Logitech G502 Lightspeed, análisis: todo lo bueno del ratón original pero mejorado y sin cables

Logitech G502 Lightspeed, análisis: todo lo bueno del ratón original pero mejorado y sin cables

Logitech presentó su nuevo periférico en Berlín por dos motivos claros: la capital alemana es uno de los núcleos de la vanguardia europea y además es la sede de la gran mayoría de los equipos de esports más importantes del Viejo Continente. El nuevo Logitech G502 Lightspeed es precisamente eso: la mejor innovación para los que quieren alcanzar el más alto nivel.

Ya desde la propia presentación, Chris Pate y Noirin Curran, dos de los artífices fundamentales de la nueva obra de la compañía, hicieron hincapié en lo importante que había sido tanto para Logitech, como para la comunidad, la llegada del ratón G502 original en 2014. En esta ocasión, todo se ha centrado en poder ofrecer un aspecto exterior idéntico al dispositivo de hace cinco años pero con un interior actualizado en donde aguarda una bestia tecnológica.

Logitech G502 Lightspeed, especificaciones técnicas

Logitech G502 Lightspeed

DIMENSIONES Y PESO

132x75x40, 114 gramos + 16 gramos con pesas adicionales

DPI

100-16.000

BATERÍA

Iluminación predeterminada: hasta 48 horas / Sin iluminación: hasta 60 horas

CARGA

5 minutos en USB 2.0 equivale a 2,5 horas de juego

VELOCIDAD DE RESPUESTA INALÁMBRICA

1.000 Hz (1 ms)

MICROPROCESADOR

ARM de 32 bits

SEGUIMIENTO

Sensor: HERO

DURABILIDAD

Pies de PTFE: Recorrido de 250 km3

PRECIO

Desde 155 euros

Logitech G502 LIGHTSPEED Ratón inalámbrico para gaming (RGB LIGHTSYNC, 16.000 dpi, 11 botones programables, para ordenador PC portátil, 6 pesas ajustables, sensor HERO de próxima generación), negro

Logitech G502 LIGHTSPEED Ratón inalámbrico para gaming (RGB LIGHTSYNC, 16.000 dpi, 11 botones programables, para ordenador PC portátil, 6 pesas ajustables, sensor HERO de próxima generación), negro

Cuando todo funciona

Por supuesto, el mero hecho de tener que integrar una conexión inalámbrica ha hecho que los ingenieros de la marca hayan tenido que devanarse los sesos para poder encajar todas las piezas que antes no estaban. Todo ello sin sacrificar la posibilidad del personalizar el peso de cada terminal en varios gramos –a través de unas pequeñas piezas, similares a las del original- para que cada usuario escoja la configuración que más le guste.

En la parte interna, el G502 Lightspeed cuenta con el sensor Hero 16K, diseñado específicamente por Logitech para este ratón. Durante la presentación explicaron que se vieron obligados a investigar por su cuenta ya que los sensores de gama alta consumían demasiado, propiciando una bajada irremediable en la autonomía del dispositivo. Según los diseñadores, este Hero 16K consume hasta 10 veces menos que otros similares, lo que permite que el dispositivo pueda –con la misma batería- durar más tiempo.

Además, una de las funcionalidades de este ratón es la posibilidad de cargarlo de forma inalámbrica gracias a una pieza imantada situada en la parte inferior del G502 Lightspeed, algo similar a lo que ya se vio en 2017 con otros periféricos de Logitech. Desgraciadamente, solo funciona con Powerplay, la alfombrilla de la marca que lleva unos años en el mercado, al igual que otro ratones de la marca como el G903 y el G703.

Logitech G502 Lightspeed 3

Lo que más sorprende del G502 Lightspeed es que realmente se trata de la versión sin cables del original sin haber tenido que renunciar a nada en ningún apartado. Estéticamente se trata de un ratón que cuenta con todos y cada uno de los botones, hasta 11 configurables, en la misma disposición que uno de las joyas de la compañía. Se mantiene incluso la posibilidad de tener la rueda central suelta o más estática.

Desde el poder distribuir el peso que el jugador desee: sin ninguno añadido, hasta colocar cuatro pesos de dos gramos cada uno levantando, con mucha facilidad, la tapa inferior imantada; pasando por dos más de cuatro gramos en la base del logotipo de la marca. El peso máximo oficial está en torno a los 114 gramos, más los 16 que se pueden añadir, aunque no es necesario colocarlos todos. Este apartado es algo que depende de forma casi exclusiva de cada usuario y se agradece contar con la posibilidad de modificarlo al gusto.

Dentro de esta facilidad también encontramos la instalación del dispositivo. El sistema es muy sencillo: introducimos el cable USB que viene en la caja en el pen drive, que tiene en el otro extremo el adaptador; el cable USB lo colocamos en el ordenador y descargamos el software para poder controlar el G502 Lightspeed. Ya está. Sin complicaciones, sin comerse la cabeza. El rango es muy amplio y funciona perfectamente a varios metros de distancia.

Lo mejor para los mejores

Una vez presentado el ratón, los allí presentes tuvimos la oportunidad de probarlo en League of Legends. La primera vez que lo coges, incluso si nunca has tocado uno, es inevitable no quedar prendado de cómo se adapta el pulgar derecho a la superficie ideada para su apoyo. Los allí presentes lo destacaban como una de sus principales cualidades y tras varios días de uso es algo que nunca deja de pasar desapercibido. El único problema reside en que, cuando te acostumbras, al resto de periféricos les falta algo similar.

