La hidroterapia y su poder de relajación

hidroterapia

Diversos estudios han demostrado que la utilización de bañeras de hidromasaje suponen una gran herramienta para combatir el estrés.

Para lograr una buena conciliación del sueño y un obtener un descanso óptimo durante la noche, una de las mejores terapias es proporcionarnos un baño de chorros a presión. La explicación de esta relajación se debe a la liberación de endorfinas que se producen durante la presión en nuestro cuerpo. Esto nos lleva a experimentar una sensación de relax inmediata.

Algunas dolencias como las cefaleas, artrosis o lumbalgias suelen mejorar de una forma drástica en pocos minutos tras sumegirte en un jacuzzi con agua templada. El adentrarnos en la bañera con agua caliente también tiene una acción de mayor higiene personal y destruye todos los gérmenes a los que nos exponemos diariamente.

Estos baños actúan como descongestionante ya que el vapor hidrata las vías respiratorias. Por tanto, funcionan muy bien en casos de resfriados y gripes.

Otro de los beneficios demostrados en diversos estudios es que contribuyen a disminuir los niveles de azúcar en sangre, por lo que resultan verdaderamente beneficiosos para los diabéticos. Realizar baños de agua caliente de unos 20 a 30 minutos durante tres semanas, demostró la reducción de los niveles de glucosa en al menos un 12%.

Es muy beneficioso el baño un hidromasaje para mejorar la circulación. Problemas tales como las varices, las hemorroides, reuma o pies fríos que se dan en el hipotiroidismo, también son aliviados con esta terapia.

Además, este tipo de baños evita que la sangre se coagule, y esto es muy interesante para personas que padezcan de cardiopatías o neuropatías específicas.

Por último es muy importante el gran efecto de revitalización y estimulación del sistema inmunitario que tanto necesitamos que esté lo más activo posible.

Beneficios estéticos asociados al hidromasaje 

Entre los beneficios estéticos, podemos destacar que el hidromasaje activa el sistema linfático que consigue drenar los líquidos acumulados.

Actúa sobre la tan odiosa celulitis con un uso continuado. La piel queda más tonificada y tersa y contribuye a realzar la silueta en combinación.

También supone una gran ayuda para los problemas de dermatitis atópica, psoriasis y mejora la hidratación de la piel.

Solo tienes que darle la orientación adecuada en cada caso y para una mayor potenciación de los efectos puedes añadir los aceites esenciales que se requieran en cada uso. Es más, estos aceites pueden contribuir a una aromaterapia estupenda para una relajación total.

Si utilizas ozono o sales terapéuticas en tu bañera de hidromasaje será un extra que hará de tu baño toda una experiencia saludable y exquisita.

Hidroterapia después de practicas deporte

Aparte de los beneficios para la salud y estéticos, estos baños son deliciosos una vez acabada nuestra sesión de deporte. Tras una leve molestia, una contusión o una contractura muscular, no hay nada de más alivio que un baño en jacuzzi.

La acción anti-fatiga del masaje con agua caliente, es además de placentero beneficioso para recuperarnos de cualquier pequeño achaque deportivo. La energía de nuestro cuerpo vuelve a fluir gracias a el trato tan amable que nos brinda este tratamiento de hidroterapia.

Ventajas del hidromasaje para el insonmio 

El no poder mantener o conciliar el sueño es un problema actual cada vez mayor. El tener o no un descanso pleno, juega un papel muy importante en nuestra vida diaria y en nuestra salud. Por esto es muy importante conseguir descansar el tiempo que corresponde de una forma adecuada.

Un hidromasaje antes de ir a dormir será el aliado perfecto para que la circulación arterial se estabilice, liberar la tensión acumulada y olvidar cualquier problema que nos ronde por la mente.

A cualquier persona nos gusta que nos mimen y que nos cuiden, y esto es lo que mejor sabe hacer un jacuzzi.

Si tienes uno aprovecha todas estas ventajas, y si no, merece la pena disponer de uno, por salud, por el encanto que le aporta a nuestro hogar y por el puro placer de relajarte cada vez que lo necesites.