálgico por bandera, hay muchos más títulos que se antojan necesarios en un servicio como este, por lo que el número de más de 600 juegos se desinfla poco después de empezar a pasear por su catálogo y, por otro lado, el de los 14,99 euros acaba pesando mucho más de lo que debería.

Nos vale como puerta de entrada a un futuro prometedor, pero la falta de promoción del servicio y un plan estratégico de adquisición de licencias ponen a PS Now en una situación complicada. Más aún cuando hay otros gigantes esperando llevarse parte del pastel y parecen estar metiendo toda la carne en el asador para conseguirlo.

recommendation.header


PlayStation Now llega a España: el servicio de Sony con más de 600 juegos en streaming ya disponible para PS4 y PC


¿Por qué ya no nos conformamos con tres cámaras ni con cuatro en el móvil?


PlayStation Now confirma su llegada a España próximamente, abrirán una beta en febrero


the.news

PS Now, análisis: la sorpresa del streaming de videojuegos choca con su falta de ambición

originally.published.in



por
R. Márquez

.