Desde el programa donde gestionamos el periférico se puede eliminar todo rastro de luces led

Además, con la carga inalámbrica buscaban atar todo el conjunto: ratón y alfombrilla, con la premisa de que de esta manera el jugador no solo no iba a encontrar nada raro gracias a su practicamente nula latencia (1 ms), sino que tampoco se quedaría sin batería en medio de una refriega. Si buscamos prolongar más su batería, desde el programa donde gestionamos el periférico se puede eliminar todo rastro de luces led.

No obstante, la experiencia de uso con la autonomía propia del terminal es excelente y se carga por completo en poco más de una hora. Incluso entonces, mientras se carga, podemos seguir utilizándolo como un ratón con cable normal y corriente. Aunque, evidentemente, el gran atractivo del G502 Lightspeed es poder sacarle todas sus posibilidades sin tener que depender de esas ataduras.

En cuanto al diseño, la disposición de los botones es óptima, quizás para una mano pequeña el botón que automáticamente baja los DPIs a 400 -para una mejor precisión- queda unos milímetros alejado, sin embargo estirando un poco el pulgar se puede alcanzar con la zona superior. No obstante, no supone algo diferencial ni determinante.

Logitech G502 Lightspeed 2

Hablando de DPIs y sensibilidades, existen dos botones pegados al clic izquierdo con el que se puede modificar el número en función de lo que desee el usuario. Con el programa para gestionar el G502 Lightspeed, se puede configurar y guardar hasta cinco diferentes –entre 100 y 16.000- para todo tipo de usuarios y su capacidad para aguantar los movimientos de cámara más extremos.

Lo único que se podría echar en falta es que el propio programa no avisa al jugador de cuándo ha cambiado de DPIs. No es que sean botones que se pueden pulsar a la ligera, pero hay softwares de otras marcas –por ejemplo HyperX– que avisan con un marcador a la derecha de en qué sensibilidad se encuentran en ese momento el ratón, algo que resultaría sencillo de implementar (al menos a priori) y podría ser de gran ayuda a jugadores menos experimentados.

Sobre el terreno de juego

Como hemos mencionado, en un principio se pudo probar el ratón sobre League of Legends, pero mi incapacidad para los MOBA y mi predilección para el género shooter a la hora de determinar mi opinión final sobre un ratón me hicieron probarlo en diversos ambientes a ver cómo respondía.

Empezando desde abajo, pero con una gran exigencia de movimientos, Devil Daggers –un juego con estética y dificultad ochentera- puso a prueba el G502 Lightspeed. El juego es simple: sobrevive todo lo que puedas en un espacio pequeño matando calaveras flotantes y demás bichos del inframundo. Tras las pruebas iniciales, lo primero que noté fue que la respuesta no solo era perfecta –sin rastro alguno de latencia, al menos perceptible- sino que la posibilidad de jugar sin cables era algo que nunca había valorado suficiente.

Sin ser un fanático de lo inalámbrico, con los ratones con cable tenía la necesidad de que no hubiera ningún momento en la que pudiera encontrarme jugando y el periférico empezase a tirar en dirección opuesta. Para ello realizaba un simple gesto: levantar el periférico y arrastrarlo hacia a mí para poder contar con ese cable extra que dejase mi conciencia tranquila. Para mi sorpresa, me he encontrado un par de veces imitando ese mismo movimiento solo por puro hábito y todas y cada una de ellas me he descubierto mirando al G502 Lightspeed considerando lo absurdo que he parecido todos estos años. Y estoy seguro de que me volverá a pasar.

Logitech G502 Lightspeed 4

Una vez probado Devil Daggers, con récord personal incluido, pasé a otros más conocidos como Overwatch, Battlefield 5 o el ineludible Fortnite. Sobre el hero shooter de Blizzard, el G502 Lightspeed se comporta a la perfección y además se agradece mucho el poder acceder rápidamente a un cambio de DPIs que funciona de forma precisa en el momento indicado.

Para el fastuoso espectáculo de luces de DICE, el poder contar con un par de botones configurables se antoja imprescindible; también para un Fortnite que ahora te obliga a contar con un máster en construcciones kilométricas en centésimas de segundo si no quieres ser humillado a las primeras de cambio. Aunque tampoco esperes una victoria royale si hasta entonces tu sueño era alcanzar el top 10.

Logitech G502 Lightspeed, la opinión de Xataka

El Logitech G502 Lightspeed cumple con todo lo que promete: es el mismo de siempre con la versatilidad de un ratón sin cables, se instala de manera sencilla, se adapta con una facilidad aún mayor y cuenta con una autonomía muy prolongada. En definitiva, se trata de un producto sobresaliente de gama alta para jugadores de videojuegos que no quieren perder nada con el salto a lo inalámbrico. El futuro es esto, mejor dicho, el presente es esto, y el futuro cuenta con una base inmejorable de la que partir.

Logitech G502 LIGHTSPEED Ratón inalámbrico para gaming (RGB LIGHTSYNC, 16.000 dpi, 11 botones programables, para ordenador PC portátil, 6 pesas ajustables, sensor HERO de próxima generación), negro

Logitech G502 LIGHTSPEED Ratón inalámbrico para gaming (RGB LIGHTSYNC, 16.000 dpi, 11 botones programables, para ordenador PC portátil, 6 pesas ajustables, sensor HERO de próxima generación), negro

También te recomendamos


Samsung Galaxy Watch, análisis: Samsung hace los deberes y nos trae su smartwatch más versátil hasta la fecha


Xiaomi Mi 8 Pro, análisis: Xiaomi deja para el final del año su mejor buque insignia


Google Pixel 3 XL, análisis tras un mes de uso: da una lección en fotografía, la necesita en diseño


La noticia

Logitech G502 Lightspeed, análisis: todo lo bueno del ratón original pero mejorado y sin cables

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Juan Garro

.