El gran reto de los próximos Juegos Olímpicos: cuando el uso de avances tecnológicos en el deporte empieza a ser «doping»

Al atravesar la meta de la maratón, en Viena, el atleta keniano Eliud Kipchoge regaló a sus seguidores una frase proverbial, de esas que podrían figurar en una novela de Paulo Coelho, un manual de autoayuda o el encabezado de un diario de Mr. Wonderful: «El ser humano no tiene límites». Kipchoge sabe de lo 

Sigue leyendo…