El Xiaomi Mi 10 y la herencia del teléfono chollo: sigue siéndolo, pero un poquito menos que antes (y la culpa es de las redes 5G)

El Xiaomi Mi 10 y la herencia del teléfono chollo: sigue siéndolo, pero un poquito menos que antes (y la culpa es de las redes 5G)

Cuando Xiaomi inició la saga de los Xiaomi Mi lo hizo con una apuesta sencilla pero aplastante: especificaciones de gama alta a precios de gama media (o ni eso). De repente los usuarios podían acceder al mismo hardware que proponían los grandes fabricantes, pero a precios que a menudo eran menos de la mitad de lo que costaban móviles con fichas técnicas muy similares de los Samsung, Sony o LG de cada temporada.

Eso le valió a Xiaomi para ganarse una reputación merecida como verdadera reina de los teléfonos chollo. Tanto es así que de esa estrategia han nacido familias de éxito como los Poco y competidores que ahora se lo ponen difícil como Realme. El Xiaomi Mi 10 no obstante ha confirmado algo que venimos viendo desde hace tiempo: Xiaomi sigue haciendo teléfonos chollo, sí, pero cada año el chollo lo es un poco menos.


Difícil competir con Xiaomi en precio/prestaciones

Los datos son claros si nos fijamos en los últimos grandes protagonistas de Xiaomi, los terminales de su familia Mi que han ido apareciendo en el mercado en los últimos años.

Cuando El Xiaomi Mi 6 apareció en el mercado pronto se convirtió en uno de los grandes éxitos de quienes buscaban una excelente relación precio/prestaciones. Pocos fabricantes y pocos modelos podían competir con dicho terminal, y la historia se repetía año tras año.

Se repitió desde luego con los Mi 8, también con los Mi 9 y desde luego con los Mi 10: era difícil encontrar un móvil con igual o mejor hoja de especificaciones en el mercado y precio más competitivo, pero en los últimos tiempos Xiaomi ha ido acercándose un poco más a los grandes en precio sin que haya habido diferencias notables en su propuesta esencial.

De hecho es difícil ponerle peros al esa filosofía del fabricante chino, que además cuenta con una comunidad de usuarios envidiable que se ha convertido en una de las grandes fortalezas de su ecosistema.

Los precios cambian, la filosofía no

Y sin embargo, en los últimos tiempos hemos visto cómo esas apuestas de Xiaomi han ido subiendo progresivamente de precio: de los 2.899 del Mi 6 (6 GB de RAM, 128 GB de capacidad) hemos pasado a los 3.999 del Xiaomi Mi 10 (8 GB de RAM, 128 GB de capacidad).

El salto es sensible de una generación a otra, pero ha sido este año el que ese precio ha subido de forma más acusada. Esa singular subida se debe en buena parte a la integración del soporte 5G, algo que también hemos notado en el Galaxy S20 que se presentó hace un par de días: su versión «estándar» de 128 GB cuesta 909 euros: la que cuenta con soporte 5G cuesta exactamente 100 euros más, 1.009 euros.

Lo mismo ha ocurrido con los Xiaomi 10 Pro. La versión de 12 GB de RAM y 256 GB de capacidad tendrán un precio de 5.499 yuanes en China, mientras que los Xiaomi Mi 9 Pro 5G con 12 GB de RAM y 256 GB de capacidad costaban 4.099 yuanes cuando se lanzaron: el incremento de precio es notable: nada menos que un 34%. Aquí la excusa del soporte 5G no existe: ambos cuentan con dicho soporte.

Lu Weibing, máximo responsable de la división Redmi de Xiaomi, explicaba en Weibo las razones de esa diferencia en precio, aunque se centraba en el Mi 10 con respecto al Mi 9. Sus argumentos incluían la citada inclusión del soporte 5G, un nuevo tipo de pantalla, las nuevas cámaras y el coste de dar el salto a módulos de memoria LPDDR5.

Todos desde luego son cambios apreciables, pero otros fabricantes han hecho en los últimos años también mejoras incrementales y el precio se ha mantenido más o menos igual en muchos casos. En algunos, de hecho, ha descendido, y si dejamos a un lado los rangos de precio en los que se mueve cada fabricante con sus respectivos móviles de gama alta, los datos son interesantes:

  • Samsung: los Galaxy S9 de 64 GB costaban 849 euros en su lanzamiento, mientras que los S10 y los S20 de 128 GB (doble de capacidad) han repetido precio, 909 euros.
  • OnePlus: el fabricante lanzó los OnePlus 6 de 8 GB de RAM y 128 GB de capacidad a 569 euros. Los OnePlus 6T con esas opciones costaron 579 euros, mientras que los OnePlus 7 pasaron a valer 609 euros. Esa subida se relajó con los 7T, que con esa misma RAM y capacidad costaban 599 euros en su lanzamiento.
  • Apple: los iPhone X de 64 GB costaban 1.159 euros cuando se lanzaron. Estos móviles estrella de Apple han sido sucedidos por los iPhone Xs Max de 64 GB (1.259 euros) y, hace pocos meses, por los iPhone 11 Pro Max (1.259 euros). Se trata de modelos que cuentan con diagonales de pantalla bastante más grandes (hemos pasado de las 5,8 a las 6,5 pulgadas), algo que suele ser uno de los argumentos clásicos de los fabricantes a la hora de subir precios.

Eso hace que sea fácil debatir sobre la decisión de Xiaomi de ponerle esa etiqueta de precio al Mi 10, y nos preguntamos qué hubiera pasado si la firma hubiera sacado un modelo «solo 4G» como ha hecho —creemos que con muy buen criterio— Samsung. Hoy en día un terminal 4G sigue siendo válido para todo tipo de escenarios, y es difícil que esta realidad no siga siéndolo dentro de dos e incluso tres años.

Quizás acabemos viendo un Mi 10 sin 5G que nos saque de dudas, pero lo que parece claro es que Xiaomi ha modificado sus precios de forma sensiblemente distinta a como lo han hecho otros fabricantes del mercado en los últimos años. La firma sigue ofreciendo móviles excepcionales en precio/prestaciones, pero esa relación es hoy un poquito más débil de lo habitual.


La noticia

El Xiaomi Mi 10 y la herencia del teléfono chollo: sigue siéndolo, pero un poquito menos que antes (y la culpa es de las redes 5G)

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Pastor

.